Sevilla

El Ayuntamiento activa el plan para proteger el barrio de Santa Cruz

  • Se reordenarán los espacios públicos, habrá un modelo único de publicidad y se regularán los itinerarios turísticos.

Un comercio del barrio de Santa Cruz. Un comercio del barrio de Santa Cruz.

Un comercio del barrio de Santa Cruz. / Belén Vargas

Comentarios 3

Una reordenación integral para frenar el deterioro. El Ayuntamiento ha presentado esta mañana las principales líneas de actuación que pretenden revalorizar el barrio de Santa Cruz. Se trata de una estrategia integral de protección que busca acabar con los excesos de las últimas décadas, como el exceso de veladores, la ocupación de la vía pública que hacen los comercios, la publicidad irregular y el flujo masivo de turistas.

El delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, ha dado a conocer estas medidas, avanzadas por este periódico en verano, en compañía de la presidenta de la asociación de vecinos, María José del Rey; el presidente de la Asociación de Hostelería, Antonio Luque; y la presidenta de la Asocicación por el Derecho al Descanso, Lola Dávila. 

Muñoz ha destacado el consenso existente después de muchas sesiones de trabajo y cómo se ha primado el interés general de la ciudad sobre los particulares: "Vamos a reordenar y revalorizar una joya urbana tan visitada. Hay esa necesidad para garantizar la convivencia. De lo contrario iríamos hacia una degradación paisajística y a una colisión de los intereses turísticos y vecinales".

Veladores en la Plaza de los Venerables. Veladores en la Plaza de los Venerables.

Veladores en la Plaza de los Venerables. / Belén Vargas

La primera vertiente de este trabajo, que será aprobado por la Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo la próxima semana, es la regulación de la ocupación el espacio público. No sólo se trata de evaluar la retirada de veladores en los 14 establecimientos afectados (Plaza de la Alianza, Doña Elvira y la Muralla), sino de evitar que los comercios puedan sacar a la calle sus artículos o minimizar las molestias de las múltiples actividades que se puedan desarrollar en la zona. "Se trata de determinar cómo deben ocuparse los diferentes espacios".

En segundo lugar, se aplicarán los mismos criterios para la publicidad que en la Avenida de la Constitución y la calle San Fernando. Deberán tener una misma tipografía, colores y materiales. "Es fundamental para frenar la degradación paisajística. La proliferación de toldos y publicidad degrada el paisaje. Entendemos que esta medida facilitará la visita".

Por último, se van a establecer itinerarios turísticos para los grupos, que también tendrán un número limitado de personas. Habrá también unos puntos establecidos para que los guías realicen sus explicaciones.

La intención del Consistorio, según ha relatado Muñoz, es que estas medidas se empiecen a notar a mediados del próximo años. También se van a producir reuniones mensuales entre todos los implicados para evaluar la aplicación de estas normas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios