Betis-Getafe | La Crónica

Vencer es una amnesia muy gozosa (1-0)

  • El Betis se vuelve a anotar los tres puntos en su espectacular racha de 2021 al aprovechar Borja Iglesias el segundo penalti sancionado contra el Getafe

  • Los verdiblancos no tuvieron su mejor noche, pero qué más da

  • Así hemos contado el partido

Borja Iglesias transforma el penalti que le dio el triunfo al Betis. Borja Iglesias transforma el penalti que le dio el triunfo al Betis.

Borja Iglesias transforma el penalti que le dio el triunfo al Betis. / Antonio Pizarro

La inercia ganadora es el mejor camino en este deporte llamado balompié y el Betis de Manuel Pellegrini está en esa senda maravillosa. Tres puntos más contra el Getafe en una cita en la que los verdiblancos no desarrollaron precisamente su mejor juego, pero qué más da, si en este juego de lo que se trata es de anotar un gol más que el rival para, de paso, ir acumulando tres puntos en el casillero clasificatorio. Es tan sencillo como eso y lo que el catalán Estrada Fernández contabilizó en el acta de los hechos fue que el equipo número 1, desde ahora Real Betis Balompié, marcó un gol mientras que el número 2, Getafe Club de Fútbol a partir de este momento, se quedó en cero.

No hay más, son los datos objetivos cuando se trata de relatar los hechos en un partido de fútbol. Eso sí, conviene ajustar siempre a esa manera de entender la cuestión y no ir dando bandazos según lo que vaya conviniendo, el resultadismo es la única religión que no tiene la menor objeción posible cuando se arranca un relato de todo lo que tenga que ver con un balón e incluso con el deporte en general.

Así que ganar siempre es la mejor manera de borrar de repente un disco duro para quedarse con lo realmente trascendente, que es sumar los tres puntos y seguir oteando el horizonte con optimismo y con la mayor alegría posible. El Betis, a día viernes, con todos sus rivales pendientes de jugar aún en esta fecha número 24 de la Liga Santander, ya tiene adicionados tres puntos en su casillero clasificatorio. Es decir, contabiliza los mismos que el Villarreal, dos menos que la Real Sociedad y así sucesivamente con respecto a todos los que disputan esta competición, excepto el Getafe, que también jugó y perdió.

Los triunfos sirven para olvidar sobre la marcha el tránsito que hay que recorrer hasta ellos

Sí, los triunfos son el camino que conduce a la amnesia más gozosa, sirven para olvidar sobre la marcha el tránsito que se ha debido recorrer para llegar hasta ellos, sobre todo si éste no fue el más agradable de los caminos. Todo lo dicho sirve, lógicamente, para convenir que no fue la mejor noche de la escuadra de Manuel Pellegrini en este venturoso 2021 para ellos, aunque cabe insistir en que a quién le importa dentro de los que siguen la fe balompédica radicada en el sevillano barrio de Heliópolis.

Las imágenes del Betis-Getafe Las imágenes del Betis-Getafe

Las imágenes del Betis-Getafe / Antonio Pizarro

Porque la ruta para que al final se contabilizara este Betis 1, Getafe 0 llegó a ser tortuosa incluso. No más arrancar el juego Fekir, ahora con el Nabil por delante al tener a un hermano dentro de la convocatoria sentado en el graderío, se echó mano a la parte posterior del muslo, signo inequívoco de un problema físico. Salió del campo, se vendó el tren superior de su pierna, pero lo que no puede ser no puede ser y, además, es imposible. El francés se iba del campo definitivamente en el minuto 11 y los suyos perdían a una baza de enorme valor en su afán por superar a este Getafe venido a menos.

Sucedía todo, además, después de que los forasteros ya le hubieran regalado la posibilidad de allanar el camino a Loren. Cabaco dio un pase a su portero sin mirar y el delantero centro bético lo tuvo de lo más fácil, hizo bien al driblar a David Soria en su salida, pero, inexplicablemente, su disparo con el interior y con toda la portería expedita para él se fue fuera y por bastante, además, casi un metro.

Con la lesión de Nabil Fekir todo comenzaba a empinarse, sobre todo tras el error de Loren

Corría el minuto 6 todavía y el Betis había mandado al limbo una ocasión de las clarísimas ante un rival que, teóricamente, no suele conceder muchas oportunidades de ser batido. Pero el arranque del juego no parecía conducir a semejante conclusión, pues David Soria se lucía por primera vez en un disparo de Guardado sin ningún jugador de azul estorbándolo.

Las imágenes del Betis-Getafe Las imágenes del Betis-Getafe

Las imágenes del Betis-Getafe / Antonio Pizarro

El Betis ya había tenido dos ocasiones claras al cuarto de hora, pero había perdido a una de sus piezas importantes en el tablero de ajedrez y aquello comenzó a calmarse para solaz de un Getafe visiblemente inferior a los anfitriones. El juego se comenzó a igualar por lo bajo, Canales se vía muy poco acompañado en la creación mientras que la escuadra de Bordalás se limitaba a impedir que recibiera Guido Rodríguez, lo único que hizo bien en ese primer acto del litigio.

Los verdiblancos estaban obligados a reaccionar, a subir varios puntos en su juego y lo hicieron con celeridad tras el intermedio, pues Tello sí aprovechó un gran pase de Canales para entrar por la izquierda, pero se quedó a medias entre el pase y el tiro cuando lo tenía todo a favor y Loren no pudo rematar la acción.

Tras el intermedio, Tello pudo marcar, pero hasta el penalti de Canales el Getafe llegó a inquietar

Aunque el Getafe fue mejorando con el transcurrir de los minutos, quien pudo marcar por primera vez fue Canales, pero su disparo, con la derecha, era bien detenido por David Soria. Idénticos protagonistas se mirarían frente a frente después de un susto de Arambarri a Joel y el guardameta del Getafe volvió a ganarle la partida al cántabro en un penalti, el primero de los dos que tuvo el Betis para decantar el choque a su favor.

Se había escapado la primera gran ocasión entre las protestas del Getafe, pero en la segunda Borja Iglesias, que genera los dos máximos castigos, sí aprovechó el suyo. El Betis había aprovechado esa vía, como otras veces fue al revés, y se anotaba tres puntos importantísimos en su casillero. Así, que a disfrutar a lo grande y a quién le importa ya cómo se llegó hasta ese nuevo triunfo. A los béticos, seguro que no, ganar, ganar y volver a ganar, de eso se trata, ¿verdad?

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios