El Palquillo

El sector del arte sacro pide ayudas directas para los talleres

El taller de bordados de Francisco Carrera. El taller de bordados de Francisco Carrera.

El taller de bordados de Francisco Carrera. / José Ángel García

El gremio del arte sacro está a la espera de que se concedan por parte de la Junta de Andalucía unas ayudas directas a los talleres para sobrellevar la difícil situación. Hasta el momento, la mayoría de ellos han tenido que acogerse a los Erte del Gobierno por la escasez de encargos. Y advierten. Un segundo año sin Semana Santa, como parece que será, sería terrible. Así lo afirma el presidente del gremio, Francisco Carrera: “Serían dos años perdidos. ¿Cómo se mantiene esto?”.

La creación de la asociación de artesanos en 2017 ha supuesto un aldabonazo para un sector que, hasta ese momento, estaba poco cohesionado y no reivindicaba su importante papel. Fruto del trabajo y las reuniones mantenidas desde entonces, han conseguido el Gobierno les reconozca el IVA reducido a los mantos bordados de nueva factura. No ha sido fácil, puesto que han tenido que luchar contra unas leyes ambiguas y contra el desconocimiento de este arte principal por parte de los políticos. Ahora, trabajan para que este IVA reducido se pueda aplicar a todas las disciplinas de la artesanías de la Semana Santa.

Son múltiples las reuniones que están manteniendo con los grupos políticos en el Ayuntamiento de Sevilla o el Parlamento Andaluz. También cuentan con el respaldo de los consejos de cofradías de toda Andalucía. “Queremos que el Parlamento apoye una moción de ayuda al sector, como en su día hizo el Ayuntamiento de Sevilla, para que nos ayude en la negociación con el Gobierno. Tenemos que ir de la mano de las administraciones locales y autonómica”, señala Carrera Iglesias.

El Ayuntamiento de Sevilla colabora activamente con el sector desde distintas áreas, de hecho acogió la puesta de la largo de la asociación. Para contribuir a su promoción, todos los años se realiza una exposición en el Consistorio con los artesanos en fechas próximas a la Semana Santa.

El taller de Francisco Verdugo. El taller de Francisco Verdugo.

El taller de Francisco Verdugo. / Juan Carlos Vázquez

Además, los talleres artesanos, en su mayoría micropymes y autónomos, se han podido acoger a la línea de ayudas para paliar la reducción de ingresos durante el estado de alarma por el Covid-19. También se han podido beneficiar de las distintas medidas fiscales.

Se está trabajando en una propuesta de convenio de colaboración para establecer las bases reguladoras de un distintivo de calidad que contribuya al reconocimiento de los artesanos, fomentar las relaciones entre el Ayuntamiento y el arte sacro y dar cobertura a esta actividad en materia de protección, subvención y promoción turística.

El Ayuntamiento también construyó hace unos años el Parque Empresarial Arte Sacro, situado en el acceso Norte al barrio de Pino Montano. Es propiedad de Emvisesa y se ha convertido en una incubadora de empresas dedicadas a la moda, el diseño y la tecnología, además del núcleo inicial de artesanos sacros.

El delegado de Gobernación y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, destacó “la importancia no sólo económica y laboral de los talleres de arte sacro instalados en la ciudad, sino también su relevancia cultural e incluso como una seña de identidad”. Cabrera instó a los artesanos sevillanos a reforzar su asociación y afrontar proyectos conjuntos, así como tratar de diversificar su actividad generando nuevos productos con los que aprovechar su valía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios