Cofradías

Sainz de la Maza asegura que deja el Consejo sin rencor a nada ni a nadie

  • El presidente agradece a los delegados su trabajo estos dos años.

  • Las subvenciones apenas suben un 1,3%

Los cargos generales del Consejo y el delegado diocesano de Hermandades, Marcelino Manzano, antes del pleno. Los cargos generales del Consejo y el delegado diocesano de Hermandades, Marcelino Manzano, antes del pleno.

Los cargos generales del Consejo y el delegado diocesano de Hermandades, Marcelino Manzano, antes del pleno. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 2

El Consejo de Cofradías celebró en la noche de ayer el último pleno de las hermandades de Penitencia con Joaquín Sainz de la Maza al frente. El presidente, que dejará el cargo definitivamente tras la asamblea general de mañana jueves, agradeció durante su intervención el trabajo a sus delegados y dio las gracias a los hermanos mayores por su colaboración durante los dos años que ha dirigido la institución. Por su parte, el tesorero, Francisco Vélez, anunció una subida de la subvención menor que otros años. Las hermandades que realizan la estación de penitencia a la Catedral con dos pasos percibirán 35.058,12 euros, apenas un 1,3% más que el año pasado, cuando la subida fue del 6%.

El pleno de Penitencia se desarrolló con normalidad. Había expectación ante la intervención de Sainz de la Maza. El presidente agradeció el apoyo de todos y las muestras de afecto y aseguró que había sido “un gran honor” representar a las hermandades de Sevilla. Sainz de la Maza insistió en que se marcha “sin rencor a nada ni a nadie”, solo con agradecimiento. Los hermanos mayores respondieron a sus palabras con un silencio absoluto. En el turno de ruegos y preguntas, el hermano mayor de la Resurrección, Miguel Ángel Pérez, intervino para agradecer al Consejo el trabajo realizado con su hermandad para que discurriera con total dignidad y normalidad por la carrera oficial.

El tesorero, Francisco Vélez, fue el encargado de dar a conocer las cuentas anuales de la institución y de desgranar el dinero que se reparten las cofradías gracias a la venta de las sillas. Los ingresos totales ascendieron a más de 3.680.000 euros. La subvención es menor que el año pasado porque la institución ha mantenido el precio de los abonos con respecto a 2017, por la reducción de 237 sillas y por el aumento del gasto en seguridad. El año pasado, además, se realizó una optimización de los recursos que permitió al Consejo reducir gastos e ingresar unos 100.000 euros más. Las cofradías con un solo paso percibirán 28.115 euros, 350 más que en el año pasado. Las de dos pasos, que son la mayoría, ingresarán 35.058 euros, 470 euros más. Por último, las corporaciones que van a la Catedral con tres pasos recibirán 42.000 euros, 553 euros más que en 2017. La cantidad total a repartir entre las hermandades es de unos 2,1 millones. De ese montante, el 60% se divide a partes iguales entre las 60 hermandades de penitencia que discurren por la carrera oficial; y el 40% se divide entre los 122 pasos.

Por su parte, las hermandades que no realizan la estación de penitencia en la Catedral también verán cómo aumentan sus ingresos por las subvenciones. Las víspera se repartirán más de 130.000 euros. Las de un paso se llevarán 10.485 euros; y las de dos, 14.368 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios