Exposiciones en la Fundación Cajasol Sevilla se viste de Corpus cofradiero

El hermano mayor de la Cena, Álvaro Enríquez, durante su discurso en la inauguración de las exposiciones en la Fundación Cajasol.

El hermano mayor de la Cena, Álvaro Enríquez, durante su discurso en la inauguración de las exposiciones en la Fundación Cajasol. / José Ángel García

La Fundación Cajasol recupera el foco de la atención cofradiera con dos exposiciones: una con los proyectos del concurso de ideas para el nuevo paso de misterio de la Hermandad de la Cena y otra, llamada Barrio, Parroquia y Hermandad, una sola cosa, que conmemora el 75 aniversario de la Hermandad de Santa Genoveva. Dos reclamos culturales que aprovechan la semana de la festividad del Corpus Christi para ver la luz en la sede de la entidad bancaria, que vuelve a convertirse en galería del patrimonio de las hermandades de penitencia de Sevilla. Aunque con estrecha relación con la celebración religiosa de mañana.

Carlos Colón, comisario de la muestra de Santa Genoveva, lo ejemplificó durante la inauguración, realizada en la tarde de ayer: "La Cena da culto a la Eucaristía y preside uno de los altares del Corpus y Santa Genoveva tiene orígenes sacramentales". Además, el profesor de la US y articulista de Diario de Sevilla recordó que "el Ayuntamiento y las hermandades resucitaron el Corpus cuando estuvo a punto de morir hace varias décadas".

Carlos Colón explica la muestra dedicada a Santa Genoveva en la Sala Vanguardia. Carlos Colón explica la muestra dedicada a Santa Genoveva en la Sala Vanguardia.

Carlos Colón explica la muestra dedicada a Santa Genoveva en la Sala Vanguardia. / José Ángel García

Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, fue el encargado de abrir dicho turno de intervenciones y de dar la bienvenida a los asistentes tras un inicio musical a cargo del quinteto de metales Air Brass. Entre los presentes había representantes políticos del Ayuntamiento o la Junta y eclesiásticos del Arzobispado, así como un buen número de miembros de juntas de gobierno de otras corporaciones de la ciudad. Pulido se mostró "encantado de albergar la religiosidad popular" entre los muros de la Fundación Cajasol, donde se vienen realizando numerosas exposiciones entre las que destaca la celebrada la pasada cuaresma: In Nomine Dei. En esta ocasión, el céntrico edificio se divide en dos partes para acoger simultáneamente las dos exposiciones.

En la planta baja, se disponen los 27 proyectos aceptados del concurso de la Hermandad de la Cena, iniciado en 2019. Tienen especial protagonismo los ocho bocetos finalistas, que rodean a una recreación del misterio con la mesa, el pan o los faroles que procesionan cada Semana Santa. Su hermano mayor, Álvaro Enríquez, Álvaro Enrique - Cena agradeció el apoyo de Cajasol antes de recordar que "desde 1970 no se concibe un Corpus sin la Cena". Palabras que ponen de manifiesto el estrecho vínculo entre la corporación del Domingo de Ramos y la tradicional fiesta religiosa primaveral.

Los propietarios del boceto del Cautivo, la familia Úbeda-Lerate, junto a la pieza. Los propietarios del boceto del Cautivo, la familia Úbeda-Lerate, junto a la pieza.

Los propietarios del boceto del Cautivo, la familia Úbeda-Lerate, junto a la pieza. / José Ángel García

En la primera planta y en la Sala Vanguardia se distribuye la exposición de la hermandad del Tiro de Línea. Su hermano mayor, José Enrique González, explicó que en agosto del pasado año surgió la idea de una muestra que apoyada en los tres pilares que conforman su título: barrio, parroquia y hermandad. Para ello, el visitante puede disfrutar tanto de imágenes o planos del Tiro de Línea en su creación, como de mantos o túnicas del Señor de salida procesional, destacando un boceto de la cabeza del Cautivo nunca antes expuesto. González, que recordó como la hermandad surgió de "grupos de adoración nocturna cuando el ferrocarril dividía una Sevilla de otra en pleno campo", resaltó la figura de Antonio González Abato.

Un párroco de la iglesia de las Mercedes que impulsó la corporación durante su etapa y que cuenta con especial protagonismo en la exposición. Junto a él se reparten coronas, insignias o partituras dedicadas a la Hermandad de San Genoveva, cuyas primeras reglas se aprueban en 1956, tomando como lema la proclama realizada en 1952 por el Papa Pío XII: Por un Mundo Mejor. La muestra también contempla un lugar dedicado a los vínculos fundacionales con las hermandades del Gran Poder y la Macarena, contando con el nombramiento de María Santísima de la Esperanza Macarena como protectora de la corporación.

Un visitante observa los proyectos no clasificados del nuevo paso de misterio. Un visitante observa los proyectos no clasificados del nuevo paso de misterio.

Un visitante observa los proyectos no clasificados del nuevo paso de misterio. / José Ángel García

Ambas exposiciones, que han sido producidas y diseñadas por Páginas del Sur, podrán disfrutarse en la Fundación Cajasol hasta el próximo 19 de junio. Dos reclamos durante estos días de Corpus, que también se vive intensamente en el edificio de la Plaza de San Francisco, que tiene en su vestíbulo el paso concebido por el genio de la talla Antonio Martín. Un altar que cada año recorre las calles de la feligresía del Tiro de Línea como culminación a la función en honor al Santísimo Sacramento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios