Reyerta mortal en Écija

La Policía detiene a cuatro personas por el tiroteo en Écija que acabó con un muerto

  • Los cuatro implicados, todos de la misma familia y entre los que se encuentra el presunto autor del crimen, han pasado a disposición del juzgado de la localidad sevillana

Tiroteo mortal en Écija Tiroteo mortal en Écija

Tiroteo mortal en Écija / Víctor Rodríguez

La Policía Nacional ha detenido finalmente a cuatro personas, todas ellas de la misma familia, por el tiroteo mortal en Écija que se saldó con una persona fallecida.

Los cuatro arrestados, entre los que se encuentra el presunto autor del crimen, han sido puestos a las 09:30 horas de este jueves a disposición del juez de Écija que investiga lo ocurrido y que ahora, tras tomarles declaración a los sospechosos, deberá decidir sobre su situación personal, según han confirmado fuentes policiales.

El contrabando de tabaco, detrás del tiroteo de Écija

La Policía Nacional investiga si la reyerta en la que falleció una persona se debió a un ajuste de cuentas derivado de una operación de contrabando de tabaco que enfrentó a dos clanes familiares, hechos por los que la Policía ha puesto a disposición del juez a cuatro personas, todas de la misma familia, entre ellas un padre y un hijo, de los cuales éste último es el presunto autor material del crimen de un varón de 44 años. 

En el curso de la operación, la Policía intervino además un arma de fuego, una escopeta, que está siendo analizada para ver si es el arma homicida, mientras que el juzgado de Écija que investiga el suceso decretó el secreto de sumario. 

Uno de los detenidos se entregó durante la noche del lunes en la Comisaría de Écija.

La víctima, de 44 años, fue uno de los participantes en la pelea multitudinaria que enfrentó a dos clanes en una zona conocida como urbanización de Cuesta Blanca.

La pelea dio también como resultado que varias personas implicadas en ella resultaran con heridas leves. El herido más grave falleció finalmente en el hospital astigitano.

La Policía Nacional desplegó varias patrullas policiales en el municipio para prevenir incidentes después de que decenas de personas, tanto familiares del fallecido como de los heridos, se concentraran en el hospital de la localidad.

La Delegación del Gobierno envió más policías a Écija, en concreto un subgrupo de la Unidad de Intervención Policial (UIP), para reforzar la seguridad en la localidad y evitar posibles represalias.

Estos agentes de antidisturbio se quedaran varios días en la localidad hasta que se calmen los ánimos entre las dos familias enfrentadas.

Patrullas tanto de Policía Nacional como Local se desplazaron la tarde del pasado lunes al hospital de Alta Resolución de Écija, tras personarse en el mismo familiares del fallecido y de las personas heridas en este suceso, con el fin de prevenir altercados. 

Los agentes se posicionaron en distintos puntos de la localidad, igualmente para prevenir nuevos sucesos o represalias, tras el fallecimiento de un hombre víctima de las heridas sufridas durante un tiroteo en la zona conocida popularmente como Cuesta Blanca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios