Cortijo Gambogaz

Concentración ante la finca de Queipo de Llano para pedir que vuelva a ser pública

  • Importante despliegue policial en Camas ante el acto de protesta convocado por la CUT y el SAT 

Comentarios 4

Alrededor de 60 personas han participado este jueves en la concentración convocada por la CUT, el SAT y el colectivo Jaleo ante el cortijo Gambogaz, en Camas, que la ciudad Sevilla regaló al general Queipo de Llano y hoy sigue perteneciendo a sus herederos. 

Varios activistas han logrado encaramarse al muro que rodea el cortijo durante el acto, pero no han saltado al interior. Con un importante despliegue de la Policía Nacional, el acto se ha dado por terminado poco después del mediodía, sin incidentes. 

Entre los asistentes a esta ocupación simbólica, han estado  el parlamentario de Podemos por Jaén e histórico líder de la CUT, Diego Cañamero, la edil de Participa Sevilla Cristina Honorato y el portavoz del SAT, Óscar Reina. 

Durante las intervenciones se ha insistido en que se ha tratado de una acción simbólica, en dos frentes. Por un lado, han exigido que la finca de más de 600 hectáreas vuelva a ser pública (en plena Guerra Civil fue arrebatada a su propietario para regalarla al general franquista) y, por otro, han pedido que se repare la memoria de todos los represaliados por Queipo, entre ellos, Blas Infante, con cuyo fusilamiento se ha hecho coincidir el acto. 

También ha estado presente en la protesta Andrés Bódalo, ex edil de Jaén condenado por agresión, que cumple condena de prisión, ahora en tercer grado, y en cuyo lugar Cañamero concurrió a las elecciones generales. No obstante, se ha mantenido en un segundo plano.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios