Betis Ruina en la batalla del espacio

  • El Betis, con el plan de robar y salir a la contra, tira todo por la borda en el final de la primera parte y en la segunda

  • De nuevo, endeblez atrás, pérdidas fáciles, ahogado en la presión...

Dani Martín intenta detener el balón golpeado por Antoine Griezmann. Dani Martín intenta detener el balón golpeado por Antoine Griezmann.

Dani Martín intenta detener el balón golpeado por Antoine Griezmann. / Alejandro García / Efe (Barcelona)

Comentarios 3

Sin Messi, Luis Suárez, Dembele... y 5-2. Sólo duró el Betis en el Camp Nou los primeros cuarenta y cinco minutos, ya que en la segunda parte no existió, siendo arrollado por el Barcelona. Tres goles en los primeros quince minutos, tras la vuelta de la caseta, noquearon a un equipo verdiblanco que corrió y corrió detrás de la pelota sin mostrar ningún síntoma de reacción sobre el terreno de juego ni desde el banquillo.

Y eso que el equipo de Heliópolis tuvo un buen plan con el que iniciar el choque, pero se fue desmoronando poco a poco a medida que el Barça creció en la segunda parte, con un sensacional Busquets robando balones en la extraordinaria presión alta que realizaron los pupilos de Ernesto Valverde. Éstos comenzaron apretando arriba a un Betis que salió con un claro 4-4-2, con las líneas juntas, y con la idea clara de robar la pelota, ser vertical, y en muy pocos toques llegar al área rival. Y así llegó el 0-1. Recuperación de Canales, éste para Loren, que mete un buen pase a Fekir para que el internacional galo batiera con mucha calidad a Ter Stegen. En ese momento, el Betis ganaba la batalla del espacio, ya que había mucha acumulación de hombres en el centro del campo y eso obligó al Barça a crear daño por los costados (Jordi Alba y Carles Pérez) y con la movilidad de Griezmann.

La pizarra bética. La pizarra bética.

La pizarra bética. / Dpto. de Infografía (Sevilla)

Precisamente el galo, en unos cinco minutos malos del Betis antes del descanso, con pérdidas de balón fáciles, hizo el empate en un gran pase a la espalda de los centrales, con Bartra superado, para empatar. En la segunda parte, la pizarra del equipo heliopolitano se quedó en blanco, Busquets emergió en la presión para robar la pelota y empezó el festival de un Barcelona que tuvo al Betis como un mero espectador. Sólo Loren tiró de calidad y amor propio para intentar maquillar algo con el segundo tanto de los de Rubi.

Defensa

A la defensa del Betis le volvió a faltar contundencia. La endeblez defensiva heliopolitana es patente y con laterales ofensivos, más, como se comprobó otra vez con Pedraza y Emerson. Por ahí encontró el Barça una de las vías de penetración para hacerle daño a un Betis que también echó en falta más fuerza y mejores prestaciones en la portería.

Ataque

Los dos hombres más ofensivos, Fekir y Loren, tuvieron premio dentro del poco bagaje bético arriba. La contra del gol y algún acercamiento muy esporádico en alguna falta cercana al área fue lo único de peligro real que mostró unBetis en el que lo mejor de su lamentable segunda parte fue el golazo de Loren. Tello y Canales acabaron fundidos y desaparecidos, Carvalho, tras una buena primera parte, también acabó superado por el pésimo partido de su equipo, los cambios llegaron tarde, no aparecieron variantes tácticas...

Virtudes

El amor propio de Loren con un golazo de calidad y rabia, y la prueba de que Fekir, donde mejor rinde, es arriba, como segundo punta, merodeando siempre el área rival.

Talón de aquiles

La portería, la defensa, la lectura de partido...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios