El Palquillo

Muere Joaquín Cruz Solís, restaurador del Gran Poder y del Cachorro

  • Junto a sus hermanos Raimundo y Antonio y a Isabel Poza intervinieron las más importantes devociones de Sevilla

Joaquín Cruz Solís, junto a su hermano Raimundo e Isabel Poza, observa al Cachorro. Joaquín Cruz Solís, junto a su hermano Raimundo e Isabel Poza, observa al Cachorro.

Joaquín Cruz Solís, junto a su hermano Raimundo e Isabel Poza, observa al Cachorro. / D. S.

Joaquín Cruz Solís, uno de los restauradores más importantes de este país, ha fallecido en Madrid a los 91 años de edad. Nacido en Andújar (Jaén) el 27 de enero de 1930, junto a sus hermanos Antonio (fallecido hace más de una década) y Raimundo y la esposa de este último, Isabel Poza, han sido los responsables de la restauraciones de las más importantes imágenes devocionales de Sevilla, como el Señor del Gran Poder o el Cristo del Cachorro.

Los hermanos Cruz Solís son una auténtica eminencia en el campo de la restauración a nivel nacional, maestros de muchos ed los restauradores actuales e impulsores de técnicas novedosas en este campo. Destacan de su trayectoria los trabajos desarrollados en el Instituto de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de Madrid (ICRBC), donde intervinieron, por ejemplo, a los Crucificados de la Buena Muerte de la Hermandad de los Estudiantes o al Cristo de la Expiración de la Hermandad del Museo.

Su primer contacto con la imaginería sevillana fue en el año 1973, cuando restauraron al Cristo de la Expiración, el Cachorro, después del devastador incendio que asoló su capilla. Así lo ha recordado la hermandad este domingo: "En 1973, Joaquín Cruz Solís, junto a su hermano Raimundo y Antonio, logró recuperar para nuestro patrimonio cofradiero y andaluz, y para nuestra Hermandad, nuestro Santísimo Cristo de la Expiración, tras el incendio que sufrió el templo ese mismo año. Sin duda, Joaquín Cruz Solís, así como sus hermanos Raimundo y Antonio, contribuyeron con su dedicación y trabajo a enriquecer el patrimonio artístico de nuestra Hermandad. En reconocimiento a su extraordinaria labor, que ha continuado a lo largo de estos años, le distinguió con el nombramiento de Hermano de Honor".

Joaquín Cruz Solís durante la restauración del Señor del Gran Poder. Joaquín Cruz Solís durante la restauración del Señor del Gran Poder.

Joaquín Cruz Solís durante la restauración del Señor del Gran Poder. / D. S.

 

El buen hacer de estos restauradores les llevó a ganarse un enorme respeto y prestigio profesional en la ciudad, además de mucho afecto y cariño, lo que llevó a la rotulación de una plaza con sus nombre junto a la hoy basílica trianera.

Los Cruz Solís también eran los médicos de cabecera del Señor del Gran Poder, al que restauraron hasta en dos ocasiones. La primera vez fue en 1983, cuando tuvieron que reparar la deficiente intervención llevada a cabo por Peláez del Espino. Como recuerda la hermandad en su web, "en esta restauración se recupera la integridad interna de la madera alterada en 1977 y se recoloca el tercer apoyo al Señor para evitar daños en las salidas procesionales". En 2006, de nuevo los Hermanos Cruz Solís intervienen sobre la cabeza del Señor, limpiando su policromía ante el progresivo ennegrecimiento que había presentado ésta en las últimas décadas, la restauradora Isabel Poza. 

Joaquín Cruz Solís, a la derecha, junto a Isabel Poza y su hermano Raimundo. Joaquín Cruz Solís, a la derecha, junto a Isabel Poza y su hermano Raimundo.

Joaquín Cruz Solís, a la derecha, junto a Isabel Poza y su hermano Raimundo. / D. S.

Entre otras muchas imágenes sevillanas, también restauraron a la Virgen de la Amargura y al Señor de Pasión, al Cristo de la Fundación de los Negritos, o al Señor del Descendimiento de la Quinta Angustia, además de los ya antes citados.

En el año 1994, el Arzobispado de Madrid decide crear su propio taller de restauración haciéndose cargo de la dirección Raimundo Cruz Solís, siendo los responsables del área de escultura Joaquín Cruz Poza e Isabel Poza Villacañas. En su amplio curriculo también hay que destacar que fue profesor de la facultad de Bellas Artes de Madrid, director del Instituto Central de Restauración y jefe del departamento de escultura del Instituto de Conservación y Restauración de Obras de Arte. En el haber de esta familia de restauradores también se encuentra el impulso para la creación hace 30 años del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios