Actualidad

Así es la Sputnik V, la vacuna rusa contra el coronavirus presenta sus virtudes en español

Así es la Sputnik V, la vacuna rusa contra el coronavirus Así es la Sputnik V, la vacuna rusa contra el coronavirus

Así es la Sputnik V, la vacuna rusa contra el coronavirus / Archivo

El proceso de vacunación sigue su curso en España con la mirada puesta en las nuevas vacunas que están muy cerca de conseguir la aprobación de la Agencia Europea de Medicamentos, organismo encargado de dar viabilidad a este medicamento que es vital para combatir la pandemia del coronavirus. La que pronto se podría unir al "batallón" será la Sputnik V, la vacuna rusa que ha pasado de transmitir inseguridad a ser vista como una de las soluciones más prometedoras ante la falta de dosis en todo el viejo continente.

Sputnik V nace en el Instituto Gamaleya de Investigación en Epidemiología y Microbiología y desde los laboratorios que lo conforman, son cientos los científicos y especialistas que han conseguido obtener resultados muy esperanzadores. En concreto, se ha determinado que las dosis tienen una eficacia del 91,6% en base a los datos de 19.866 voluntarios que recibieron la primera y la segunda inyección de la vacuna.

El antídoto, que ya ha sido registrado en más de 15 países, tiene ya a otros 50 que han solicitado 2.400 millones de dosis para vacunar a una población que necesitará, eso sí, dos dosis del remedio ruso.

Los detalles sobre la Sputnik V

Este remedio que puede tener un papel fundamental a la hora de garantizar a Europa la deseada inmunidad de rebaño se sustenta sobre las bases de la ciencia rusa, un sector que ha sido muy alabado en la historia. En torno a esa aclamada historia gira su nombre; Sputnik V fue el nombre del primer satélite espacial soviético. El lanzamiento del Sputnik-1 en 1957 intensificó la investigación espacial en el mundo entero, creando el llamado "momento Sputnik" para la comunidad internacional.

En otro orden de cosas, la Sputnik es la primera vacuna registrada en el mundo a base de una plataforma probada basada en vectores adenovirales humanos. Es decir, su funcionalidad radica en introducir material genético de otro virus en una célula. Por tanto, de manera segura, se prepara al organismo y se ayuda al sistema inmunológico a reaccionar y producir anticuerpos ante una posible infección.

Si miramos la economía, cada dosis costará algo más de 8 euros y habrá que administrar a las personas dos. En cuanto a la conservación, es mucho más factible que las primeras que salieron ya que la Sputnik V puede conservarse entre los 2º y 8º grados. Por último, aunque su fiabilidad es del 91,6%, la protección en los casos más severos llega al 100%.

Sputnik V y su llegada a España

La incertidumbre sobre la Sputnik V estaba en la falta de información que los laboratorios rusos habían ofrecido hasta el momento. En la actualidad, se están desvelando muchos más aspectos sobre el antídoto y el nivel de confianza ya gira en torno al 50% en Europa.

España está muy pendiente de los avances de la vacuna rusa y, aunque puede que tarde en llegar a España, los expertos creen que hacerse con ellas puede ser un paso muy importante en la estrategia de vacunación de cara a llegar a un mayor porcentaje de la población. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios