Análisis táctico

Final feliz en una pizarra sin control

  • El Betis encaró y entró muy bien al partido, fue intenso y acabó ganando con justicia 

  • Mala lectura de Pellegrini con Paul con amarilla, hasta que fue expulsado, y sufrimiento hasta el 0-2

Fekir presiona a Mosquera en un lance del partido. Fekir presiona a Mosquera en un lance del partido.

Fekir presiona a Mosquera en un lance del partido. / M.G.

Ganó el Betis y lo hizo sin excusas. Y es que la forma de encarar los partidos del conjunto de Manuel Pellegrini empieza a ser muy positiva, con intensidad desde el pitido inicial y demostrando que es superior a un rival ante el que acabó sufriendo por quedarse con un jugador menos por una expulsión, la de Paul, que se veía venir y que dejó en evidencia, una vez más, lo contemplativo que se muestra casi siempre Pellegrini a la hora de hacer los cambios en la lectura del partido.

A eso se unió antes la clarísima ocasión que falló Juanmi, apareciendo los fantasmas del empate, pero los oscenses demostraron por qué van colistas con su falta de aptitud arriba. Al final, el gol de Sanabria a centro de un Fekir que todavía puede dar mucho más, hizo respirar a un equipo verdiblanco que acabó llevándose con justicia los tres puntos.

Y lo hizo tras comenzar muy enchufado el partido, con su dibujo habitual (4-2-3-1), ante un Huesca (4-4-2) que salió a presionar la salida de la pelota de los verdiblancos. Pero el Betis hizo lo propio hasta que, finalmente, Canales se hizo con la manija. Y el cántabro buscó siempre el desborde de Ruibal, que en la primera parte generó mucho peligro superando siempre a Pedro López, y encontrando el desdoble de Miranda. Loren también se fajó, volvió a aportarle cosas a su equipo, pero le faltó puntería. Así, llegó el Betis a meter en su campo a un rival que sólo inquietó algo a Bravo en los últimos minnutos de este primer acto por medio de algún disparo de Sandro y de Ontiveros.

Tras el descanso, el Betis siguió con el control del juego, pero la entrada de Borja García cambió el panorama y Rafa Mir perdonó ante Bravo. Partido abierto en ese momento, Paul con amarilla seguía en el campo y marcó el Betis por medio de Mandi. A continuación Juanmi perdonó y los verdiblancos se quedaron con diez sufriendo hasta el 0-2.

Defensa

Dejó el Betis la portería a cero ante un Huesca con poca pólvora arriba. Mandi y Víctor Ruiz solventaron bien su trabajo, el primero con un tanto y el segundo demostrando que se ha asentado en el once titular y ganándole siempre la batalla a Rafa Mir.

En los laterales, Miranda apoyó siempre a Aitor Ruibal y Emerson sólo en la segunda parte subió más a ayudar a Lainez, sufriendo para frenar las internadas de Javi Galán, junto con Ontiveros, los mejores hombres en los locales.

Ya con uno menos y la entrada de Sidnei por delante de la zaga, el Betis juntó líneas, con Sanabria apoyando en la banda derecha a Fekir, y pudo frenar el acoso del Huesca.

Ataque

Le faltó puntería a Loren para tener la recompensa a su buen trabajo. Sanabria aprovechó los minutos con su gol y a Fekir se le sigue esperando para que aporte mucho más. Lainez no estuvo tan fluido como en partidos anteriores y Ruibal emergió como el mejor de los atacantes, siempre buscándolo el faro de este Betis: Sergio Canales. Juanmi perdonó.

Virtudes

Pellegrini parece que encuentra su once tipo. Intensidad y buena forma de encarar el partido.

Talón de Aquiles

Mal Pellegrini no quitando a Paul cuando se veía la expulsión.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios