Microbiología

A la caza del agente causal de las infecciones

  • La Sociedad Andaluza de Microbiología y Parasitología Clínica aborda los retos de su especialidad

Álvaro Pascual, jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Virgen Macarena, es vicepresidente de la Sampac. Álvaro Pascual, jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Virgen Macarena, es vicepresidente de la Sampac.

Álvaro Pascual, jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Virgen Macarena, es vicepresidente de la Sampac. / M.G.

La labor esencial de la microbiología clínica es el adecuado diagnóstico de las infecciones. Su objetivo es saber el agente causal lo antes posible para que al paciente se le pueda poner un tratamiento determinado a la mayor celeridad. El pasado mes de noviembre, Sevilla acogió la reunión anual de la Sociedad Andaluza de Microbiología y Parasitología Clínica (Sampac), centrada este año en el manejo de las resistencias antibióticas. A mayor rapidez, mejor pronóstico y, por tanto, menor morbilidad y mortalidad.

Según explica el doctor Álvaro Pascual Hernández, jefe de Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Virgen Macarena, en Sevilla, y vicepresidente de la Sampac, “los laboratorios de Microbiología son los que estudian la actividad de los antibióticos en los microrganismos que producen una infección”. Esta labor “exige un buen manejo para que los antibióticos se utilicen de manera adecuada”. La selección terapéutica parte de la creación del antibiograma, clave para detectar si una bacteria es sensible o resistente a un antibiótico.

Para el experto, “es muy importante cuidar esto para poder utilizar los antibióticos el mayor tiempo posible”. Durante la última reunión de la Sampac, “hemos estado trabajando en el análisis de las normas internacionales de interpretación de un antibiograma focalizando mucho en los nuevos antibióticos”, subraya.

Actualmente, el reto para los microbiólogos es optimizar las técnicas diagnósticas, moleculares y de proteómica, para diagnosticar los antes posible. “Si no se determina el agente, hay que utilizar tratamientos a ciegas y usar más de los necesarios. Si yo en poco tiempo puedo determinar el origen, puedo aplicar un antibiótico dirigido a un microbio concreto y el resultado será mucho mejor. No queremos matar mosquitos a cañonazos, sino ser muy selectivos”, aclara Pascual. Otro desafío para su especialidad el de las infecciones nuevas o emergentes, como determinados virus hemorrágicos en España, con las fiebres hemorrágicas de Crimea Congo o el dengue.

"Los programas de vigilancia y control son eficaces y podemos medir y comparar resultados entre centros, mejorando así la transparencia y la vigilancia”

El doctor Álvaro Pascual Forma parte del comité científico del Programa integral de prevención y control de las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria y uso apropiado de los antimicrobianos (Pirasoa). Desde su punto de vista, “ha sido una de las mejores iniciativas del SAS para el uso de antibióticos y la prevención de infecciones derivadas de la asistencia sanitaria”. Aunque reconoce que “sería recomendable contar con más recursos”, subraya los beneficios obtenidos gracias a la implicación de los profesionales, logrando cumplir con los indicadores casi en tiempo real y con un laboratorio de referencia en tiempo real. “Esto está muy por delante de otras CCAA y países de nuestro entorno”. Respecto a las infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, el especialista apunta que, aunque hay infecciones inevitables, “los programas de vigilancia y control son eficaces y podemos medir y comparar resultados entre centros, mejorando así la transparencia y la vigilancia”.

Por último, atendiendo a los indicadores, se está disminuyendo el consumo de antibióticos tanto en a Atención Primaria como en hospitales. “Estamos empezando ya a notar una disminución global de su utilización. Es importante formar a la población general y a los especialistas para un uso adecuado. En el Eurobarómetro de hace unos tres años, la población española era de las que menos conocimiento tenía sobre el correcto uso de antibióticos. Nos vamos acercando a los indicadores de países de nuestro entorno, pero aún queda mucho por hacer”, afirma Pascual.

más noticias de ENFERMEDADES Ir a la sección Enfermedades »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios