El Palquillo

La Esperanza de Triana y la Hiniesta recibirán 60.000 euros del Ayuntamiento

  • Serán destinados a la promoción del museo trianero y a la restauración de los restos arqueológicos bajo San Julián

Francisco Ros, teniente de la hermandad, muestra los restos. Francisco Ros, teniente de la hermandad, muestra los restos.

Francisco Ros, teniente de la hermandad, muestra los restos. / Juan Carlos Muñoz

Ayuda municipal para promover, exhibir y conservar el patrimonio. El presupuesto municipal, aprobado hace un mes, incluye dos partidas, dentro del capítulo dedicado a la promoción cultural, destinadas al proyecto museístico de la Hermandad de la Esperanza de Triana y a la restauración y exhibición de los restos arqueológicos hallados hace unos años en la casas de hermandad de la Hiniesta. Ambas corporaciones recibirán 60.000 euros para estos fines.

La partida destinada a la Esperanza de Triana persigue sumar e incorporar el tesoro devocional de la hermandad, inaugurado a principios de diciembre, a la oferta turística y cultural del barrio, uno de los más visitados y demandados por los turistas, y al que se va a dotar de un plan específico que aproveche todo su potencial. Como recoge el convenio firmado con la hermandad, "el Ayuntamiento reconoce el especial interés para Sevilla de sumar un nuevo elemento cultural y turístico que potenciará los ya existentes y que supone una contribución relevante, por el contenido del museo de la Hermandad Sacramental Esperanza de Triana, para conocer y apreciar elementos importantes del patrimonio cultural". Mediante la firma del protocolo el Consistorio muestra su apoyo al convenio y colaborará de manera conjunta mediante la realización de actuaciones que contribuyan a la "difusión del riquísimo legado histórico, artístico, cultural y devocional del que la Hermandad de la Esperanza de Triana es depositaria".

Por su parte, la Hermandad de la Hiniesta cuenta con otros 60.000 euros para la conservación y restauración de los valiosos restos arqueológicos gracias a la moción elevada al Pleno de diciembre por el grupo municipal socialista. Durante la realización de las obras de la casa de hermandad se encontró un zócalo, de 4,20 por 0,95 metros, decorado con pinturas al fresco del periodo abbadí (siglo XI), entre otras estructuras y objetos. La sorpresa fue mayúscula, tanto que los arqueólogos pensaron que se encontraban ante el palacio perdido de Al Mutamid. La hermandad cuenta con un proyecto para su restauración, que permita su visita pública, que requiere una inversión de 100.000 euros. Esta futura intervención garantizaría la conservación adecuada de los restos y permitiría adecuar el espacio para su visita de forma diferenciada al uso de la casa de hermandad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios