real betis

A la búsqueda del talismán

  • El Betis visita por última vez el Vicente Calderón con los títulos de Copa de 1977 y 2005 en la memoria y la intención de olvidar las últimas dos goleadas recibidas.

Rubén Castro, con Zozulya enfrente, durante un ejercicio con conos. Rubén Castro, con Zozulya enfrente, durante un ejercicio con conos.

Rubén Castro, con Zozulya enfrente, durante un ejercicio con conos. / antonio pizarro

El Betis visitará el sábado, por última vez, el estadio Vicente Calderón. Un campo de muy grato recuerdo para los verdiblancos por los títulos de Copa del Rey conseguidos en 1977 y 2005, ante Athletic Club y Osasuna, respectivamente, pero que en las últimas temporadas ha dejado un mal sabor de boca en el bético por los resultados negativos y la imagen pobre que ha ofrecido su equipo en la capital de España ante un rival que de la mano de Diego Pablo Simeone sigue rindiendo a un alto nivel, pese a que esta campaña no anda, hasta el momento, tan bien como en las anteriores.

De hecho, el técnico del Atlético de Madrid no conoce la derrota ante el Betis, con un balance de siete victorias (6 en Liga y una en la Copa) y dos empates (uno en Liga y otro en Copa). La primera vez que el argentino, como técnico del equipo madrileño, se midió al cuadro verdiblanco, en Liga, el encuentro finalizó con un empate (2-2, en la 11-12) en el Benito Villamarín, y la otra igualada se produjo en un partido de Copa (12-13) que concluyó 1-1 también en el recinto verdiblanco. Después, todo han sido derrotas para el Betis. En la temporada 12-13 los de Heliópolis cayeron en tres ocasiones, dos en la Liga (2-4 y 1-0) y una en Copa (2-0), y en la 13-14 perdieron en otras dos (5-0 y 0-2). La pasada campaña, el equipo bético también perdió los dos partidos ante los colchoneros (0-1 en el Villamarín y 5-1 en el Calderón).

Tampoco Víctor Sánchez del Amo, como técnico, conoce la victoria ante Simeone, pues el pasado curso con el Deportivo de la Coruña empató ante el Atlético en Riazor (1-1) y después cayó derrotado en Madrid (3-0). Así, para buscar la última victoria bética en terreno atlético hay que retroceder hasta la jornada 17 de la temporada 11-12, cuando el Betis de Pepe Mel se impuso 0-2, con goles de Pozuelo y Roque Santa Cruz, al por entonces equipo entrenado por Gregorio Manzano, que poco después fue sustituido por Simeone, que desde entonces ha dado muchos éxitos a un Atlético al que volverá a enfrentarse Rubén Castro.

El canario tendrá una nueva oportunidad para seguir acercándose a su gran objetivo personal, ser el máximo goleador del Betis en Primera División. En estos momentos suma 71 goles, estando a siete de igualar a Poli Rincón (78), y ante los rojiblancos volverá a ser el gran baluarte para que su equipo tenga opciones de sacar un resultado positivo del Calderón, aunque el 24 bético no tiene en su diana al Atlético como uno de principales equipos. De hecho, en su trayectoria en Primera (Liga y Copa) se ha medido al equipo colchonero en 15 ocasiones (dos triunfos, tres empates y 10 derrotas) y sólo le ha marcado en dos ocasiones, en un Atlético-Deportivo (3-2, enero de 2006) y en el Atlético-Betis del campeonato anterior (5-1).

Un nuevo reto para Rubén -de él nunca hay que dudar-, que una temporada más, a base de goles, sigue siendo el principal referente de un Betis que el sábado quiere volver a recuperar las buenas sensaciones que a lo largo de historia ha podido vivir en su estadio talismán, el Vicente Calderón. Una ardua empresa para un conjunto verdiblanco que, después de conseguir la victoria ante el Leganés para seguir demostrando su fortaleza en casa con Víctor en el banquillo, busca mejorar su imagen y sus números a domicilio, donde está demostrando una cara opuesta a la de casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios