Sevilla

Coronavirus Sevilla: El tren del turismo rural

Vía verde de la Sierra Norte de Sevilla. Vía verde de la Sierra Norte de Sevilla.

Vía verde de la Sierra Norte de Sevilla. / E.S.B.

En teoría parten con ventaja en esta carrera por la reactivación de la actividad económica y, en concreto, del sector turístico. Los alojamientos rurales representan una opción de ocio sostenible que facilita el distanciamiento urbano y el contacto con la naturaleza que se aconseja en esta pandemia. Y coinciden en una cuestión clave en la gestión de la crisis: ayudaría mucho más una imagen única y potente del turismo rural de Sevilla, una mayor identidad.

Según el Registro de Turismo de la Junta de Andalucía, en la provincia de Sevilla hay regularizadas 227 establecimientos que ofertan 2.281 plazas. Una encuesta realizada por la asociación Apartsur para diagnosticar la situación provocada por la crisis del Covid-19 en este segmento revela que estas casas rurales reclaman ayudas directas para poder invertir y mejorar una oferta que, se supone que irá en alza en los próximos meses.

El sondeo ha alcanzado a un total del 31,72% de la oferta registrada, 72 establecimientos repartidos por las distintas comarcas sevillanas que están en proceso de reapertura como consecuencia del cierre por coronavirus, en un alto porcentaje de categoría superior, un perfil más profesionalizado que incluye a las casas rurales tipo boutique o conjuntos. Estos alojamientos cuentan con dos factores que los hacen más vulnerables ante la recuperación: disponen de zonas comunes, compartidas con los huéspedes de otros alojamientos, del tipo piscinas, comedores... que a día de hoy generan recelo entre los posibles huéspedes que les consultan; y son más dependientes de un público internacional, cuya presencia actualmente no está garantizada por la incertidumbre que aún existe de que puedan cruzar la frontera este verano.

¿Cuáles son las necesidades de este segmento turístico?

Dos de cada tres encuestados tiene muy claro que la prioridad hoy es el marketing y reclaman campañas para informar y sensibilizar sobre las diferentes categorías existentes de alojamientos rurales. A las casas rurales se suman complejos turísticos, viviendas rurales de uso turístico y hasta campings. Los sondeados reclaman luchar contra la competencia desleal y también hacer campañas más específicas sobre las casas boutique.

Los propietarios y gestores de estos alojamientos necesitan hacer frente a los grandes canales de comercialización, como es el caso de Escapadarural, Airbnb o Booking, muy protagonistas en la captación de reservas en detrimento de otras webs externas o propias. Por ello, coinciden en la oportunidad de hacer promoción a través de sus propias webs y, sobre todo, a través de las redes sociales.

Entre las propuestas está fomentar el papel del tren para acceder a los municipios del interior de la provincia con estación de ferrocarril y dar a conocer el 'Camino de Santiago' sevillano

Las casas rurales tienen sus propias propuestas para potenciar sus negocios y coinciden en la importancia del tren para acceder a las localidades de interior que cuentan con estación. Asimismo, otra idea es desarrollar el destino Camino de Santiago entre el público de Sevilla capital, un producto que es mucho más conocido por el turista extranjero. También hay propuestas para realizar acciones de promoción conjuntas con agencias comercializadoras del destino, estableciendo criterios de reservas comunes para favorecer el trabajo con las mismas y la profesionalización en general del sector.

Uno de cada dos encuestados apuesta por establecer acciones para fomentar el asociacionismo, un aspecto que únicamente está más organizado en la Sierra Morena sevillana, donde hay asociaciones empresariales como las de Cazalla de la Sierra o Guadalcanal que sirven de nexo para el sector. Además, existe una asociación específica de Turismo de la Sierra Norte que ha estado constituida aunque actualmente no tiene actividad.

Los gestores y propietarios encuestados coinciden en la oportunidad de asociarse en estos momentos para fomentar una imagen de marca más potente

Las bonificaciones fiscales son especialmente interesantes para los profesionales del sector, principalmente las relativas a supresión de IBI y bajada del IVA. Y la línea de ayuda por la que ha mostrado más interés el sector ha sido la referente a la de ayudas directas, que les permitan invertir en reformas y mobiliario, necesidad de equipamientos que permitan o mejoren el suministro de internet, o las relativas a eficiencia energética. Los gestores de las casas rurales también plantean opciones de bonos para los viajeros que reserven sus estancias en alojamientos de la propia provincia.

El tipo de ayuda que menos interés ha despertado entre este segmento turístico son las acciones formativas, bien porque han tenido malas experiencias o porque al ser sus negocios pequeños y las tareas muy básicas consideran que no necesitan esta formación. En general, los gestores de las casas rurales no demandan acciones de asesoramiento con respecto a medidas de prevención del Covid-19 porque es una necesidad ya satisfecha gracias a sus propias mutuas y empresas de prevención o bien a través de los manuales que reciben de las entidades públicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios