Contenido patrocinado

Barrabás , un lugar de encuentro

  • En plena plaza del Museo, una de las más emblemáticas de Sevilla.

Tapas de comida tradicional con un toque creativo en Barrabas . Tapas de comida tradicional con un toque creativo en Barrabas .

Tapas de comida tradicional con un toque creativo en Barrabas .

¿Cuáles son los inicios de Barrabás?

La verdad  es que el concepto ha ido evolucionando desde abacería hasta lo que realmente es Barrabas, un lugar de encuentro con una gran barra, estamos hablando de una barra de 17 metros y mesas altas con un coqueto comedor para 24 comensales donde nuestra intención es que se dé de comer bien a los clientes. Nuestra gran apuesta sin duda alguna es la barra. No es un reto fácil donde la barra de los bares son iconos que se reconocen mundialmente por el picoteo que en ellas se dan. 

Fachada de Barrabás, en la esquina de la Plaza del Museo. Fachada de Barrabás, en la esquina de la Plaza del Museo.

Fachada de Barrabás, en la esquina de la Plaza del Museo.

¿Cuál es el origen del nombre Barrabás?

Dado el enfoque que teníamos pensado en un inicio por ponerle un nombre de lo más descriptivo: Barra-Bar, por tener esa barra que nos caracteriza, pero al ser propietarios del negocio Iscariote, la propia pronunciación nos llevó a Barrabás, otro nombre bíblico, y nos resultó gracioso al pensar  ”¿Dónde está Barrabás?, pues al lado de Iscariote”. Y en una ciudad como esta tan cofrade nos dijimos que quedaría muy bien.

¿Desde cuándo conoces La Guita y como la definirías?

Desde joven como cualquier Sevillano, de nuestra juventud en la Feria, y yo al ser hermano de la hermandad del Rocío de Triana, está muy presente desde hace años en la Hermandad. “La Guita” forma parte de nuestra querida Sevilla.

¿Qué es La Guita para ti?

Las manzanillas tienen que agradecerle mucho a “La Guita” al ser la marca líder  que es, abrió el camino al cambio de tendencia y las demás marcas se han beneficiado de ello.

¿Con qué picotearías La Guita?

Por salir un poco del estereotipo de la manzanilla con la chacina y especialmente con el jamón, no hay nada mejor, yo la tomaría con una tapa que tenemos  en nuestro local y que lleva el nombre del mismo: “Tapa Barrabás” es una tapa diferente que a todo el mundo sorprende y que es la que más sale. Estamos ante una tapa caliente,  una cazuela con base de tomate frito, langostinos  y trozos de chorizo ibérico que se remata con un huevo codorniz frito. La creó mi socio en Sanlúcar, pensó que había poca comida el día de mi cumpleaños y la verdad es que le salió genial, a todo el mundo le encantó.

¿Con quién te la tomarías?

Con mis amigos, haciendo el camino del Rocío y por supuesto también en el día a día me encanta, sobre todo en esos días primaverales oliendo a azahar donde Sevilla es mágica y única como lo es La Guita. 

¿Alguna anécdota con “La Guita”?

Quién no le ha puesto La Guita a la base de la copa para reconocer que es la suya. La Guita ha servido para diferenciar tu catavino, para ponértela en la muñeca o para el ojal de la chaqueta.

¿Qué tiene de especial Barrabás?

El propio local lo tiene, la Plaza en la que se encuentra, es una de las plazas más bonitas y con más encanto de Sevilla con uno de los Museos más importantes  de  nuestro país.  La decoración es entre moderna y clásica, hemos intentado innovar en colores sin perder el cromatismo tan característico de Sevilla. Tiene unos ventanales a la calle, la gente se siente como si estuviese en una terraza, sin estarlo.

El concepto de cocina de Barrabás...

El concepto gastro-bar, no nos interesa, hemos huido absolutamente de él. La cocina tradicional no la hemos dejado de lado, pero le hemos dado una presentación actual y moderna. Llevamos abiertos muy poco tiempo pero para nosotros el concepto de carta será el de una carta viva, pero con una base de platos típicos y tradicionales de la cocina Andaluza. Platos que vemos que están teniendo una gran aceptación entre nuestros clientes son: el Chipirón frito, montaito “Museito” (lomo ibérico con salsa alioli y tomatito) y la citada tapa Barrabás. En cuanto a los postres, sin duda alguna la estrella es  la torrija porque como se consume ya todo el año, la ponemos con una bola de helado de vainilla, se le pone un poco de cacao y se acaba con un dulce de leche líquido, y para los que están adelgazando tenemos piña.