El Palquillo

Julio Cuesta: "Con el coronavirus he pensado en un Pregón absolutamente virtual"

  • El pregonero de la Semana Santa de Sevilla 2020 asistió al encuentro con los periodistas en La Raza

Julio Cuesta: "Con el coronavirus he pensado en un pregón absolutamente virtual". Julio Cuesta: "Con el coronavirus he pensado en un pregón absolutamente virtual".

Julio Cuesta: "Con el coronavirus he pensado en un pregón absolutamente virtual". / José Ángel García

Este miércoles ha tenido lugar, en el restaurante La Raza, el tradicional desayuno del pregonero de la Semana Santa de Sevilla con los medios de comunicación. Julio Cuesta Domíguez ha estado acompañado por José Ignacio de Rojas, uno de los directores de Grupo La Raza, y ha contado con la asistencia de Ricardo Sánchez Antúnez, delegado del gobierno de Andalucía en Sevilla y amigo suyo.

Julio Cuesta ha asegurado que "el acontecimiento más grande de la historia de la humanidad es el nacimiento de Jesucristo" y que "no existe una evolución sociológica igual, con Dios de fondo, como la Semana Santa de Sevilla". En cuanto a su nombramiento como pregonero, comenta que "no contemplaba el escenario de ser pregonero de la Semana Santa". "Sólo había dado algún pregón, pero por compromiso". Cuando recibió la llamada del presidente del Consejo de Hermandades, Paco Vélez, "tuve que recapacitar y recomponerme anímicamente para contestar".

Estuvo media hora intentando localizar a sus hijos y a su esposa, pero no le cogían el teléfono, "hablé con mi mujer y me dijo: tú a Sevilla no le puedes decir que no". Desde entonces tienen un grupo de chat, por el que van organizando los detalles del pregón con sus hijos: Julio, Javier y Antonio.

Desde que Sevilla conociese el nombre del pregonero, la presión ha ido in crescendo "con presiones positivas y negativas". "Hay quien me dice ¡qué pregonazo vas a dar! o quien me ve y pregunta ¿habrás escrito algo no?", comenta entre risas. Cuesta lo tiene claro, "va a ser un pregón de verdad, porque no voy a decir nada que no sienta". "Si soy capaz de llegar dos o tres veces al corazón de la gente... estoy satisfecho", ha añadido.

Igualmente, su designación le ha regalado momentos de gran valor, como los traslados al camarín de la Esperanza de Triana y de la Esperanza Macarena, "con la mirada clavada, cogida por el talle". "En la Basílica del Gran Poder, durante un acto, el hermano mayor me nombró y me dieron un aplauso...", comenta abrumado por las muestras de cariño y afecto que está recibiendo por todos sitios. "Me hicieron Hijo Predilecto de Sevilla y nadie me paraba por la calle...".

No pretende pasarse de los 45 minutos de pregón, para que el público no se desconecte. No está muy por la labor de utilizar música, como viene siendo habitual en los últimos años, pero "no me gana nadie en innovar". "Me gusta mantener la liturgia de las cosas, y el pregón es un género literario con todos los avíos". Cuesta no tuvo reparo en comentar que "si hay que irse al Bernabeu... hay sitios en Sevilla, y el pregón ha ido cambiando del teatro San Fernando al Lope de Vega, y de allí al Maestranza", refiriéndose al aforo.

No rechaza abrir otras variables en el Pregón como "la disposición del escenario". ¿Mencionará a todas las hermandades?, la respuesta es no, "es imposible mencionar a todas, pero intentaré que todo el mundo se dé por aludido". Los primeros en escuchar el pregón van a ser sus familiares. El arzobispo ha puesto en él toda su confianza, y mantendrán un encuentro antes del pregón.

La Semana Santa y su prólogo se vivirán este año, posiblemente, pendientes de lo que ocurre con el ya famoso coronavirus. Sobre esto el pregonero ha llegado a pensar en "un pregón absolutamente en la red, de forma virtual", emitido sólo por televisión y radio, con el teatro vacío. "Mi mujer se lo ha planteado, y yo lo he pensado". "Imaginaros que la cosa va a más... aquí la providencia manda", comenta seriamente. Si el gobierno prohibiese las grandes concentraciones de público, el pregón y la propia Semana Santa 2020 podrían ser alterados.

En 2012, Julio Cuesta fue nombrado presidente de la Fundación Cruzcampo, cargo que compaginó con la presidencia de la Asociación Española Contra el Cáncer en Sevilla. "Cruzcampo va a ir asociada a algo; va a ser una primicia", contesta con una sonrisa. La vinculación de la Cruz del Campo con la Semana Santa viene desde los inicios de las primeras peregrinaciones de hermandades, "la Hermandad de San Pablo hacía su estación de penitencia a este lugar", ha señalado Cuesta.

Por último ha querido resaltar que "estamos metidos en los anecdotarios, pero lo importante es lo otro". Julio Cuesta ha hecho referencia, a modo de ejemplo, del caso de la incorporación de nuevas hermandades a la carrera oficial. "Si en mi estantería no caben más libros... quizá cambiando un poco el orden cabe alguno más, pero la estantería es la que es", haciendo el símil con los días de la Semana Santa. Como cierre ha hecho hincapié en la importancia del papel de las hermandades en los barrios, "tenemos que ver también esa perspectiva".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios