El Palquillo

25 años del encuentro de las Esperanzas en la Catedral

  • Una inesperada llovizna dejó a la Macarena en el Templo Metropolitano

25 años del encuentro de las Esperanzas en la Catedral 25 años del encuentro de las Esperanzas en la Catedral

25 años del encuentro de las Esperanzas en la Catedral / D. S.

Un encuentro rápido. Fugaz. Una Salve. Unos abrazos. Una unión que se fortalece. Y de nuevo cada una a retomar su camino. Así fue hace 25 años el encuentro en la Catedral de los pasos de la Esperanza Macarena y la Esperanza de Triana. La primera se había quedado en el Templo Metropolitano tras una llovizna que se produjo justo cuando tenía que emprender el regreso a la basílica. Arriado el paso de la Virgen de la Esperanza junto a la Puerta de los Palos, salieron las hermandades del Calvario y la Esperanza de Triana, produciéndose un momento único que fue transmitido en directo por las cámaras de Canal Sur y que captó con su cámara el fotógrafo Gabriel Pou.

"A la entrada de la Catedral empezaron a caer algunas gotas. Le entregué la vara al canónigo que estaba esperándonos y me fui a la Puerta de los Palos. Desde allí, con la luz de las farolas, se veían los goterones. Tomamos la decisión de que nos quedábamos allí. Hasta que no hubiera un claro, la Virgen de la Esperanza no salía de la Catedral", recuerda Joaquín Sainz de la Maza, hermano mayor de la Macarena en aquel año de 1995.

El paso de palio de la Virgen de San Gil se había quedado en la Catedral acompañado por el último tramo del cortejo, los cirios verdes. El resto de la cofradía, junto al paso del Señor de la Sentencia, se refugió en la iglesia de la Anunciación. Allí esperó hasta que la Virgen retomó el camino.

El palio de la Esperanza de Triana se dispone a girar hacia el de la Macarena. El palio de la Esperanza de Triana se dispone a girar hacia el de la Macarena.

El palio de la Esperanza de Triana se dispone a girar hacia el de la Macarena. / D. S.

Aquel año se daba además la circunstancia de que  la Hermandad de la Macarena celebraba su 400 aniversario, por lo que se celebró un solemne pontifical y procesión extraordinaria en septiembre. Por aquella efemérides acompañaban a la hermandad dos representaciones de las hermandades del Gran Poder y los Estudiantes, que fueron testigos privilegiados del mágico momento.

La Hermandad del Calvario abandonó la Catedral a toda prisa camino de la Magdalena y empezó a a discurrir la Esperanza de Triana. Como curiosidad, en las imágenes de la televisión se pueden ver al fondo de la nave de la Catedral los pasos de la Hermandad de la Bofetá, que se tuvieron que quedar el Martes Santo por la lluvia, regresando el Domingo de Resurrección a San Lorenzo.

"Los nazarenos de la Esperanza de Triana pasaban delante del paso y miraban. Todo en un ambiente de mucho recogimiento. El paso de misterio fue parcialmente girado y tuve el privilegio de llamar al martillo", relata Sainz de la Maza.

Pasada la Semana Santa Alfredo Álvarez Mensaque obsequia a Joaquín Sainz de la Maza con una vela rizada. Pasada la Semana Santa Alfredo Álvarez Mensaque obsequia a Joaquín Sainz de la Maza con una vela rizada.

Pasada la Semana Santa Alfredo Álvarez Mensaque obsequia a Joaquín Sainz de la Maza con una vela rizada. / D. S.

Así se llegó al momento en el que el paso de palio de la Esperanza de Triana encarada la Puerta de los Palos. El capataz mandó que el paso se girara y así se encaró con el de la Macarena. Prácticamente pegado uno con el otro. Dos ascuas de luz. Dos Esperanzas cara a cara.

"Se cantó la Salve de manera espontánea. Fue muy emotivo. Un momento de muchos sentimientos. Las juntas de gobierno nos abrazamos. Teníamos lágrimas en los ojos. Alfredo Álvarez Mensaque, hermano mayor de la Esperanza de Triana, me pidió que llamará al paso. El Señor y la Virgen quisieron que aquello se produjera. También se acabó con ciertos mitos", cuenta Sainz de la Maza. 

Fuera, el público aplaudía la escena y también entonaba la Salve.Tras el breve encuentro, salía la Esperanza de Triana de la Catedral a los sones de Pasa la Virgen Macarena. Acto seguido, la Virgen de la Esperanza hizo lo propio para encaminarse rápidamente hacia la Anunciación donde ya se estaba formando el cortejo.

Tras aquel encuentro en la Madrugada del 15 de abril de 1995 se reforzaron y afianzaron aún más las relaciones fraternas entre estas dos hermandades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios