Betis-Espanyol | Copa del Rey | La Previa El Villamarín como aliciente

  • El Betis recibe al Espanyol con la ligera ventaja obtenida en la ida por el valor doble de los goles fuera de casa

  • Disputar la final en su estadio, una motivación añadida en el torneo copero

Marc Bartra intenta alcanzar el balón durante un rondo del entrenamiento. Marc Bartra intenta alcanzar el balón durante un rondo del entrenamiento.

Marc Bartra intenta alcanzar el balón durante un rondo del entrenamiento. / Antonio Pizarro

De la Copa de la ilusión a la Copa de la ambición. La decisión de los dirigentes del Betis de apostar por la celebración de la final del torneo del K.O. en el Benito Villamarín supone un aliciente añadido para los jugadores que hoy vistan de verdiblanco en ese duelo de vuelta ante el Espanyol. El viernes se celebra el sorteo de semifinales en el propio estadio heliopolitano y todo lo que no sea que la bola del Betis esté en el bombo sería una decepción mayúscula.

El horario del partido apenas restará afluencia al Villamarín. Durante la semana se han repetido los mensajes entre los aficionados para que el estadio sea un hervidero, ese elemento extra que permita que el Betis regrese a unas semifinales coperas 14 años después. Demasiado tiempo ha acumulado el club verdiblanco sin asomarse a esos terrenos a los que sí han llegado equipos como Getafe (3 veces), Racing (2), Celta (2), Espanyol (2), Mirandés, Almería, Mallorca, Leganés, Zaragoza, Alavés, Deportivo, Villarreal o Real Sociedad. Una anomalía histórica que debe contraponerse a ese mensaje institucional de apostar por el Villamarín como sede de la final y que debe ser ratificado en el terreno de juego, para alcanzar esa satisfacción máxima que sería pelear por el título en tu estadio.

Alineaciones probables Alineaciones probables

Alineaciones probables / Elaboración propia: Dpto. de Infografía

Los de Quique Setién, además, cuentan con la renta obtenida en la ida. Ínfima, sí, como es el valor doble de ese gol anotado en campo contrario, pero suficiente para que el planteamiento del partido permita que el Betis luzca ese estilo de posesión cuando más lo necesita. Hoy sí estaría justificado que los verdiblancos acumulen minutos y minutos de balón sin pisar demasiado el área rival, al menos en el arranque, aunque tampoco deben caer en un exceso de relajación que pueda complicar la eliminatoria con el paso de los minutos.

El Espanyol de Rubi, que atraviesa un momento delicado en la Liga, ya demostró en el RCDE Stadium que no le hace falta demasiado para montar transiciones veloces que lleven la pelota a las cercanías del área rival. Cuenta el conjunto espanyolista con un delantero como Borja Iglesias que no necesita demasiado para apuntar a portería, de ahí que los verdiblancos deben vigilar al extremo esas pérdidas que pudieran permitir los contragolpes periquitos.

Júnior recibe las bromas de sus compañeros. Júnior recibe las bromas de sus compañeros.

Júnior recibe las bromas de sus compañeros. / Antonio Pizarro

Setién saldrá con el mejor equipo posible. Bartra y Guardado, suplentes en San Mamés, volverá al equipo inicial y si el técnico no realiza más rotaciones en el once será por la falta de efectivos en plenitud de condiciones. Ausentes Tello, que cayó lesionado el lunes, y Júnior, a quien se lo espera para el fin de semana, Francis repetirá de nuevo en el carril izquierdo, mientras que la única duda para Setién radica en el estado físico de Canales, que acumula minutos y minutos en sus piernas en el último mes. El cántabro está demostrando tanto una condición física excelente como una disposición magnífica a dar la cara en todos los partidos, de ahí que parta con ventaja con respecto a Diego Lainez, el joven mexicano que se estrenase de titular ante el Atheltic y que dejó destellos de ese jugador que espera en el futuro. Con Joaquín recuperado, aunque no en su mejor punto físico, y a la espera de que Setién dialogue hoy con Jesé, Loren aparece como el único delantero en los planes de Setién, toda vez que Sergio León no cuenta para el entrenador.

También se espera un once muy titular en el Espanyol, aunque en su caso sí con algún cambio más obligado, sobre todo en la zaga. El joven Lluís repetira junto a Mario Hermoso, mientras que el canterano Pedrosa apunta a sustituto de Dídac, la nueva baja que acumula Rubi en la zaga. Granero, Darder, Sergio García o Borja Iglesias disponen de recursos suficientes como para dar un disgusto a cualquier equipo, por más que el algunas voces apunten a que este Espanyol debería centrar sus energías en la Liga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios