Provincia

Sanidad levanta las restricciones y declara el agua apta para el consumo en Marchena

  • Hidralia seguirá manteniendo un exhaustivo control de la calidad del agua distribuida en la ciudad, garantizando la vigilancia de los niveles óptimos para su consumo

Un operario de Hidralia llena garrafas de agua procedente de una cuba, en Marchena.

Un operario de Hidralia llena garrafas de agua procedente de una cuba, en Marchena. / M. G.

La Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía ha declarado “apta para el consumo” el agua distribuida en el municipio de Marchena, tras dos días de restricciones de su uso para beber y cocinar. Sanidad decretó el pasado 18 de febrero que el agua distribuida en el municipio de Marchena no era apta para beber ni para la preparación de alimentos, una vez que Hidralia, empresa responsable del suministro de agua en baja del municipio de Marchena, detectó y notificó una superación de los valores normativos de un plaguicida (MCPA) en el agua distribuida.

La detección de este plaguicida fue posible, gracias a que Hidralia mantiene un exhaustivo control de calidad del agua potable distribuida en los municipios en los que gestiona el ciclo del agua. Así, la empresa realiza controles analíticos de forma permanente en todo el sistema de distribución (redes y depósitos) en cumplimiento del protocolo de autocontrol aprobado por Sanidad y conforme a la Legislación vigente. Y, además de los análisis y cuantificación de los parámetros legalmente exigibles, con el objeto  de mejorar la garantía y seguridad de la salud de las personas y de la calidad del agua potable, incorpora a su plan de control analítico, la determinación de una serie de parámetros adicionales ampliando el espectro sobre plaguicidas y otros elementos por encima de lo establecido en la normativa.

En este sentido, se pudo determinar la presencia de un compuesto plaguicida (MCPA) en cantidades ligeramente superiores (0,11 µg/l) al límite legal (0,1 µg/l) el día 15 de febrero de 2021.

Hidralia asegura que seguirá manteniendo un exhaustivo control de la calidad del agua distribuida en la ciudad, garantizando la vigilancia de los niveles óptimos para su consumo. Así, la empresa seguirá un plan de vigilancia específico para controlar, detectar y notificar de forma rápida y eficaz cualquier posible alteración de los parámetros que puedan suponer un incumplimiento de la normativa vigente, como viene realizando hasta ahora.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios