Semana Santa 2018

Madrugada: Una reforma en punto muerto

  • El Consejo ha anunciado una solución antes de la Inmaculada, pero las hermandades no se reúnen desde mayo

  • Romper la Concordia y hacer la carrera al revés son dos alternativas

MadrugadaUna reforma en punto muerto MadrugadaUna reforma en punto muerto

MadrugadaUna reforma en punto muerto

Una anunciada reforma que no avanza. La ansiada remodelación de la Madrugada para el próximo año, tras los lamentables sucesos del año que pasado, tiene que estar lista antes del puente de la Inmaculada, fecha anunciada por el presidente del Consejo de Cofradías, Joaquín Sainz de la Maza. Mientras la junta superior, concretamente la sección de penitencia, lleva tiempo trabajando y barajando las distintas posibilidades, en las hermandades sucede todo lo contrario. La única reunión que ha habido fue tras la Semana Santa, en mayo. Desde entonces no se han vuelto a citar para avanzar en la revisión que ha reclamado el Ayuntamiento una y otra vez en los últimos meses. En las cofradías ya empiezan a dejar entrever que, si fuera por ellas, mantendrían la configuración actual de la nómina a la espera del gran cambio general anunciado por el Consejo para el próximo año, con un probable cambio de la carrera oficial.

El último en mostrarse partidario de dejarlo todo como está, recordando que en el año 2016 todo resultó razonablemente bien, fue el pasado lunes Santiago Álvarez Ortega, actual teniente de hermano mayor de la Macarena y uno de los dos candidatos a la vara dorada en los comicios que se celebran el 12 de noviembre. Fue rotundo en un encuentro celebrado con periodistas al ser cuestionado al respecto: "No hay ninguna opción este año que mejore lo que hay. Este año no habrá problemas. Soy partidario de esperar a que haya una decisión global". Álvarez Ortega, en cualquier caso, se volvió a mostrar convencido de que la mejor solución para arreglar los problemáticos cruces es dar por finalizada la Concordia que en el año 1903 firmaron la Macarena y el Gran Poder para alternar el orden de paso. La cofradía del arco recuperaría el segundo puesto, pasando la de San Lorenzo al tercero. "Romper la Concordia a nosotros nos causa más perjuicios que beneficios, pero lo propusimos como bien del día". Este cambio eliminaría de un plumazo los cruces del Gran Poder y la Esperanza de Triana en Reyes Católicos y el de la Macarena y el Silencio en Trajano.

El Ayuntamiento baraja como una solución que se retrase unas horas el inicio de la Madrugada

Una de las ideas que maneja el Ayuntamiento para la Madrugada es retrasar varias horas su comienzo para que no haya tanta continuidad con el Jueves Santo. En ese tiempo, se podrían quitar las sillas, se limpiarían las calles y la Policía cerraría los bares, además de disuadir a los jóvenes que se dispongan a beber en la calle. Con este retranqueo del inicio de las procesiones en la Campana, la Macarena, de ser la segunda, no tendría ya que adelantar su salida a las 23:00, como debería hacer si se mantienen los mismos horarios que en 2017.

El Consejo no sólo está condicionado con lo que suceda en las elecciones de la Hermandad de la Macarena. También cuenta con el hándicap de que los Gitanos celebra sus comicios en enero, y la toma de posesión de la nueva junta de gobierno no sería hasta febrero, contando con muy poco margen para decidir.

Mientras las hermandades siguen sin mover ficha, en San Gregorio barajan diversas soluciones. Una de ellas es invertir la carrera oficial, como se ha hecho el Martes Santo, comenzando en la Catedral y finalizando en la Campana. Una posibilidad que han estudiado también otros días. Esta solución es identificada por muchas personas desde hace años como idónea para acabar con todos los problemas existentes. En el Foro Cofrade, como ya hicieron con el Martes Santo, han adaptado los recorridos y los horarios a esta nueva disposición. Según la parrilla, el Silencio mantendría su horario de salida y llegaría la Puerta de los Palos a las 02:35. La Santa Cruz estaría en la Campana en torno a las 4:00. El Gran Poder adelantaría su salida a las 00:00 y podría recogerse completamente en su basílica sobre las 07:15. La Macarena mantendría su horario de salida y, según esta web, adelantaría su entrada: la Virgen de la Esperanza se recogería a las 13:00. El Calvario prácticamente no tendría que modificar sus horarios. La Esperanza de Triana sí retrasaría su salida una hora, y fijaría la entrada del palio a las 13:35. Los Gitanos, por su parte, también demoraría su salida del templo una hora (03:35) y se recogería a las 13:15.

Invertir la carrera oficial acabaría con los problemas de cruces que se dan ahora

Invertir la carrera oficial solucionaría los actuales cruces de las hermandades, pero con otros retoques se podría mejorar aún más. Uno de ellos es permutar al Calvario y la Macarena, separando así los cortejos de la hermandad de la Magdalena y la Esperanza de Triana. El otro, sería retrasar algo el horario, como quiere el Ayuntamiento, teniendo más margen con las hermandades del Jueves Santo.

Durante estos años se han estudiado otras posibilidades, ya puestas sobre la mesa, con la que las hermandades no se han puesto de acuerdo, por lo que no parece que se lleven a cabo, salvo que se impongan por parte de la Autoridad Eclesiástica por indicación del Consejo. Mientras las hermandades y el Consejo se lo piensan, el Ayuntamiento sí ha reclamado ya algunas medidas, entre ellas, menos sillas en la calle Sierpes y nuevas vías de evacuación en la Avenida de la Constitución.

En las próximas semanas se verá si finalmente se apuesta por una solución transitoria ante la gran reforma pregonada para el año que viene o se mantiene el mal menor dejando todo como está.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios