Betis Un adiós para dos caras nuevas

  • Pau López viaja a Roma para cerrar su venta mientras el Betis busca un sustituto y aguarda ya a Borja Iglesias

  • Fernando Pacheco y Antonio Sivera, dos porteros en la lista verdiblanca

  • La Roma viene a por Pau López

Pau López porta su maleta en un viaje del Betis. Pau López porta su maleta en un viaje del Betis.

Pau López porta su maleta en un viaje del Betis. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 0

Aunque los flecos que faltaban para rematar su traspaso lo obligaron a viajar a Montecastillo, el futuro de Pau López apuntaba desde el viernes hacia Roma, donde hoy se espera al portero para que pase el reconocimiento médico y estampe su firma en un contrato de cinco temporadas. La millonaria venta del meta, cifrada en 24 millones de euros más el 50% de Sanabria, permitirá que el Betis acelere por Borja Iglesias, a la vez que también sondea el mercado de porteros para buscar un sustituto del catalán.

La salida de Pau López quedó ultimada en la jornada del viernes, aunque la negociación final por acortar los plazos de pago y la necesidad de la Roma de solicitar un permiso dilataron la luz verde, que deberá llegar hoy. El club verdiblanco tasó al portero desde el inicio en 30 millones de euros y la Roma, que viajó a Sevilla con el objetivo de cerrar la operación, buscó las fórmulas oportunas para que todas las partes quedasen satisfechas.

El meta participó en el entrenamiento matinal en Montecastillo de ayer y al filo de las dos tardes cogió sus maletas para estar hoy en Villa Stuart para pasar el examen médico y firmar ese contrato con el que duplicará los emolumentos que percibía en Heliópolis y que lo convertirán en uno de los porteros mejor pagados de la Serie A.

Tras generar la primera gran plusvalía de la temporada –Pau López llegó el pasado año con la carta de libertad aunque se le abonó una cuantiosa prima de fichaje–, los dirigentes béticos se pondrán manos a la obra para cerrar las operaciones consideradas prioritarias, que ahora serán tres en lugar de las dos iniciales, ya que al delantero y al lateral izquierdo se añade ahora la necesidad de otro portero.

El elegido para el ataque es Borja Iglesias, que aguarda en Barcelona que el Betis y el Espanyol acuerden el pago de los 28 millones de euros de la cláusula. La idea es que los verdiblancos los abonen en los mismos plazos que recibirán el dinero de Pau López y, salvo que el club blanquiazul coloque nuevos impedimentos, el fichaje del delantero quedaría desbloqueado en las próximas horas.

Fernando Pacheco detiene un remate de Loren. Fernando Pacheco detiene un remate de Loren.

Fernando Pacheco detiene un remate de Loren. / José Manuel Vidal / Efe

Para cubrir la salida de Pau, el Betis lleva varios días tanteando el mercado de porteros. La idea de los dirigentes pasa por encontrar a un portero joven y con proyección, de ahí que la opción del exbético Adrián San Miguel cuente con detractores dentro de la entidad. Las miras de los técnicos se han dirigido a Vitoria, donde el Alavés tiene a Fernando Pacheco y Antonio Sivera, dos porteros que reúnen el perfil buscado, aunque sus salidas no serían sencillas, por las altas cifras que solicita por el primero y por una opción que el Valencia mantiene por el segundo. Eso sí, los verdiblancos cuentan con las bazas de Brasanac e Inui, dos jugadores que gustan en Vitoria y que podrían facilitar la operación.

Otros nombres como Dmitrovic, del Eibar, o Dimitrievski, del Rayo Vallecano, también aparecen en las agendas del club verdiblanco, que quiere encontrar pronto al sustituto de Pau López, la primera gran venta del verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios