Tribunales

Espadas destina más dinero a liquidar herencia judicial

  • Tres sentencias obligan al Ayuntamiento a pagar casi dos millones por obras de la CHG, mejoras en el parque de Santa Teresa, y una deuda a una productora

Un hombre camina por el Parque de Santa Teresa, en el barrio de Rochelambert.

Un hombre camina por el Parque de Santa Teresa, en el barrio de Rochelambert. / José Ángel García

Un nuevo picotazo a las arcas municipales por herencia judicial. Juan Espadas continúa pagando las irregularidades anteriores a su llegada a la Alcaldía. Un clásico de cualquier Ayuntamiento del país. Lo último son varias sentencias que obligan al gobierno socialista a abonar casi dos millones de euros por unas obras de la Conferencia Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) incluidas dentro del plan de restauración hidrológico-forestal y la protección de los cauces del Guadalquivir a su paso por la ciudad; unos trabajos de acondicionamiento en el Parque Santa Teresa (en el barrio de Rochelambert); y una deuda pendiente con una productora que trabajaba para Giralda Televisión.

La primera de las herencias judiciales afecta a Urbanismo, que tuvo que acatar una sentencia del 19 de febrero de 2020 de la sección tercera del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por la que se estima el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la CHG contra el incumplimiento de la Gerencia del convenio de colaboración para la realización de las obras comprendidas dentro del plan de restauración hidrográfico forestal y de protección de cauces en el municipio de Sevilla. El tribunal condena al Ayuntamiento al inmediato abono de la cantidad pendiente a 31 de diciembre de 2016, cuyo importe es de 887.529 euros más intereses.

No es la única sentencia que tiene relación con la CHG. La segunda es de un día más tarde y del mismo tribunal, que condena al abono de la cantidad pendiente a 15 de noviembre de 2018 por importe de 74.241 euros más intereses. Ambos conflictos judiciales nacen en 2010.

La segunda de las herencias judiciales es del juzgado de lo Contencioso-Administrativo número nueve de Sevilla relativa a las obras de acondicionamiento del Parque Santa Teresa y que obliga al pago de 490.513 euros.

Realizados en el último mandato del socialista Alfredo Sánchez Monteseirín dentro del capítulo denominado Plan de Barrios, la obra tuvo un modificado que nunca se aprobó oficialmente, pero la sentencia especifica que la constructora recibió la orden verbal de seguir adelante. El Ayuntamiento ordenó realizar el modificado sin hacer el expediente pertinente y luego dejó tirada a la constructora, que ha ganado en los tribunales tras más de una década reclamando el pago.

Un lastre de 11 millones obligó a cerrar Giralda Televisión tras poco más de cuatro años emitiendo

La tercera herencia judicial guarda relación con Giralda Televisión. De las arcas municipales salen casi medio millón de euros para abonar las costas y la liquidación de intereses a favor de la productora Adsat Telecomunicaciones S.L.U. Todo un clásico en la gestión del canal, que poco más de cuatro años después del inicio de sus emisiones la emisora municipal de Sevilla hizo a finales de junio de 2013 un fundido en negro obligada por una deuda que alcanzó los 11 millones de euros.

Esa fue la herencia que recibió el PP cuando tomó posesión como gobierno de la ciudad en junio de 2011. El equipo de Juan Ignacio Zoido comenzó a tomar medidas de inmediato para intentar salvar de la quiebra a Giralda TV y no perder así un poderoso instrumento de propaganda y de exposición pública. Contrató a un nuevo equipo directivo al que le redujo la masa salarial en un 46% y disminuyó notablemente el gasto con productoras.

Poco después de emprender estas medidas, el gobierno de Zoido decidió acogerse al programa de pago a proveedores impulsado por el Gobierno de Mariano Rajoy que obligaba a los ayuntamientos a disolver aquellas entidades que “presenten pérdidas por debajo de la mitad del capital social, no admitiéndose una ampliación de capital con cargo a la entidad local”. Ese fue el caso de Giralda TV.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios