Las claves de los presupuestos para 2020

Espadas dispara el gasto social para satisfacer a la izquierda

  • Adelante Sevilla estudia las medidas para facilitar un consenso

  • El presupuesto crece hasta los 1.029 millones, más de la mitad para gastos de personal

Espadas saluda a los concejales de Adelante Sevilla. Espadas saluda a los concejales de Adelante Sevilla.

Espadas saluda a los concejales de Adelante Sevilla. / Juan Carlos Vázaquez

Presupuestos encauzados. Juan Espadas ya tiene listas las cuentas de la ciudad para el año que viene. El proyecto ya fue remetido al Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS) para que emita su tradicional informe antes de 15 días. El documento elaborado por los técnicos de Hacienda busca satisfacer las exigencias de la oposición de izquierda. Varios han sido los encuentros en las últimas semanas para avanzar en un respaldo que supondrá sacar adelante los capítulos de ingresos y gastos con el apoyo de los cuatro concejales de Adelante Sevilla.

El principal guiño se encuentra en el fuerte aumento del gasto social. Llega hasta los 180,6 millones, lo que supone un aumento respecto a los últimos presupuestos aprobados (los de 2018) en 26 millones. “Hay un compromiso muy especial en estos presupuestos con las zonas con necesidad de transformación social y con la ejecución de los planes integrales”, apuntan desde el gobierno socialista.

“Nos hemos dirigido en primer lugar a Adelante Sevilla. Ellos estudian también en qué medida facilitar un consenso, pero a los demás grupos les traslado la misma voluntad de escuchar. Si las propuestas son positivas para la ciudad, se incorporarán en el presupuesto. Tengo la mano tendida a todos”, comentó Juan Espadas ante de añadir que los ciudadanos “no entienden los bloqueos o las decisiones partidistas. Queremos aislar la coyuntura política de las necesidades de la ciudad y espero la voluntad de los grupos”.

El proyecto fue remetido al CESS para que emita su tradicional informe antes de 15 días

Tanto el Partido Popular como Ciudadanos coincidieron en que las cuentas ya se encuentran negociadas con Adelante Sevilla. “Freno al desarrollo de la ciudad, caos económico y riesgo para el bienestar de las familias... Que de tonterías hay que escuchar para abarcar unos pocos de titulares mañana. Seguimos”, rezaba en un tuit de la cuenta de Daniel González Rojas, concejal de la formación de izquierda.

Mirando las cifras, los técnicos de Hacienda han elaborado un presupuesto para el año que viene que cuenta con un consolidado de 1.029.651.484 euros, lo que supone un incremento de 63 millones respecto a las cuentas de 2018. “Son unas cuentas expansivas”. Espadas se suma a la última moda de la jerga política. El gobierno socialista defiende que las cuentas incrementa la inversión y reduce los niveles de endeudamiento en tres millones de euros, por lo que la deuda viva se quedaría inicialmente en torno a los 230 millones (200 menos que hace cinco años) y podría haber amortizaciones complementarias como este año. El estado de gastos del Ayuntamiento es de 869.732.042,84 euros, 49 millones superior al del 2018, lo que supone un crecimiento de casi el 6%.

Hacienda ha diseñado las cuentas en un marco de congelación de las ordenanzas fiscales. No habrá modificación de los textos de las ordenanzas salvo algún ajuste menor que se pueda realizar en alguna tasa y que aún está en revisión. “No habrá modificación de los textos de las ordenanzas con carácter general salvo algún ajuste menor a alguna tasa. Se pospone la revisión de las ordenanzas a más adelante para analizar el coste efectivo de las tasas con los grupos y la situación de ingresos del Ayuntamiento”, señaló el primer edil.

El gobierno socialista defiende que las cuentas incrementa la inversión y reduce la deuda

La inversión en el presupuesto consolidado asciende a 91.561.206 euros. Esto supone un incremento de 11,9 millones respecto a las últimas cuentas aprobadas, un aumento del 15%. Estas inversiones tienen como prioridad los centros educativos, el patrimonio, los mercados de abastos, la mejora de los barrios, la modernización de la administración local, el plan municipal de vivienda, y la sostenibilidad y la eficiencia energética.

La partida de gastos de personal aumenta con motivo de la aplicación de las 35 horas y las subidas salariales aprobadas por el Estado. Asciende a 542.897.208 euros, lo que supone un crecimiento de 38,7 millones al pasar de 504,2 millones en el año 2018 a 542,9 millones. Supone el 53% del presupuesto consolidado. Además, aumentan las transferencias corrientes a Tussam y Lipasam para la mejora de los servicios públicos hasta alcanzar los topes legales. En el caso de la empresa de transportes pasa de 63 a 69 millones. En cuanto a la empresa de limpieza, las transferencias pasan de 96 a 99 millones. Los socialistas sostienen que "el mantenimiento de los servicios públicos es una prioridad". El presupuesto de Emvisesa crece un 10% (hasta los 42,5 millones) con el objetivo de desarrollar el nuevo plan municipal de vivienda.

También crece el presupuesto de Acción Social y Empleo. Y la atención a zonas con necesidad de transformación social que pasa de 72,8 a 76,6 millones, un incremento del 5,5%. Hay un compromiso con las zonas de necesidad de transformación social y con la ejecución de los planes integrales. En materia de empleo, hay un aumento y el área tiene 14,9 millones. Crece también el gasto en Cultura, al ser año Bienal, en Memoria histórica o formación y actividad empresarial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios