Sevilla

Campaña de la Policía Nacional para prevenir los robos en viviendas en Sevilla

  • La Policía alerta de tres tipos de marcas dejadas por los ladrones para saber si las casas están vacías

  • Los robos en domicilios suelen aumentar en periodos vacacionales

Campaña de la Policía Nacional para prevenir los robos en viviendas en Sevilla

La Policía Nacional ha iniciado una campaña para prevenir los robos en viviendas en Sevilla, después de que en las últimas semanas haya detectado un número considerable de pisos marcados por bandas de delincuentes como posibles objetivos. En las últimas semanas, los agentes de este cuerpo han detectado el uso de distintas técnicas por parte de los ladrones para asegurarse de que las casas están vacías. La cercanía del puente festivo del Corpus y de las vacaciones de verano hace temer que puedan incrementarse los robos en domicilios en las próximas fechas.

En una nota de prensa emitida este martes, la Policía ha explicado que el Grupo de Robos está intensificando estos días su trabajo. Por eso, ha emitido una serie de recomendaciones muy sencillas y "más eficaces de lo que se pueda pensar", que siempre se han de tener en cuenta al abandonar temporalmente el domicilio. 

Siempre se debe aparentar que la casa está habitada. Para la Policía, ésta es la medida más disuasoria. Lo ideal es tener instalados sistemas de domótica que abran y cierren ventanas o apaguen y enciendan luces. Si no se tiene esa posibilidad, una opción buena es no bajar las persianas totalmente y dejar alguna luz encendida, de forma que un posible intruso crea que alguien en la vivienda.

Precisamente que no se bajen hasta abajo las persianas es el siguiente consejo que da la Policía, que pide, eso sí, que el inquilino se asegure de que las ventanas están bien cerradas. Tampoco se debe desconectar el timbre de la vivienda, que supone una señal inequívoca de que no hay nadie en la casa. 

La portavoz de la Policía Nacional, Macarena de la Palma, ofrece una serie de recomendaciones. / DGP

En cuanto a la información que se da, la Policía también pide cautela. Así, no es aconsejable divulgar las vacaciones antes de disfrutarlas, ni tampoco durante. Un ejemplo claro de esto es el uso de las redes sociales. Al colgar una imagen en un destino lejano, cualquier conocido puede saber que la familia se encuentra fuera de casa y que tiene tiempo para poder intentar entrar en la vivienda. La Policía anima a la ciudadanía a ser prudentes y a difundir este tipo de imágenes una vez que se está de vuelta.

Los agentes también hacen un llamamiento a la colaboración ciudadana para detectar posibles marcas, que delatan que una vivienda está bajo vigilancia de los ladrones. La Policía habla de tres métodos utilizados por los delincuentes para saber si la puerta se abre o, por el contrario, permanece cerrada durante días.

La primera de estas técnicas son unos palitos de madera apoyados entre el suelo y la puerta. De esta forma, cuando la puerta se abre, los testigos caen al suelo. Otro de los métodos consiste en la instalación de pequeños clips de plástico transparentes entre la puerta y el marco de la misma. Ambos elementos suelen pasar desapercibidos.

Más sofisticado es el uso de hilos de silicona o pegamento, que unen la puerta puerta con el quicio. A simple vista pueden parecer una tela de araña, de forma que el vecino no le dé ninguna importancia. En este caso, el hilo se rompe al abrir, dando pistas al delincuente de que en la casa hay personas residiendo en ese momento. 

La Policía pide a los ciudadanos que sean selectivos a la hora de abrir las puertas del bloque y que lo hagan sólo a las personas que tengan identificadas. Además, aunque resulte obvio, recomienda que se cierre siempre con la llave echada, aunque se trata de una ausencia de unos minutos, ya que entre las bandas de ladrones hay personas capaces de abrir cualquier puerta en unos segundos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios