Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

medio ambiente

La calidad del aire también podría tener efectos sobre el cáncer de boca o laringe

Los altos niveles de contaminantes del aire, especialmente las partículas finas (PM2.5) y, en menor medida, el ozono, pueden estar relacionados con un mayor riesgo de desarrollar cáncer de boca, sugiere un estudio publicado en la edición digital de Journal of Investigative Medicine.

El número de nuevos casos y muertes por cáncer de boca está aumentando en muchas partes del mundo. Los factores de riesgo conocidos incluyen fumar, beber, el virus del papiloma humano y, en algunas partes del sudeste asiático, la masticación de quid de betel (paan), una mezcla de ingredientes envueltos en hoja de betel.

También se cree que la exposición a metales pesados y las emisiones de las plantas petroquímicas están implicadas en el desarrollo de la enfermedad, mientras que la contaminación del aire, especialmente PM2.5, es perjudicial para la salud respiratoria y cardiovascular.

Para averiguar si los contaminantes del aire podrían tener un papel en el desarrollo del cáncer de boca, los investigadores extrajeron las bases de datos nacionales de cáncer, salud, seguros y calidad del aire. Recurrieron a niveles promedio de contaminantes del aire (dióxido de azufre, monóxido de carbono, ozono, monóxido de nitrógeno, dióxido de nitrógeno y diversos tamaños de partículas finas), medidos en 2009 en 66 estaciones de monitorización de la calidad del aire en Taiwán.

En 2012-2013, verificaron los registros de salud de 482.659 hombres de 40 años o más que habían asistido a servicios de salud preventivos y proporcionaron información sobre el hábito de masticar tabaco/betel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios