El Palquillo

El Martes Santo se compromete a estudiar el plan alternativo del Consejo de Cofradías

  • En un escrito al Consejo pide que se repita el 2018 si no hay una reforma que lo iguale o mejore.

El paso de misterio de San Esteban por la Avenida el pasado Martes Santo. El paso de misterio de San Esteban por la Avenida el pasado Martes Santo.

El paso de misterio de San Esteban por la Avenida el pasado Martes Santo. / Antonio Pizarro

Comentarios 1

Los hermanos mayores del Martes Santo registraron un escrito en el Consejo General de Hermandades el pasado 28 de noviembre, apenas 13 días después de las elecciones en las que resultó ganador Francisco Vélez, en el que se comprometen a estudiar cualquier propuesta que pueda hacer el delegado de día, Daniel Perera, para la próxima Semana Santa. En el documento con el sello de las ocho corporaciones y la rúbrica de los hermanos mayores, las hermandades defienden de nuevo el buen resultado de las estaciones de penitencia del año pasado, por lo que solicitan formalmente su repetición, y exigen que cualquier nuevo plan iguale o mejore lo acontecido en 2018.

Las hermandades siguen a la espera de conocer la propuesta del Consejo para la Semana Santa de 2019, después de que el presidente, Francisco Vélez, haya declarado en más de una ocasión que la experiencia de 2018 no se volvería a repetir y que iban a presentar una reforma del día que solucionaría los problemas históricos. Tras una primera reunión y ya con el año 2019 empezado, ese plan todavía no es conocido. En el caso de existir y solucionar los problemas, los hermanos mayores se muestran dispuestos a asumirlo siempre que todas las corporaciones lo vean beneficioso. En caso contrario, y en representación de los 27.000 hermanos de la jornada, "solicitan realizar la estación de penitencia en 2019 con el mismo orden y en la misma forma que en 2018".

Tras las elecciones celebradas el 15 de noviembre, las hermandades registraron un escrito en el que fundamentalmente recalcaban dos aspectos. El primero, que los cambios llevados a cabo en 2018 fueron "fruto del acuerdo voluntario" de las ocho hermandades y que sólo fue posible un cambio de tal calibre –asumido unánime y voluntariamente– "al no resultar ninguna corporación perjudicada". En segundo lugar, los hermanos mayores reiteran su compromiso para estudiar cualquier propuesta del Consejo, pero como premisa irrenunciable plantean que iguale o mejore la situación de 2018 y que como entonces sea "asumida y aceptada" por las ocho cofradías.

Los hermanos mayores reiteran que cualquier propuesta debe ser asumida y aceptada por las ocho hermandades

En el escrito dirigido al delegado de día, los hermanos mayores califican el pasado Martes Santo como "magnífico y singular" y recalcan cómo se pudieron solucionar los problemas de seguridad existentes en el pasado, principalmente los cruces y aglomeraciones en la zona de la calle San Fernando y en la Alfalfa, y cómo se aumentó y repartió mejor el tiempo existente entre todas las hermandades.

Por último, el análisis de los datos de los diputados mayores de gobierno, las imágenes y los documentos oficiales del Consejo –según añade el escrito– atestiguan que se cumplieron las expectativas de las hermandades. Los hermanos mayores también lamentan que se ataque el resultado del pasado Martes Santo "con argumentos subjetivos y opiniones personales", sin haberse presentado ninguna razón técnica, litúrgica, de seguridad o económica, que horaden los fundamentos del acuerdo del pasado año, alcanzado "por el bien común y el servicio a nuestras hermandades y hermanos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios