Educación

Continúa la polémica por el director destituido en un colegio de Castilleja de la Cuesta

Padres y alumnos a las puertas del CEIP Hernán Cortes.

Padres y alumnos a las puertas del CEIP Hernán Cortes.

El informe negativo al director de un colegio de Castilleja de la Cuesta -CEIP Hernán Cortés- por celebrar un consejo escolar por la mañana sigue dando que hablar. Ahora le ha tocado el turno a la Consejería de Educación, que ha explicado los motivos que han provocado dicha valoración. Por su parte, las familias (representadas por la AMPA) defienden la labor realizada por el equipo directivo y aseguran que la Inspección no se ha puesto en contacto en ningún momento con los miembros que integran el consejo escolar, máximo órgano de representación de un centro de enseñanzas. 

Fuentes de la Delegación territorial de Educación han explicado a Diario de Sevilla que el servicio de Inspección realiza dos tipos de evaluaciones sobre la función directiva. Una, de carácter continua y que se elabora cada año para mejorar el cometido del director. Otra, al final de cada mandato (duran cuatro cursos escolares), la cual tiene "efectos administrativos de carácter económico" e incide en la continuidad en el puesto, como es el caso del CEIP Hernán Cortés. 

Para esta evaluación final, se tiene en cuenta la valoración de los distintos agentes educativos del centro donde se ejerce la dirección, así como "un pronunciamiento del consejo escolar". Según Educación, en este colegio público de Castilleja de la Cuesta se han detectado "numerosos incumplimientos" que afectan al "normal desarrollo del centro, así como al servicio educativo que se presta". Se trata de incumplimentos "reiterados", algunos de ellos "en cuanto al horario lectivo, tanto del profesorado como del alumnado". Incluso llega a calificarlos de "especial gravedad por la trascendencia en el proceso de enseñanza-aprendizaje"

La advertencia de la inspectora

Debe recordarse en este punto que, como expresó Santiago Hererra, director del citado colegio, el motivo principal de esta evaluación negativa fue la celebración de un consejo escolar por la mañana, un horario que se eligió porque una de las trabajadoras del centro que iba a ser reconocida por su labor no podía acudir por la tarde por razones médicas. Así se lo advirtió la inspectora de zona días antes de que dicho informe fuera publicado en el programa Séneca. 

Pero las razones de Educación para dicha evaluación van más allá de los incumplimientos horarios. Según el departamento que dirige -en funciones- María José Eslava, se han detectado "disfunciones" en diversos aspectos profesionales. Entre ellas cita, las "deficiencias" en la coordinación de los órganos de funcionamiento del centro, gestión "poco eficiente" de los recursos y "ausencia de liderazgo pedagógico"

La AMPA del CEIP Hernán Cortés, lejos de admitir estas "deficiencias", se muestra totalmente contraria a la valoración de la inspectora de zona y asegura que se ha incumplido la normativa para elaborar dichos informes, la cual establece que "a lo largo del año se reunirá, al menos una vez, con los miembros del consejo escolar del centro y con la asociación de padres y madres más representativa, además de recabar información del personal del centro". 

Hablan las familias

Según un comunicado elaborado por la única AMPA del colegio, "esta inspectora nunca se ha reunido con ningún miembro de esta asociación, ni se tiene constancia de ninguna reunión con el personal del centro ni con el equipo directivo del mismo". "La inspectora informa al director el 13 de junio de que se le valora negativamente por celebrar un consejo escolar en horario de mañana y éste nos traslada esta información. Entendemos que éste es un hecho puntual, por lo que no se puede evaluar negativamente una gestión de cuatro cursos. Uno en el que ella no ha estado, y el resto en tiempos de pandemia que en nuestro colegio se ha gestionado de forma sobresaliente", abunda el escrito, donde se advierte a la Delegación de Educación de poder incurrir en "prevaricación". Se le pide que el director "pueda seguir en su cargo". 

Desde la Delegación de Educación se incide en que la dirección de un centro representa a la administración pública y es "el máximo responsable de la organización y del funcionamiento de todos los procesos que se llevan a cabo en él".