Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Sanidad

El alcalde de El Garrobo cree que la Junta le usa como "chivo expiatorio"

  • Pide "disculpas" a la doctora por si se sintió "incómoda" durante la protesta ante el consultorio, pero reitera que no hubo detención ilegal ni coacciones 

  • El Ayuntamiento reclama al SAS que retire las declaraciones contra los vecinos, "víctimas" de la política sanitaria, como los profesionales 

Vecinos de El Garrobo, que se volvieron a concentrar ayer jueves ante el Consultorio. Vecinos de El Garrobo, que se volvieron a concentrar ayer jueves ante el Consultorio.

Vecinos de El Garrobo, que se volvieron a concentrar ayer jueves ante el Consultorio. / M. G.

El alcalde de El Garrobo, Jorge Jesús Bayot (Adelante), al que la Junta ha denunciado como "máxima autoridad" del municipio por la manifestación que mantuvo supuestamente retenida a una doctora al término de su jornada en el consultorio, ha pedido "disculpas" a la médica por "si en algún momento se encontró incómoda por la situación".

Lo ha hecho en un comunicado del Ayuntamiento en el que reconoce su labor profesional y le traslada la "gratitud" del pueblo por sus dos años de trayectoria en el mismo.

No obstante, vuelve a negar que se la agrediera o intimidara y acusa a las autoridades sanitarias de "convertir al alcalde en el único responsable y chivo expiatorio de una problemática" creada por la Junta, en referencia a la falta de personal y el malestar de usuarios y profesionales. 

También pide al SAS que retire las declaraciones contra los vecinos y el Ayuntamiento y las denuncias, que cree que "van dirigidas a crear una opinión que culpe precisamente a los que son víctimas de esa política sanitaria". 

"Ante los hechos ocurridos el pasado día 24 de agosto en el Centro de Salud de El Garrobo, este Ayuntamiento se dirige a la opinión pública para hacer las siguientes precisiones informativas que permitan un conocimiento de la realidad más allá de las exageraciones, incluso difamaciones, que se están produciendo", señala la nota.

Insiste en que lo ocurrido "nada tiene que ver con incidentes de intimidación, coacciones, retención o detención ilegal" que se ha descrito "como consecuencia de las notas de prensa que el propio SAS ha difundido, siendo precisamente este organismo el máximo responsable de todo lo que ocurrió".

Como venía explicando el regidor, se insiste en que el anuncio del Distrito Sanitario de que no habría el médico provocó una "alarma en la población que de manera espontánea el sábado por la mañana, justo antes de que acabara la jornada laboral, varios vecinos fueron al centro de salud a informarse de qué es lo que iba a ocurrir". 

Cartel en el centro de salud anunciando que no habría médico durante el fin de semana en El Garrobo. Cartel en el centro de salud anunciando que no habría médico durante el fin de semana en El Garrobo.

Cartel en el centro de salud anunciando que no habría médico durante el fin de semana en El Garrobo. / D. S.

En ese momento, el SAS no ofreció "alternativa de ningún tipo, ni siquiera una ambulancia para casos de necesidad, y mucho menos intentar buscar un sustituto para que ejerciera esas necesarias funciones de asistencia sanitaria de urgencias".

Sobre la presencia del alcalde en la controvertida concentración, la nota recoge que acudió para conocer lo que estaba ocurriendo y ofrecerse a la doctora y a los vecinos para buscar una solución.

"Fue un acto de colaboración mutua"

"La doctora no fue retenida ni detenida. Es más, la Alcaldía, una vez terminada la jornada laboral de la médica, estuvo hablando con ella en la puerta y la Guardia Civil que había sido avisada por la concentración vecinal también estuvo presente y, en ningún momento, hubo agresión de ningún tipo, ni intimidación de ningún tipo, ni coacciones ni retenciones de ninguna clase, ni se limitó el derecho de deambulación. Sencillamente la propia doctora tuvo la amabilidad de también intentar ver qué manera había de, a través del Distrito Sanitario, encontrar cuanto antes un sustituto que viniera a suplir su ausencia este fin de semana".

"Las horas que la médica estuvo junto al centro de salud fue una disposición de colaboración junto con la Alcaldía y los vecinos para encontrar una solución; no fue un acto de retención o detención ilegal a una doctora, fue un acto de colaboración mutua buscando una solución a un problema que el SAS había creado, al no poner de un sustituto tal y como debería de haber hecho", continúa. 

Para el Consistorio, resulta sorprendente que el SAS, "causante y responsable de este problema, no solo en esta localidad sino en muchas otras de Andalucía" sea el que fórmula una denuncia contra el alcalde "intentando con ello enmascarar su responsabilidad en lo ocurrido y convertir al alcalde en el único responsable y chivo expiatorio de una problemática que es la propia Junta quien la ha creado".

El alcalde estudia denunciar también

El Ayuntamiento también tiene palabras de reconocimiento para los "profesionales del atención primaria", cuyo trabajo se realiza en muchas ocasiones "en circunstancias límites, mal retribuidas, con jornada excesivas. 

"Teniendo en cuenta todo eso, queremos hacer valer también, como ciudadanos, la exigencia al propio SAS y a la Junta de que cumpla con sus obligaciones con los pacientes, cosa que no hace en numerosas ocasiones, y que desgraciadamente repercute de la misma manera en perjuicio de la calidad asistencial a los pacientes y en perjuicio de un trabajo profesional mínimamente digno". 

Para finalizar, el alcade se reserva el derecho de iniciar acciones locales contra el SAS por "las calumnias difundidas" contra su persona contra el resto de los vecinos a los cuales acusa de detención ilegal y coacciones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios