• Son los elegidos para iniciar el principio del fin de una pandemia sin precedentes y por ello afrontan la vacunación con responsabilidad, pero también orgullosos e ilusionados por hacer historia

Coronavirus Enfermeros de Sevilla frente al Covid: La misión de frenar la expansión del virus

Tres equipos móviles de vacunación frente al Covid del AGS Sur de Sevilla. Tres equipos móviles de vacunación frente al Covid del AGS Sur de Sevilla.

Tres equipos móviles de vacunación frente al Covid del AGS Sur de Sevilla.

M. G.

Con orgullo, ilusión y gran responsabilidad. Así se muestra José María Ponce González, enfermero del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla y coordinador de uno de los tres equipos móviles de vacunación contra el Covid-19 en esta zona de la provincia.

"Formar parte de este proyecto ha sido uno de los retos profesionales más satisfactorios que he tenido en mi trayectoria laboral. Me siento muy satisfecho por haber sido elegido para iniciar esta campaña vacunal tan importante y trascendental que pueda poner fin a esta pandemia, que tanto dolor está causando", apunta este profesional que trabaja habitualmente en el centro de salud Santa Ana de Dos Hermanas y que pone voz a las "miles de enfermeras que estarían encantadas de estar en este proyecto, pero que desgraciadamente están haciendo frente a estos momentos difíciles desde sus centros de salud, servicios de urgencia, plantas de hospitalización o en una UCI".

Ponce, es un "apasionado" de la Atención Primaria en general y de las vacunas en particular, que recibió la llamada en la que le ofrecían participar en esta campaña como "un reto más" en su carrera profesional al que no dudó en sumarse, con el añadido de saberse una pieza clave en una "importantísima e histórica iniciativa". 

El enfermero Pepe Ponce vacunando en una residencia. El enfermero Pepe Ponce vacunando en una residencia.

El enfermero Pepe Ponce vacunando en una residencia. / M. G.

El equipo de Ponce está formado por tres enfermeros -Susana, Pablo y Mireia- y un técnico de transporte sanitario -Julio-. Esta unidad está asignada a las residencias de mayores y de discapacitados de la ciudad de Dos Hermanas. Su trabajo comienza cada día a las ocho de la mañana en el punto de recogida de las vacunas del área sanitaria, que recibe casi a diario los viales desde el centro de distribución de Sevilla. Por delante les espera una ruta por varias residencias en las que inyectan cada día una media de 200 vacunas, entre residentes y trabajadores en una zona de la provincia con una gran dispersión geográfica "Nunca antes habíamos vivido momentos tan complejos en nuestras carreras profesionales. Son tiempos de aunar esfuerzos y estamos esperanzados en que la vacuna frene y ponga fin a esta situación límite por la que estamos pasando, pero también nos sentimos satisfechos por ser los profesionales de enfermería los que tengamos la misión de frenar el Covid-19 con la campaña de vacunación", afirma el enfermero.

Las dosis son trasladadas en ambulancia en una nevera portátil. La coordinación y planificación de arriba a abajo es fundamental para que el dispositivo funcione. Una vez en cada residencia, cada miembro del equipo, de manera coordinada, monta el dispositivo necesario: una mesa de preparación, manejo y obtención de dosis; una zona de administración de vacuna y un puesto de registro informatizado para que cada dosis quede registrada en la historia de salud de la persona vacunada. Posteriormente, "con la ayuda inestimable de los responsables de las residencias" - apunta Ponce- se procede al registro y administración de las vacunas tanto de residentes como de trabajadores. Y así día tras día desde el pasado 27 de diciembre cuando empezó la campaña de vacunación en la provincia de Sevilla.

"Ha pasado más de un mes desde que empezamos con este reto y la verdad es que el balance es muy positivo. Se han superado sobradamente las expectativas. Hemos tenido la posibilidad de conocer a fondo las residencias de personas mayores y de discapacitados, cómo han sabido adaptarse y organizarse a la perfección para hacer frente a las adversidades y cómo se ha integrado la parte social y la sanitaria", manifiesta el enfermero.

Un intenso y agotador trabajo, pero con el que saben que están haciendo historia y por eso están orgullosos de llevar la anhelada inmunización a cientos ancianos de residencias, trabajadores de los geriátricos e incluso a sus compañeros del hospital o centros de salud. "Esto es un momento histórico, muy esperado e ilusionante para todos los miembros de los equipos de vacunación, los responsables de las Áreas de Gestión Sanitaria, los distritos y hospitales y por supuesto los residentes, los trabajadores de residencias y los profesionales del Servicio Andaluz de Salud", destaca Ponce.

Vacunación a profesionales sanitarios en el punto fijo del centro de salud de Los Palacios. Vacunación a profesionales sanitarios en el punto fijo del centro de salud de Los Palacios.

Vacunación a profesionales sanitarios en el punto fijo del centro de salud de Los Palacios. / M. G.

Una enfermera de Urgencias del Hospital de Valme, durante la vacunación de la segunda dosis. Una enfermera de Urgencias del Hospital de Valme, durante la vacunación de la segunda dosis.

Una enfermera de Urgencias del Hospital de Valme, durante la vacunación de la segunda dosis. / M. G.

Sobre los ya vacunados, en el caso de este grupo de vacunación, mayores residentes en geriátricos y centros sociosanitarios y sus trabajadores, José María Ponce destaca la "alegría", la "esperanza" y el "agradecimiento" con el que son recibidos. "Es el único instrumento que tenemos para luchar contra el Covid-19 por ahora y los mayores lo primero que nos muestran es su agradecimiento por ser los elegidos para ser los primeros en recibir la ansiada vacuna. Es normal, se trata del colectivo que más ha sufrido los estragos del virus, muerte, dolor, sufrimiento o el aislamiento de su familia y se merecía que este se empezara por ellos", relata.

"La vacunación no es sólo el pinchazo, detrás hay una gran labor de planificación y control"

Los enfermeros son los vacunadores. Pero no sólo encargan de inyectar la vacuna. Son también los responsables de la logística, de la conservación, de la vigilancia de las dosis, del registro de la inmunización y de la notificación de eventuales efectos adversos. "La vacunación no sólo es el mero hecho del pinchazo. En todos los programas de vacunación, incluido éste frente al Covid, los enfermeros tienen una labor esencial de planificación previa, de control de la cadena de frío, de revisión de estocaje, de material necesario para el proceso vacunal, de revisión de los antecedentes de las personas a vacunar, de garantizar la seguridad del proceso, de información y asesoramiento a la persona a vacunar, de uso de técnicas que minimicen el dolor en la vacunación, de registro, y un largo etcétera", apunta Ponce. Además, y como peculiaridad en esta campaña vacunal de Covid, "es fundamental una coordinación previa con los responsables de las residencias para ajustar los horarios de llegada, números de personas a vacunar para planificar los viales necesarios, las posibles dosis sobrantes y un plan de aprovechamiento de todas las dosis en otras personas que se encuentren en el grupo diana de vacunación en cada momento", añade.

El enfermero José María Ponce en una residencia junto al equipo de vacunación móvil de Dos Hermanas. El enfermero José María Ponce en una residencia junto al equipo de vacunación móvil de Dos Hermanas.

El enfermero José María Ponce en una residencia junto al equipo de vacunación móvil de Dos Hermanas. / M. G.

Como sanitario lanza un mensaje a los ciudadanos. Advierte que hasta que no esté vacunada la mayoría de la población "no se puede bajar la guardia". Es imprescindible que tanto no vacunados como vacunados cumplan a rajatabla las medidas de prevención dado que aunque estos últimos ya no se contagien, debido a lo reciente del fármaco, se desconoce si transmiten o no el virus. "Hay que seguir siendo responsables con las medidas de protección que ya sabemos (mascarilla, higiene de manos y distancia social) y tener paciencia mientras le llega a cada uno su momento de vacunación porque la campaña se está desarrollando de manera impecable y excelente". 

En esta línea, Ponce, que se autodefine como "un apasionado del Programa de Vacunación, tanto infantil como de adultos", aprovecha la concienciación actual de la población en relación a las vacunas para recordar la "importancia de no olvidar" el calendario vacunal infantil y de adulto. "Ahora, más que nunca, tenemos que tener vacunados a nuestros hijos de todas y cada una de las vacunas que conforman el calendario vacunal de Andalucía. Asimismo, recordar la campaña de vacunación del Meningococo ACWY en adolescentes hasta 18 años de edad y la del Neumococo en mayores de 60 años o en personas que hayan necesitado hospitalización por haber padecido el Covid-19", destaca.

Un área sanitaria con cerca de 10.000 vacunados

El Área de Gestión Sanitaria Sur de la provincia de Sevilla es la más grande de Andalucía, con una gran dispersión geográfica y distribuida en muchos centros, pero que no ha impedido que en menos de un mes se hayan inyectado ya las primeras dosis en los cerca de 10.000 ciudadanos que forman parte de la población diana seleccionada como prioritaria, entre profesionales de sus centros sanitarios y residentes y trabajadores de centros sociosanitarios de la zona geográfica.

El equipo de profesionales de Medicina Preventiva del Hospital de Valme. El equipo de profesionales de Medicina Preventiva del Hospital de Valme.

El equipo de profesionales de Medicina Preventiva del Hospital de Valme. / M. G.

Entre ellos, casi 4.000 son residentes y profesionales vinculados a los 44 centros sociosanitarios con los que cuenta el sur de la provincia, 35 de los cuales son residencias de mayores y nueve centros de discapacidad. Por otro lado, la primera dosis también ha sido ya inyectada en los 5.000 profesionales del área sanitara localizados en una treintena de centros de salud y atención hospitalaria, con el Hospital de Valme como referencia, pero también en el Hospital El Tomillar y los centros periféricos de especialidades correspondientes a Alcalá de Guadaira, Dos Hermanas, Morón de la Frontera y Los Alcores.

El proceso de vacunación del Área de Gestión Sanitaria Sur de Sevilla se coordina por la dirección de Enfermería. Para el ámbito de atención primaria de la mano de la Subdirección de Enfermería y para el ámbito hospitalario de la mano del servicio de Medicina Preventiva. En esta área sanitaria se trabaja sin descanso en seis equipos de vacunación, del total de 31 establecidos en la provincia, de los que cinco se corresponden con puntos en Atención Primaria y uno en hospital. En la primera hay activados tres equipos móviles que se desplazan a los diferentes centros residenciales sociosanitarios y dos puntos fijos para la vacunación de profesionales establecidos en los centros de salud Don Paulino García Donas, de Alcalá de Guadaíra, y Nuestra Señora de las Nieves, en Los Palacios. Paralelamente, hay instaurado un punto de vacunación en el Hospital de Valme para el personal sanitario de este nivel asistencial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios