Prevención cáncer

Frambuesa contra el cáncer de colon: resultados de un nuevo estudio científico

  • La investigación incluye a este fruto rojo entre los alimentos recomendados en la dieta para prevenir el cáncer de colon

Arándanos, moras y frambuesas.

Arándanos, moras y frambuesas.

Un equipo de investigación del IFAPA ‘Alameda del Obispo’ de Córdoba junto a otros centros de Reino Unido, Italia y Arabia Saudí ha determinado qué elementos efectivos y beneficiosos de la frambuesa llegan realmente al colon tras la digestión. Además, ha demostrado mediante un proceso de digestión ex vivo, es decir, en una digestión real, que su consumo contribuye a la protección de las células frente al cáncer colorrectal.

En el estudio se ha encontrado compuestos de la frambuesa en el colon. Se trata de polifenoles con acción antioxidante y antinflamatoria. Estos desempeñan, además, un papel de protección contra el cáncer colorrectal por su actividad contra el estrés y muerte celular. Es decir, actúan tras la digestión intestinal evitando el estrés oxidativo de las células y, por tanto, su muerte.

Gracias a la investigación se puede situar este fruto rojo dentro de los alimentos recomendados en la dieta para prevenir el cáncer de colon. “Hemos determinado la proporción exacta de los compuestos que llega al colon tras la digestión. Además, hemos comprobado en cultivos celulares que la acción microbiana transforma ciertas moléculas, presentes inicialmente en la frambuesa, en ácidos fenólicos que ejercen la acción beneficiosa en el organismo”, indica la investigadora Gema Pereira-Caro, coautora del artículo.

La investigación

El objetivo de la investigación era conocer la degradación y la acción de estos compuestos en ese momento. En algunas ocasiones, los datos que se obtienen mediante simulaciones de laboratorio no ofrecen la necesaria exactitud para comprender en profundidad la acción concreta de este fruto. En este caso, los trabajos se han realizado trabajando con pacientes a los que ya se les había practicado una colostomía. De esta manera, se ha conseguido una mayor precisión en los resultados.

Los estudios han incluido el análisis de la masa digerida que procede del íleon, llamada líquido ileal, extraído de las bolsas de los pacientes sin colon. En él se incluyen los compuestos antioxidantes de la frambuesa no absorbidos por el intestino delgado.

En una persona sin esta patología, este digerido alcanzaría el colon, donde las bacterias, también conocidas como microbiota intestinal, la degradarían. Los nutrientes resultantes pasan al torrente sanguíneo pero, al mismo tiempo, actúan de manera beneficiosa protegiendo las células de la pared del intestino.

Tras la determinación de los compuestos que se forman durante la digestión, los expertos sometieron las muestras de líquido ileal a fermentación fecal para replicar lo que ocurriría en el colon en sujetos sanos. Así, se analizaron las sustancias producidas para detectar cambios en la composición química, concretar la actividad de estos compuestos en la protección contra el daño del ADN y conocer la activación de Nrf2-ARE, una proteína con alto poder antioxidante. De esta manera se establece con precisión qué componente exacto resulta y cómo actúa en las células en la última parte del tracto intestinal.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios