Sevilla

Coronavirus: La quinta ola sigue dejando una alta mortalidad en Sevilla

Personal sanitario a las puertas de un hospital.

Personal sanitario a las puertas de un hospital. / D. S.

La quinta ola de Covid-19 ha supuesto un duro golpe para la provincia de Sevilla. Con una subida explosiva de los contagios, la vacunación consiguió minimizar el impacto, en cuanto a casos graves y fallecimientos, pero aun así ha dejado un balance negativo en forma de muertes, que se mantienen como un goteo constante.

Los datos ofrecidos hoy por la Consejería de Salud y Familias recoge 13 fallecimientos más en las últimas horas, que aumentan el acumulado desde julio hasta 206 muertes vinculadas al coronavirus, de las que 74 se corresponden con estos primeros 14 días de septiembre. Entre ellas se encuentran los 35 fallecidos registrados en las residencias de mayores, donde el virus ha vuelto a golpear con fuerza con brotes en distintos centros de la provincia, alguno de ellos con casi un centenar de contagios.

Con estas cifras no es de extrañar que la estadística general de mortalidad haya sufrido este verano una alteración, que ha roto con la tendencia de los meses anteriores. Así, agosto y septiembre registran dos de los  picos de mortalidad de 2021 en la provincia, con 16 muertes los días 19 de agosto y 3 de septiembre y las 18 del pasado miércoles día 8. El máximo de muertes diarias en lo que va de año se anotó el pasado 12 de febrero, en pleno pico de la tercera ola, con 28 decesos en 24 horas.

Por contra, en la otra cara de la moneda, los contagios siguen estables y a la baja, una tendencia que se acentúo desde que comenzó el mes de septiembre y que jornada tras jornada continua. Aunque este martes han repuntado levemente, hasta alcanzar los 242 diagnósticos en 24 horas (ayer fueron 115 y recogían datos de todo el fin de semana), la notable caída en los contagios trae aparejado un descenso en la tasa de incidencia, que tampoco deja de bajar, sobre todo, en las últimas dos semanas. Prueba de ello es que en este martes 14 de septiembre la tasa de contagios es ya inferior a 120 casos por cada 100.000 habitantes, en concreto 119,7. La de la capital sigue siendo la zona con mayor incidencia del virus y es el único distrito sanitario de la provincia que continúa en el nivel de riesgo alto, por encima de los 150 casos por 100.000 habitantes (151).

Con los 242 contagios detectados mediante pruebas PCR y test de antígenos, ya son 174.141 las personas que se han infectado desde febrero de 2020; 2.343 de ellas en las dos últimas semanas. Teniendo en cuenta los test serológicos, la cifra asciende a 174.973.

Respecto a los curados, en el último día Salud ha dado 602 altas epidemiológicas, lo que supone que 161.197 personas ya han superado la enfermedad, aunque algunas sigan sufriendo secuelas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios