Cómo juega el Betis Reencontrando la mejor versión

  • Ganar al Villarreal dotó de tranquilidad a un Betis más intenso en el que uno de sus hombres de más calidad, Lo Celso, empiezó a emerger de nuevo

  • El balón parado, el gran enemigo bético

Feddal y sus compañeros, durante el entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva. Feddal y sus compañeros, durante el entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva.

Feddal y sus compañeros, durante el entrenamiento de ayer en la ciudad deportiva. / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

La victoria ante el Villarreal supuso para el Betis aire fresco para seguir aspirando a jugar en Europa la próxima temporada. Tras una segunda vuelta de Liga bastante irregular, con el fracaso europeo y la decepción en las semifinales de la Copa en la retina, el cuadro que entrena Quique Setién busca reencontrar su mejor versión en el tramo final de la temporada en pos de alcanzar su objetivo, y para ello necesita el buen hacer de sus principales baluartes.

Entre ellos, Lo Celso, que ante el cuadro amarillo despertó de sus semanas de letargo, a la espera de ver si Sergio Canales juega esta noche. El papel de otros hombres, como Pau, Tello y Feddal, más la vuelta de Júnior, la aparición de Emerson, el buen hacer de William Carvalho y la experiencia de Joaquín y Guardado se antojan clave en un equipo verdiblanco en el que Setién ha alternado en las últimas jornadas el dibujo de tres centrales (1-3-5-2) con otro con cuatro defensas, como en Anoeta (1-4-2-3-1).

Sin balón

El Betis de Setién está diseñado para tener la pelota y sin ella suele sufrir. No obstante, con la intención de recuperarla pronto, los verdiblancos, en función del rival, suelen realizar una presión alta, intensa, con el objetivo de que su oponente no pueda sacar el balón jugado. La presión comienza en los hombres de ataque y es continuada por el resto de líneas, siendo éste uno de los principales aspectos mejor trabajados del cuadro de Setién. No obstante, de cara el encuentro de esta noche ante el Sevilla, habrá que ver si el equipo de Heliópolis sale fuerte a presionar para tener el esférico, siempre con la máxima intensidad, o bien espera un poco a su oponente para robar y salir a la contra cuando la situación lo permita.

Con balón

Esta faceta es la que mejor maneja el Betis, siempre que a su juego de posesión le meta un ritmo alto, intensidad y verticalidad. De lo contrario, como ya se ha visto en innumerables partidos, el cuadro verdiblanco se vuelve previsible, con un fútbol horizontal y parsimonioso que no hace el más mínimo daño a su rival, que se siente muy cómodo defendiendo con el simple hecho de bascular de un lado a otro.Aquí, destacan en el Betis futbolistas como Lo Celso y Canales, que atesoran mucha calidad, teniendo buena visión del juego, llegada y gol. También, Carvalho se antoja fundamental en el centro del campo bético, donde últimamente, arropado por Guardado, se siente más cómodo.

Lo mejor

La calidad individual de muchos de sus futbolistas para ganar partidos.

Lo peor

El Betis está poco trabajado a nivel defensivo, con muchos espacios a la espalda de Carvalho, y sufre mucho en acciones a balón parado y en los centros laterales, como ya se vio, por ejemplo, ante la Real y el Villarreal.

El crack argentino del Betis. El crack argentino del Betis.

El crack argentino del Betis. / Daniel Rosell

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios