Provincia

La polémica compra municipal de los cines de Utrera: de 450.000 a 685.000 euros dos meses después

  • El empresario niega que haya especulación y destaca que en el precio al Consistorio sólo se han repercutido los gastos que asumió al mediar

  • El gobierno descarta un pelotazo o un sobrecoste y recuerda que el fondo de inversiones pedía mucho más

  • Juntos por Utrera pedirá explicaciones en el Pleno 

El alcalde, fotografiado en los cines, el 14 de agosto, cuando el Ayuntamiento firmó la compraventa. El alcalde, fotografiado en los cines, el 14 de agosto, cuando el Ayuntamiento firmó la compraventa.

El alcalde, fotografiado en los cines, el 14 de agosto, cuando el Ayuntamiento firmó la compraventa. / M. G.

La reapertura de las nueve salas de cine de Utrera, que funcionaron en el Centro Comercial Los Molinos de 2008 a 2012, ha sido uno de los retos y compromisos del gobierno socialista de Utrera desde que recuperó la Alcaldía en 2015, con José María Villalobos.

En el discurso de investidura tras las últimas elecciones municipales, el 15 de junio, éste anunció que el Ayuntamiento había cerrado un acuerdo para hacerse con las instalaciones, con un desembolso para el Consistorio de 685.000 euros, lejos de las cifras por las habían estado a la venta –más de 1,8 millones de euros, que se rebajaron luego a 1,4– y del valor catastral del inmueble, de 2,2 millones.

Pero la operación va a resultar controvertida. Porque sólo un día antes de ese anuncio, otra empresa, Hermanos Tagua Serrano S.L., la que ha vendido los cines al Consistorio, los había adquirido a Inversiones Inmobiliarias Canvives S.L. (el fondo de inversión que los tenía desde 2014) por 450.000 euros, lo que supone 235.000 euros menos, según consta en la inscripción registral que se formalizó el 19 de julio.

La venta al Ayuntamiento por 685.000 euros se firmó el 13 de agosto, dos meses después. Ambas compraventas se realizaron en la notaría de José Montoro Pizarro, número tres en la lista del PSOE de Utrera y que tomó posesión como concejal tras las municipales.

Todos estos datos han sido recopilados por Juntos por Utrera, el grupo con el ex alcalde andalucista Curro Jiménez concurrió a las pasadas elecciones, y que va pedir explicaciones en el Pleno, que se celebra el jueves, sobre la operación y por qué el Ayuntamiento ha pagado dos meses después más por el inmueble. 

La formación recuerda que, el 6 de junio, en un Pleno Extraordinario, se aprobó una modificación presupuestaria para aumentar el fondo para inversiones en inmuebles patrimoniales y bienes de uso cultural hasta los 892.000 euros, previsiblemente para realizar la compra, aunque no se dijo entonces.

Intermediario para bajar el precio

Fuentes del gobierno local socialista de Utrera han confirmado los datos. Pero aclaran que no se trata de un pelotazo o de un sobrecoste para las arcas municipales. Ha sido la forma para lograr un menor precio por los cines. “La operación ha sido satisfactoria”, resumen.

Explican que el fondo de inversión que tenía los cines era consciente del interés municipal y no accedía a rebajar su precio. La última oferta aceptada primero y rechazada después por el fondo fue por 900.000 euros más impuestos, en septiembre de 2018. El Ayuntamiento ofreció luego una compra con pago aplazado por 720.000 euros, en cuatro anualidades. Tampoco sale.

El empresario, Juan Manuel Tagua, explica que tenía un contacto e información del fondo de inversiones, que le llegó y se ofreció a mediar para lograr un precio más ajustado, nunca con afán especulativo -insiste- sino pensando en un "beneficio para el pueblo", la reapertura de los cines. Su negocio es una autoescuela. Así lo trasladó al alcalde. 

Pone el acento en el que precio de venta que se acordó con el Consistorio subió porque se incluyeron todos los gastos que ha tenido por la operación, más allá de los 450.000 que constan: la comisión al intermediario con el fondo (45.000 euros) y el IVA de ésta, el impuesto por Actos Jurídicos Documentados (casi 50.000 euros), todo en función de un valor catastral del 2,2 millones. Y sin incluir, subraya, sus horas de trabajo o desplazamientos a Madrid para la negociación.También recalca que hubiera hecho lo mismo con cualquier gobierno local, por el beneficio del pueblo.

Tanto Tagua como el gobierno local coinciden en que el beneficio que obtendrá por ello –restados gastos y Hacienda– no serán esos 235.000 euros, si no unos 22.000.

Los detalles de la operación no se hicieron públicos antes antes del 15 de junio porque no fracasara, aunque el gobierno socialista traslada que hubiera sumado votos porque la reapertura de estos nueve cines, como apuesta cultural y de ocio, es una demanda vecinal.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios