Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Carpetazo a un proyecto histórico

La Caixa solicita a la Junta que le devuelva el aval de las Atarazanas

  • La entidad pide a Cultura los 750.000 euros que depositó a cuenta del malogrado proyecto del Caixafórum. La Junta reprocha por carta a la firma bancaria y al Ayuntamiento su sintonía en el cambio de planes.

La Caixa ha solicitado formalmente a la Junta de Andalucía la devolución del aval de 750.000 euros que le pagó dentro del convenio firmado por las dos entidades para la ubicación de un Caixafórum en las Atarazanas de Sevilla, proyecto finalmente desechado por la entidad financiera. En una carta remitida al consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, el pasado 14 de noviembre, el director ejecutivo de la Obra Social de La Caixa, Jaime Lanaspa, le comunica formalmente por escrito la renuncia al proyecto de las Atarazanas, una vez que se ha tomado la decisión de ubicar el Caixafórum "en la llamada Torre Pelli, manteniendo intacta la voluntad de ofrecer a los ciudadanos un equipamiento social y cultural de primer orden". En la carta, que fue difundida este miércoles por la Junta, La Caixa muestra también su "profundo agradecimiento por todas las atenciones recibidas en torno al proyecto al que ahora renunciamos" y se "permitía solicitar" la devolución de dicho importe. 

La misiva no ha sentado nada bien en la Consejería de Cultura, cuyo máximo responsable remitió este miércoles una durísima carta a Jaime Lanaspa para ponerle de manifiesto, entre otras muchas cosas, su sorpresa por la "diligencia que muestra su entidad, que, en la primera carta que me dirige, no ha tenido mayor problema en reclamar la devolución de la fianza". Luciano Alonso asegura que este asunto se resolverá "con sometimiento estricto a lo que corresponda en Derecho" sin que en ningún momento despeje la incógnita de si devolverá o no la cantidad que reclama la entidad bancaria. 

Asimismo, Luciano Alonso aprovechó también para responder formalmente a la carta que le envió el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, el pasado 14 de noviembre y en la que le mostraba su "inquietud" por el futuro del edificio del siglo XIII. Luciano Alonso expone en el escrito su sorpresa por la "inusitada alegría" que mostró Zoido el día en que se hizo pública la renuncia de La Caixa al proyecto de las Atarazanas. Evidentemente, la coincidencia de las dos cartas enviadas por el consejero de Cultura no es casual, y mucho tiene que ver con su profundo malestar por la foto eufórica que se hicieron Zoido, Lanaspa y el director territorial de La Caixa, Juan Reguera, cuando se anunció el cambio de planes. 

"La falta de explicaciones a la Junta de Andalucía contrasta con la aparente connivencia que en todo este proceso parece haber existido con el alcalde, como ha podido comprobar Sevilla a través de las caras de felicidad de ustedes", se afirma en la carta remitida al director general de la Obra Social de La Caixa. 

La misiva de Luciano Alonso no ahorra reproches a La Caixa por enterrar el proyecto de las Atarazanas, una decisión que, a su entender, causa "graves perjuicios" a los sevillanos, "a la proyección cultural, turística y comercial de la ciudad y al desarrollo de su centro histórico, perjuicios que por extensión afectan a toda Andalucía". 

Consciente de que Andalucía es un territorio estratégico para La Caixa, más desde la absorción de Cajasol, Luciano Alonso lanza un dardo envenenado al afirmar que la renuncia al proyecto de Vázquez Consuegra deja clara "la forma cicatera" en que la entidad catalana "valora su presencia en Andalucía y su proyección futura en nuestra comunidad". Asimismo se adivina en el tono de la carta un punto de despecho: "Es también despreciar el depósito de confianza que la Junta de Andalucía había realizado a su favor". 

La temperatura de la misiva sube al máximo cuando compara la actitud "laxa" de La Caixa en las Atarazanas con la diligencia de los bancos en general "cuando obligan al cumplimiento de los contratos sea cual sea su coste, incluso en situaciones sociales de extrema precariedad", en una clara alusión al problema de los desahucios. 

Según ha podido saber este periódico, el consejero de Cultura aún no se ha rendido en este asunto y está dispuesto a poner toda la carne en el asador para que La Caixa reconsidere su postura y acometa la rehabilitación integral del astillero del siglo XIII según el proyecto de Vázquez Consuegra. Al fin y al cabo, el Caixafórum de las Atarazanas supondría una inversión directa de unos 25 millones de euros y una lluvia de cuatro millones anuales en actividades. Luciano Alonso, por tanto, invita a la entidad financiera a un "periodo de reflexión y de encuentro para hacer posible que la frustración de ayer se convierta en esperanza de mañana". 

Menos sorprendente -por previsible dentro del juego político- es la carta que el consejero de Cultura envía a Zoido. En ella, además de lo expresado líneas arriba, defiende lo realizado por la Junta en las Atarazanas, desde su compra al Ministerio de Defensa hasta la inversión de ocho millones de euros en diferentes obras de restauración y mantenimiento. Además, le muestra su preocupación por el "nulo interés" del Gobierno central en los diferentes frentes del culturales de la ciudad: Museo de Bellas Artes, Museo Arqueológico, Teatro de la Maestranza y Santa Catalina. Alonso, muestra su disposición para que las dos administraciones encuentren una solución "que satisfaga los deseos mayoritarios de los ciudadanos de Sevilla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios