Real Betis

Betis, un comienzo con ajetreo

  • El Betis ultima el traspaso de Pau López a la Roma en la vuelta al trabajo

  • La salida del portero catalán acelera la llegada de Borja Iglesias al contar los verdiblancos con liquidez

Pau López, en la sala de prensa de la ciudad deportiva. Pau López, en la sala de prensa de la ciudad deportiva.

Pau López, en la sala de prensa de la ciudad deportiva. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 0

Jornada intensa la que se vivió ayer en Heliópolis en el inicio de la era Rubi, con los reconocimientos médicos, el viaje a Montecastillo y los movimientos en cuanto a la salida y llegada de futbolistas, como Pau López y Borja Iglesias.

El club verdiblanco y la Roma llevan negociando desde el jueves el traspaso de Pau López, como ya avanzó este diario al conocer la ofensiva del cuadro romanista por el cancerbero heliopolitano, y ayer ambos clubes discutían los últimos flecos de una negociación que, salvo giro inesperado, llevará a Pau a comenzar una nueva etapa en su carrera, con un salario que será doble del que tiene en el Betis y que lo convertirán en uno de los mejores porteros pagados de la Seria A.

Pau, que viajó con el equipo a Jerez, firmará un contrato por cinco temporadas que debe quedar rubricado cuando pase el reconocimiento médico en la capital de Italia, algo que debe suceder el próximo lunes, día en el que lo esperan allí si Betis y Roma llegan a un entendimiento definitivo. En este sentido, el club verdiblanco intenta apretar hasta el final en una operación en la que percibirá 24 millones de euros más una serie de variables por objetivos, después de un esfuerzo final de los italianos.

Tan avanzado está todo que el Betis lleva días moviéndose en el mercado en busca de un portero de garantías que pueda competir con Joel Robles. Varios son los nombres que maneja y tantea la dirección deportiva, como son los casos de Pacheco, a un gran nivel en el Alavés; Lunin, cuyo futuro parece pasar por otra cesión del Real Madrid tras militar en el Leganés la última campaña; Dimitrievski, pretendido por los de Heliópolis desde el curso pasado; Bono, cuyo futuro en el Girona no parece claro; Adrián San Miguel, que vería con muy buenos ojos la posibilidad de volver al Betis; además de otros ofrecimientos que han llegado en las últimas horas a las oficinas heliopolitanas. Así, el cuadro verdiblanco intenta cubrirse las espaldas ante la marcha de Pau, que permitirá al equipo de la Palmera recibir una importante cantidad de dinero para sus arcas que le permita afrontar operaciones que tiene abiertas, como la de Borja Iglesias, prioridad absoluta.

Lunin, Pacheco, Adrián, Bono o Dimitrievski, en la agenda de la dirección deportiva

El Betis, pese a que el delantero sigue en Barcelona entrenándose con el Espanyol en los primeros días de pretemporada, quiere cerrar la operación lo antes posible para que a comienzos de la semana que viene el atacante gallego pueda estar ya a las órdenes de Rubi en tierras jerezanas. El acuerdo entre el club verdiblanco y Borja Iglesias es total (cinco temporadas) después del viaje de sus agentes, el pasado lunes, a Sevilla para dejar todo acordado, a la espera de que el Betis, al que le urge liquidez, afronte el pago de los 28 millones de euros que sigue solicitando el cuadro perico al contado para dejar salir al delantero.

Así, el traspaso de Pau a la Roma acelerará la llegada del punta de Santiago de Compostela a un Betis que también mantiene abierta la vía de Álex Moreno, aunque el tira y afloja con el Rayo Vallecano sigue estancado a la espera de ver qué sucede también con el futuro de Júnior. Por ello, el conjunto verdiblanco también está tanteando otras opciones en el mercado para el puesto de lateral izquierdo, bien para competir con el hispano-dominicano o con el futbolista del Rayo, ya que si el campeón del Europeo sub 21 con España acaba saliendo serían dos los futbolistas que firmaría para poder reforzar esa posición.

Joaquín, en los reconocimientos médicos de ayer. Joaquín, en los reconocimientos médicos de ayer.

Joaquín, en los reconocimientos médicos de ayer. / Antonio Pizarro (Sevilla)

Por otro lado, los futbolistas del plantel actual pasaron ayer por la mañana las primeras pruebas médicas del curso previas al comienzo del trabajo de verano a las órdenes de Rubi. Todo transcurrió en un buen ambiente de trabajo, con Joaquín al frente de un Betis que arrancó la pretemporada con ajetreo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios