Betis La hora de Cordón

  • La reestructuración de la plantilla en el mercado invernal medirá la respuesta del director general deportivo

  • Pellegrini tira de la unidad B y de la cantera para paliar las deficiencias de la planificación

Antonio Cordón dialoga con Pellegrini y Federico Martínez. Antonio Cordón dialoga con Pellegrini y Federico Martínez.

Antonio Cordón dialoga con Pellegrini y Federico Martínez. / Juan Carlos Muñoz

El pasado lunes 4 se abrió el mercado invernal en LaLiga y el Betis debe ser uno de los protagonistas del mismo hasta su cierre el 1 de febrero, lo que pone el foco en Antonio Cordón. Si las dificultades económicas fueron un lastre en verano, ahora el director general deportivo se somete a un examen que medirá su respuesta y manejo del mercado para mejorar a una plantilla que ha presentado deficiencias en estos primeros meses de competición.

La primera tarea para Cordón será aligerar la amplia nómina de futbolistas que viene manejando Manuel Pellegrini, lo que permitiría rebajar la masa salarial, una de las premisas de los dirigentes para este mercado, a la vez que obtener recursos para afrontar alguna de las incorporaciones con las que le gustaría contar al cuerpo técnico para el segundo tramo de la temporada.

No es un asunto sencillo dar salida a algunos jugadores sin rebajar el nivel de la plantilla, de ahí que en el club heliopolitano se espere que Cordón se mueva con agilidad. Nombres como los de Sidnei, Borja Iglesias, Loren o Diego Lainez han estado encima de la mesa del director general deportivo, aunque la situación de los mismos ha sido cambiante en las últimas semanas. De hecho, pocos dudaban en el Betis de que el delantero marbellí o el atacante mexicano buscarían una salida en enero, pero el buen rendimiento que han ofrecido en los últimos partidos deja ahora un panorama distinto para sus respectivos futuros.

Sí tiene claro Pellegrini que le gustaría contar con el fichaje de un central en este mercado invernal, pese a que el centro de la zaga fue una de las posiciones reforzadas en verano con la llegada de Víctor Ruiz. Los problemas defensivos del Betis obligan a buscar un perfil distinto para esa zona, que permita aumentar la agresividad en el marcaje y que otorgue liderazgo a la zaga, dos de los aspectos que los técnicos consideran mejorables.

También le gustaría contar al técnico chileno con más variantes en el ataque, sobre todo en el aspecto de la velocidad y el gol, ya que ni los delanteros ni los extremos, salvo Tello en el inicio de la campaña, vienen destacando por esas dos cualidades que Pellegrini considera necesarias para pelear por objetivos más altos que la permanencia.

Tampoco se descartan en el Betis otros movimientos de salidas que afectasen a jugadores cuyas amortizaciones son elevadas, como son los casos de Fekir y William Carvalho, aunque ahí todo dependerá de las ofertas que se pongan encima de la mesa. El bajo rendimiento del francés le ha quitado valor en el mercado, mientras que el portugués, ahora convaleciente de una lesión muscular, cuenta con el interés del Benfica, aunque sin llegar a las cantidades por las que el Betis se plantearía un traspaso. Además, a Pellegrini le gustaría seguir contando con ambos o, en el caso de un traspaso, que pudieran llegar jugadores de un alto nivel, una cuestión complicada ya que el Betis sólo podría invertir el 25% de lo que liberase.

Canales, en primer plano, con Cordón, Pellegrini y Martínez Feria al fondo. Canales, en primer plano, con Cordón, Pellegrini y Martínez Feria al fondo.

Canales, en primer plano, con Cordón, Pellegrini y Martínez Feria al fondo. / Juan Carlos Muñoz

Con este panorama, Antonio Cordón deberá manejar varios escenarios que permitan dar salida a jugadores que no entran demasiado en los planes de Pellegrini a la vez que cumplir con los requisitos económicos que necesitan las arcas del Betis –rebaja de masa salarial y suma de plusvalías–, las cuestiones para las que fue fichado el pasado verano con un altísimo contrato.

Tras unos meses en los que el director general se ha dedicado a organizar su parcela de trabajo, con una amplia reestructuración de la secretaría técnica y de otras áreas de la cantera, ahora se encuentra obligado a remodelar la plantilla, una tarea que quedó pendiente en verano pero que el Betis necesita tanto para mejorar deportivamente como para empezar a cuadrar sus números. Si en verano se apostó por mantener la actual plantilla, ahora nadie entendería que todo quedase igual si se pretende aspirar a la zona europea.

Mientras tanto, el equipo verdiblanco se ha quedado en manos de Manuel Pellegrini. El chileno se ha visto ahora obligado a sacar rendimiento tanto de la unidad B –jugadores como Aitor Ruibal, Diego Lainez, Miranda o Víctor Ruiz– como de la cantera, con Rodri entrando ya habitualmente con el primer equipo y otros jóvenes como Fran Delgado o Geovanni participando habitualmente con los mayores.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios