Espanyol-Betis | Contracrónica

Pau y Tello, un regreso con nota

  • El portero, pese a los pitos que recibió, tuvo personalidad 

  • El extremo, que pasó por la cantera perica, firmó un golazo

Tello celebra su gol mientras Joaquín corre a felicitarlo. Tello celebra su gol mientras Joaquín corre a felicitarlo.

Tello celebra su gol mientras Joaquín corre a felicitarlo. / RBB

Pau López y Cristian Tello volvieron a la que fue su casa, ya que ambos se formaron en los escalafones inferiores del Espanyol. El primero llegó a ser, recientemente, uno de los baluartes del cuadro blanquiazul y el segundo estuvo en la cantera perica hasta la etapa de juvenil, cuando pasó entonces al Barcelona, y los dos fueron ayer protagonistas en la victoria de un Betis arropado por muchísimos hinchas.

La afición del Espanyol no paró en todo el partido de pitar a Pau López cada vez que tocaba la pelota. Ni una vez. Siempre que el meta heliopolitano sacaba el balón jugado o la atrapaba en alguna acción, se escuchaban los silbidos de forma constante. Pero Pau demostró personalidad y firmeza en todo momento. Nunca se descompuso. Ni siquiera en la salida de la pelota a la hora de arriesgar en esa ridícula orden que tiene desde el banquillo de sacar el balón jugado siempre.

Vuelta a casa y buena actuación. No pudo hacer nada en el gol de Sergio García, pero sí estuvo sensacional ante Baptistao salvando a su equipo y demostrando por qué es en estos momentos uno de los porteros con mayor nivel de la Liga. Y con algo fundamental en el fútbol mucho veneno en el campo. Si Pau fue protagonista en la vuelta a casa, también lo fue Tello. El extremo, aunque juegue de carrilero, dejó un golazo (pidió perdón a la afición perica) de falta directa que fue una obra de arte.

Un tanto que lo hubieran firmado Marcos Assunçao o Beñat. Joaquín se postuló para tirar la falta mientras hablaba con Tello sobre quién la iba a tirar, y al final la sacó el catalán para hacer imposible la estirada de Diego López. ¡Boom! 1-2 y alegría inmensa para los béticos que se dieron cita en el RCDE Stadium para animar a su equipo en tan importante encuentro.

Además de ocupar la zona visitante, fueron muchos los béticos de tierras catalanas que decidieron hacer acto de presencia en Cornellà para arropar a los suyos en un partido en el que los verdiblancos demostraron siempre ambición y fe para lograr tres puntos fundamentales para ocupar puestos de Liga Europa y seguir soñando...

Un sueño que junto a Pau López y Tello alimentan futbolistas como Canales, que continúa a un nivel muy alto; Lo Celso, que sigue ganándose el cariño de los béticos a base de goles y buenos partidos; la categoría de Joaquín como capitán, el empaque y nivel de Carvalho, los mimbres de la defensa... Y a expensas de los fichajes que puedan hacer los de Heliópolis en invierno para afrontar con más garantías y dar otro salto de calidad la segunda parte de la temporada, con ese killer como principal objetivo de Lorenzo Serra Ferrer, que respira hambre y exigencia a más no poder. Y hasta esa ambición empieza ya a aparecer en el discurso de Quique Setién de cara a Europa y ayer para ir a por el partido en Barcelona.

Ahora, el beticismo se prepara ya para la cita del próximo sábado en el Benito Villamarín ante el Eibar. El último para cerrar con nota alta el buen año de un Betis que ayer ganó con justicia en el regreso al feudo perico de Pau y Tello.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios