Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

La crisis del coronavirus

Espadas ultima un plan de empleo con contratos directos de seis meses

  • La estrategia incorpora recuperar la inversión pública y favorecer proyectos empresariales

Espadas atiende a los medios tras la reunión telemática mantenida con el Consejo Municipal de Servicios Sociales. Espadas atiende a los medios tras la reunión telemática mantenida con el Consejo Municipal de Servicios Sociales.

Espadas atiende a los medios tras la reunión telemática mantenida con el Consejo Municipal de Servicios Sociales. / M. G.

“La foto ahora da una realidad distorsionada con respecto a lo que puede pasar el día después. Me niego a pensar que es un desempleo que vaya a permanecer igual cuando se recupere la normalidad y la apertura de establecimientos”. Juan Espadas hizo referencia ayer a los datos de desempleo de marzo en la ciudad, que ya apuntan a un crecimiento de 10.000 personas, tras la reunión telemática mantenida con el Consejo Municipal de Servicios Sociales.

“Habrá una destrucción neta de empleo, pero no sabemos cuanta”. El alcalde entiende que “nuestro objetivo es empezar a pensar en el mañana. En la recuperación social necesaria que requiere de un seguimiento y trabajo por parte de las entidades y de los servicios sociales municipales y de programas de inserción socio-laboral que habrá que lanzar de forma inmediata en cuanto acabe esta crisis sanitaria”.

El primer edil socialista adelantó que están trabajando en una estrategia de choque de empleo para después de la pandemia que tiene como prioridad los desempleados de larga duración y aquellas personas en situación de vulnerabilidad. Para ello, se pondrán en marcha todos los recursos que ya estaban preparados para este 2020 (como el Integra o el Redes +). Al mismo tiempo se ultima el diseño de una propuesta de plan extraordinario de empleo para el que solicitarán la financiación de la Unión Europea, del Estado o de la comunidad autónoma, y en el que se pretende retomar el modelo de contrataciones directas de seis meses.

Esta estrategia incorporará otras medidas como la recuperación de la inversión pública, o la agilización de todos los trámites para favorecer el desarrollo de proyectos empresariales en la ciudad. “Nuestra prioridad como Ayuntamiento es conseguir por un lado que esta crisis no empeore la situación de las familias que ya se encontraban en exclusión o vulnerabilidad y lograr que aquellas unidades que afronten ahora mismo de forma circunstancial una grave dificultad económica encuentren pronto una salida”, comentó Espadas antes de agradecer la solidaridad existente.

Espadas apunta que "habrá una destrucción neta de empleo, pero no sabemos cuanta”

Los dispositivos municipales, en colaboración con entidades y otras administraciones, se han reforzado para llegar 9.000 familias en esta fase de crisis sanitaria, lo que da respuesta a la demanda actual existente. “Vamos a hacer todos los esfuerzos posibles de forma coordinada, como estamos haciendo hasta ahora en torno a los cuatro ejes de actuación que nos marcamos como prioridad desde el principio: la garantía alimentaria y recursos básicos para todos los hogares, la ayuda a domicilio, la atención a las personas sin hogar y el apoyo y protección de la población de mayor riesgo, es decir, los mayores y personas con diversidad funcional”, explicó el alcalde socialista.

El refuerzo del dispositivo de alimentación es otro de los puntos importantes para los servicios sociales. El Ayuntamiento ha detectado que hay menores que tenían gratuidad en el comedor pero no estaban dados de alta en el programa que pueden requerir estos suministros. Por este motivo, el gobierno ha acordado con la Junta de Andalucía ampliar esta red de distribución de alimentación a menores con un alcance adicional de aproximadamente de entre 1.000 y 1.500 menores más, de los cuales la mitad están en el Polígono Sur. A esto se añaden otras cuestiones como la garantía del suministro de agua a través de Emvisesa, las ayudas y los convenios que avalan que no haya cortes de luz o gas por motivos económicos, o las reducciones en los alquileres a los inquilinos de Emvisesa especialmente afectados por la crisis económica.

El servicio de ayuda a domicilio atiende a unos 2.600 dependientes entre atención presencial, telefónica y el servicio de apoyo psicológico. El miércoles se repartieron 10.000 mascarillas y 144 pantallas de protección entre las empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios