Provincia

El Varita: "Me falló el pie del freno y arrollé sin querer a la criatura"

  • La Policía Local de Castilblanco toma declaración al detenido por la muerte de la bebé, que ha pasado la noche en el cuartel de La Rinconada

  • La víctima, que cumplía diez meses el día de su muerte, ha sido enterrada tras la práctica de la autopsia

El autor del atropello, el Varita, custodiado por la Guardia Civil en Castilblanco. El autor del atropello, el Varita, custodiado por la Guardia Civil en Castilblanco.

El autor del atropello, el Varita, custodiado por la Guardia Civil en Castilblanco. / Raúl Caro / EFE

"Pido disculpas a los familiares. No ha sido queriendo. Me falló el pie del freno y arrollé sin querer a la criatura. Estoy muy arrepentido". Son las palabras de José María V. V., alias el Varita, presunto autor del atropello mortal de una bebé de diez meses en Castilblanco de los Arroyos, que este martes se ha dirigido a un grupo de periodistas en el pueblo, adonde ha llegado custodiado por la Guardia Civil, con la boca y la nariz cubiertas con la mascarilla obligatoria y vestido con una sudadera negra con capucha, que llevaba sobre la cabeza, y un pantalón de chándal del mismo color que los uniformes de los agentes que lo llevaban esposado.

Banderas a media asta en el Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos. Banderas a media asta en el Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos.

Banderas a media asta en el Ayuntamiento de Castilblanco de los Arroyos. / Raúl Caro / EFE

El Varita habló a la prensa antes de que la Policía Local de Castilblanco le tomara declaración por el homicidio imprudente. Este joven de 25 años, delincuente con diversos antecedentes y persona conflictiva con un historial de robos y peleas, ha vuelto así a su pueblo tras pasar la primera noche después del homicidio en los calabozos del cuartel de la Guardia Civil de La Rinconada.

La tarde del lunes había consumido tres tipos de drogas antes de coger el BMW con el que atropelló a la pequeña, que iba en su carro y empujada por su madre en un paso de peatones. El conductor del coche no respetó la prioridad en el paso de cebra, al que llegó tras adelantar un tractor y otro turismo que aguardaban que pasaran los peatones.

El Varita atiende a la prensa. El Varita atiende a la prensa.

El Varita atiende a la prensa. / Raúl Caro / EFE

El BMW impactó brutalmente contra el carro de la bebé, al que desplazó unos 50 metros y del que esparció los restos por la calzada. La niña resultó herida muy grave y, pese a los esfuerzos del 061 por salvarle la vida, falleció horas después en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. El conductor no sólo no se detuvo a auxiliar a la víctima, sino que huyó a toda velocidad. Fue detenido poco después por la patrulla de la Guardia Civil de Castilblanco, que le practicó la prueba de alcohol y drogas. Dio positivo en tres tipos de sustancias: opiáceos, cannabis y cocaína.

El Varita fue trasladado al cuartel de la Guardia Civil de La Rinconada, desde donde este martes ha sido trasladado de nuevo a Castilblanco para que la Policía Local de este municipio le tomase declaración. Al tratarse de un accidente en casco urbano, es la fuerza municipal la que se encarga del atestado. La Guardia Civil de La Rinconada, que sólo se encargaba de la custodia del detenido al no haber calabozos en Castilblanco, dificultó todo lo que pudo que se tomaran imágenes del detenido al salir del cuartel, al que llegaron a sacar por la puerta trasera. Sin embargo, los fotógrafos pudieron captar al presunto homicida al llegar a Castilblanco.

Por su parte, el cadáver de Manuela, la bebé que cumplió diez meses el día de su muerte, estuvo durante la mañana de este martes en el Instituto de Medicina Legal de Sevilla, en el tanatorio de San Jerónimo, donde se le practicó la autopsia. El entierro de la pequeña ha tenido lugar a las tres de la tarde en Castilblanco, un pueblo que desde anoche está sumido en el dolor y la conmoción. Los padres de la niña, uno a cada lado del coche con los restos mortales de su hija, no paraban de decir "me la han matado".

La comitiva fúnebre de la pequeña Manuela, este martes en Castilblanco de los Arroyos. La comitiva fúnebre de la pequeña Manuela, este martes en Castilblanco de los Arroyos.

La comitiva fúnebre de la pequeña Manuela, este martes en Castilblanco de los Arroyos. / M. G.

El Ayuntamiento de Castilblanco ha decretado tres días de luto oficial y las banderas ondean a media asta desde que se supo la noticia del fallecimiento de la menor. Tuvo que ser el alcalde, José Manuel Carballar, quien confirmara la defunción de la bebé, ya que el hospital Virgen del Rocío no ha querido emitir ninguna información sobre el caso. No lo hizo del estado de la pequeña cuando ingresó trasladada por el helicóptero del 061, ni tampoco quiso confirmar la muerte de la misma poco después, a pesar de que decenas de vecinos del municipio estaban ya expresando sus mensajes de dolor y condolencias a la familia de la víctima a través de las redes sociales.

El paso de peatones donde se produjo el accidente. El paso de peatones donde se produjo el accidente.

El paso de peatones donde se produjo el accidente. / Raúl Caro / EFE

Durante la mañana de este martes, varios medios de comunicación locales y regionales se desplazaron a Castilblanco tratando de encontrar algún testimonio de testigos o familiares de la víctima o del conductor. Fue ahí donde precisamente se encontraron con que la Guardia Civil trasladaba al Varita de nuevo al pueblo para que la Policía Local le tomara declaración.

José Antonio, un tío del Varita, explicó en el programa Andalucía al día, de Canal Sur, que está consternado por lo ocurrido y pidió que su sobrino "pague lo que ha hecho". Añadió que la familia no tiene la culpa de "cómo ha salido" su sobrino, que ha tenido problemas con la Justicia por robos y que consume drogas con frecuencia.

Un testigo del accidente indicó que la madre cruzaba el paso de peatones con su hija, "por dónde debían de ir" y había una buena visibilidad en el momento del accidente. Sin embargo, el conductor llegó "como un loco" y las arrolló. Este hombre conoce al Varita y expuso que "desde que se había comprado este coche", iba siempre a gran velocidad. 

Las drogas están deteriorando la convivencia en este pueblo en los últimos años. El pasado mes de mayo, varios vecinos del municipio fueron detenidos por su implicación en el asesinato de un ganadero en Feria (Badajoz). En Castilblanco las drogas son un tema tabú que está devorando a muchas familias, con chicos afectados desde muy jóvenes.

Ahora, en un momento de estancamiento económico que afecta especialmente a los pueblos pequeños, dispersos y aislados, el tráfico de drogas parece haber subido unos peldaños. Los traficantes tienen cierto estatus, con coches caros y una vida de lujos que causan admiración entre los más jóvenes. Precisamente este martes, el Instituto de Educación Secundaria (IES) Castilblanco de los Arroyos dedicó parte de su jornada lectiva a concienciar al alumnado de las graves consecuencias que puede conllevar el consumo de alcohol y drogas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios