Sevilla

Endesa repone el centro de transformación que ardió en febrero en el Polígono Sur

Endesa repone el centro de transformación que ardió en febrero en el Polígono Sur

Endesa repone el centro de transformación que ardió en febrero en el Polígono Sur / José Ángel García

Endesa ha repuesto este lunes el centro de transformación que salió ardiendo a finales de febrero en el Polígono Sur. Durante la madrugada, un camión especializado de alto tonelaje ha colocado la instalación, que entrará en servicio hoy mismo para los clientes con contrato regularizado e instalaciones en regla. 

Según ha informado la compañía este lunes, esta nueva instalación ha supuesto una inversión que ronda los 85.000 euros. Con ella, se sustituye el centro de transformación existente en esta misma zona que salió ardiendo el pasado mes de febrero como consecuencia de la sobrecarga de la red que provoca la proliferación de enganches ilegales para el cultivo de marihuana en esta zona.

Precisamente ese centro de transformación daba servicio a un único cliente con contrato doméstico regularizado y en vigor, a pesar de lo cual el centro registró una sobrecarga tan elevada que las protecciones que tenía salieron ardiendo, representando un peligro para todas las personas que viven en esta zona.

El nuevo centro de transformación dará suministro los clientes con contrato en vigor e instalaciones regularizadas. Cuenta con una capacidad de 2.000 kilovoltioamperios (KVA), es decir, la energía necesaria para unas 800 familias. Se encuentra en la calle Utopía, donde hay dos centros de transformación más que también han sufrido a lo largo de este año incendios derivados de la sobrecarga de la red.

El nuevo centro de transformación. El nuevo centro de transformación.

El nuevo centro de transformación. / Endesa

Para intentar paliar este problema, Endesa ha invertido en los últimos dos años más de 3 millones de euros destinados al refuerzo de las redes de distribución, nuevos centros de transformación y aumento de potencia de la red de distribución. A estas inversiones se suman nuevas actuaciones de la empresa en la zona. En lo que va de año, han salido ardiendo cuatro centros de transformación, uno de ellos hasta en dos ocasiones, en la zona de Martínez Montañés, donde solo el 3% de los clientes cuentan con contrato regularizado.

En total, Endesa ha instalado 30 kilómetros de nuevo cableado de media y baja tensión, así como la reforma de 8 centros de transformación, duplicando su potencia y reconfigurando las redes de baja tensión. Además, se está aplicando la última tecnología en materia de sensorización con el fin de intentar paliar los problemas de las manipulaciones y el sabotaje de las instalaciones.

Bono social

La compañía recuerda que todas estas actuaciones se llevan a cabo en coordinación con el distrito, la Oficina del Comisionado para el Polígono Sur y el propio Ayuntamiento de Sevilla, con el que además se está trabajando en la línea de regularizar los suministros de las zonas más afectadas por los enganches ilegales, ya que éstos suponen no solo el daño a las instalaciones eléctricas, sino que sobre todo representan un peligro para las personas que viven en estos entornos.

Por todo ello, es fundamental la coordinación entre las diferentes instituciones para regularizar y adecuar los suministros que carecen de contrato y las instalaciones inseguras, y poder así empezar a aplicar las ayudas establecidas por el Estado a través del Bono Social para que las familias con pocos recursos económicos puedan beneficiarse de ellas. En algunos casos estas ayudas pueden suponer la exención de hasta el 100% del abono de la factura eléctrica.

Detalle de uno de los dos transformadores Detalle de uno de los dos transformadores

Detalle de uno de los dos transformadores / Endesa

Asimismo, sería necesario acompañar esta acción de regularización de suministros con formación en eficiencia energética que ayuden a los vecinos de la zona a hacer un consumo responsable.

Precisamente para revertir esta situación, Endesa ya está trabajando con el Comisionado del Polígono Sur, el Ayuntamiento y con AVRA (Agencia de la Vivienda y Rehabilitación de Andalucía, titular de las viviendas de esta zona) para llevar a cabo la regularización de los suministros ilícitos que provocan la saturación de las redes eléctricas afectando a todos los vecinos y generando un problema para la seguridad de las personas que viven en estos entornos.

Con la Policía y el rostro oculto

Endesa sigue trabajando con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para llevar a cabo de forma conjunta acciones para detectar el fraude eléctrico, principalmente derivado de las plantaciones de marihuana.

En 2021 se llevaron a cabo 15 intervenciones contra el fraude masivo en el Polígono Sur, efectuando 2.200 desconexiones debido a enganches ilegales. Estas actuaciones se llevan a cabo de la mano de la Policía Nacional, con el fin de preservar la seguridad de los técnicos de Endesa que tienen que desempeñar su trabajo con el rostro cubierto y protegidos por las fuerzas del orden.  Lo hacen a primera hora de la mañana, hora a la que la mayoría de los vecinos están dormidos, para no tener problemas. En lo que llevamos de año, Endesa ha participado en 30 intervenciones contra el fraude masivo y las plantaciones de marihuana.

Detalle de uno de los transformadores, cerrado con un candado particular ajeno a Endesa. Detalle de uno de los transformadores, cerrado con un candado particular ajeno a Endesa.

Detalle de uno de los transformadores, cerrado con un candado particular ajeno a Endesa. / M. G.

Algunos de los transformadores de la zona incluso han sido vandalizados por algunos de los vecinos de Martínez Montañés, que han destrozado las cerraduras y colocados ellos su propio candado. De esta forma, los operarios de Endesa no pueden entrar en sus propias instalaciones y a menudo tienen que esperar a que aparezca el dueño del candado para que les abra la puerta. 

En el caso de los bloques, AVRA ha reformado los cuartos de contadores de los mismos, pero se ha encontrado con que, pocas semanas después de las obras, vuelven a estar completamente destrozados, con los falsos techos rotos, los cables manipulados o sustraídos y las puertas sin cerradura. En los rellanos de los edificios, a pesar de que no hay luz, ni buzones, ni ascensores y en ocasiones ni pasamanos, alguien se ha encargado de empapelar las paredes con anuncios para contratar la fibra óptica a precios muy competitivos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios