Sevilla rumbo al futuro Founders Andalucía: Empresas de éxito dan el paso para soldar el ecosistema de innovación

  • Una veintena de empresarios del sector tecnológico se asocian para fortalecer y dar mayor visibilidad a un tejido innovador y fundamental para salir de la crisis

Nace la asociación Founders Andalucía

El origen está en un grupo de Whatsapp. Hace unos meses, ya durante la pandemia, Sam Brocal, fundador y CEO de Media Interaciva, lanzó la idea a algunos de sus contactos con quien compartía ideas, inquietudes e información: convertir esa improvisada red en una asociación formal desde la que poder echar una mano a otras startups y trasladar sus conocimientos en forma de apreciados consejos.

Todos son fundadores de negocio, startups que han crecido exponencialmente y facturan, o bien han levantado una ronda de inversión, por más de un millón de euros al año. Es el requisito que han establecido para entrar a formar parte de este particular club porque estiman que superar esa barrera económica presupone ya un trabajo a sus espaldas que les avala para ser mentores y guías.

La tarjeta de presentación de estos founders abruma: 25 compañías que facturan al año más de 150 millones de euros y dan empleo a 2.000 personas. UniversalDX, Glampinghub, Chekin, Sofiathinks, Media interactiva, Footters, Genera Games, StartupLabs Spain, Odders Lab & Oblumi, Carto, Z1, Seabery Augmented Technologies, C&G Sustainable Tech, OpenWebinars, Mox, Covermanager, Galgus o Freepik, entre ellas. Todas son andaluzas, muchas de ellas sevillanas, y se asientan en un territorio con emprendedores brillantes. A veces, lo hacen tras un viaje de ida y vuelta que confirma que Andalucía en general es un lugar privilegiado para vivir y trabajar, que no sólo genera talento, sino que es capaz de atraerlo.

El requisito para entrar en la asociación es facturar o ‘levantar’ un millón de euros al año

La cita para conocer esta iniciativa se desarrolla en la sede de Media Interactiva, un grupo liderado por Sam Brocal y su mujer, dos emprendedores que desde Tomares dominan el mercado mundial de la tecnología educativa y el contenido formativo en competenias digitales.  Se suman a la reunión Macarena González,  cofundadora de StartupLabsSpain, una “gran startup de startups” una aceleradora e incubadora; y José González, CEO de Galgus, una empresa  muy disruptiva centrada en la tecnología para red wifi que colecciona premios y distinciones desde Camas.

Sorprende la claridad del discurso de estos empresarios. Cualquier político querría asumirlo  como propio, pero realmente está exento de marketing gratuito. Todos coinciden en que en Andalucía hay un gran tejido empresarial de startups pero que están en su mayoría en la fase de capital semilla, en una fase temprana de early stage, y conforme van creciendo y subiendo de nivel muchos salen fuera, confirma la cofundadora de StartupLabs. Aunque hay “valientes” como José González. Galgus acaba de cerrar una ronda de inversión por 2,5 millones de euros liderada por GED Capital y Mundi Ventures, que permitirá potenciar su expansión internacional. El apoyo que anteriormente habían recibido por parte de Open Future y Wayra, hub de innovación abierta de Telefónica, ha sido informal, pero ahora sí  están participando en un programa de scaleup o escalada de la Fundación Bankinter y Telefónica para llegar a un siguiente nivel.

La meta es ayudar a las ‘startups’ en fase inicial y romper el techo con el que muchas se topan

“Una de las bases de Founders Andalucía es contar con el punto de vista de empresarios que ya han pasado por ciertos nudos en su proceso de emprendimiento y que pueden aportar diferentes puntos de vista, en este caso 25 distintos, sobre problemas que se suelen presentar en todas las startup”, explica Macarena González, que desde su aceleradora acompaña a muchas empresas en esa fase entre el early stage y la serie A  con ideas y estrategias. 

En StartupLabs hay también un business angel como Tom Horsey, que se sitúa en el ranking de los  200 más activos de Europa. Este británico lleva ya un cuarto de siglo en Andalucía, fundó la citada aceleradora, proyecto que nació tras su experiencia como inversor en medio centenar de empresas y ahora ha dado un paso adelante organizando un fondo de 40 millones de euros para romper el techo de  startups andaluzas con proyección. Ya suman 60 invertidas, por ejemplo, Mox, que lidera el sector de la mensajería y crece a un ritmo vertiginoso.

El caso de Sam Brocal no es el habitual. Media Interactiva empezó con un préstamo bancario de 6.000 euros y poco a poco ha ido creciendo con sus medios, reinvirtiendo y sin dar paso a capital exterior, desarrollando productos y tejiendo alianzas estratégicas.“Nuestros inversores han sido los clientes, es el escenario idílico en muchas startups, aunque te encuentras a veces muy solo en ese recorrido”, explica Brocal.

Entre los miembros hay empresarios que se autofinancian y también ‘business angels’

En Galgus, de hecho, empezaron autofinanciándose también y ahora han buscado acompañamiento fuera. “Pero eso tiene que ver también con las características de nuestro negocio, pues no sólo se trata de poner dinero, sino de acompañarnos en el crecimiento, de asesorarnos”, comenta González, que explica que en este negocio de la tecnología a veces es importante la velocidad, no quedarse atrás con respecto a la competencia y en este punto necesitaban acelerar, algo que les pertiriá la inversión captada.

No obstante, no siempre es necesario salir fuera para encontrar inversores, también los hay andaluces, aunque éstos están muy sectorizados, enfocados a empresas ue comprenden. Macarena González explica que actualmente en Andalucía hay fondos de la agencia IDEA para distintas fases que permitirán a quienes inviertan en startups sentirse acompañados y hacer desembolsos más extendidos en el tiempo.

El fundador de Galgus se ha beneficiado también de ayudas públicas, fondos europeos, en concreto del Instrumento PYME fase 2, una línea de financiación dirigida  a empresas altamente innovadoras y con capacidad para ser lñideres en su sector. En su convocatoria se presentaron 1.658  empresas de toda Europa y sólo dieron 63. “Nos ayudó mucho porque no sólo te dan dinero, sino una validación”, explica González. En Media Interactiva ha tenido ayudas de ICEX para internacionalización.

El tejido tecnológico andaluz está muy diversificado y eso es importante para estos empresarios y para la economía regional, pues ayuda a posicionar a Andalucía frente a España y a España frente al mundo. “El 95% de nuestra facturación viene del extranjero, inyectamos a España varios millones de euros anualmente de capital que viene de fuera”, comenta Brocal. “Cuando eres capaz de generar riqueza y empleo, vender fuera y vivir aquí... ese ecosistema es maravilloso y permite atraer talento”, explica el CEO de Media Interactiva, convencido de que es lo que el tejido innovador andaluz necesita, en resumen, que desde fuera se vea el potencial que hay en este territorio.

El gran reto es generar riqueza y empleo, vivir aquí, vender fuera y atraer talento exterior

El fundador de Galgus recuerda que le dieron un premio en Estocolmo en 2016 en un evento donde había empresas de toda Europa y había gente que le preguntaba dónde estaba Sevilla. No es una cuesitón geográfica, sino de situación en el mapa de la tecnología y el emprendimiento.  Una de los objetivos de Founders Andalucía es precisamente mostrar esa otra cara tecnológica, innovadora y dinámica que existe y que, curiosamente, tiene más rostros de hombre que de mujer. “Yo creo que es consecuencia de una brecha cultural, a veces nos pilla en un momento de vida donde es difícil tirar hacia adelante como mujer”, explica la cofundadora de StartupLabs.

Todos coinciden en que la necesidad es soldar esa red innovadora que existe en Andalucía, pero no siempre trabaja coordinada. Y la pandemia les brinda ahora a oportunidad de plantear estas alianzas y estrategias porque ha acelerado la digitalización en general del mundo y eso ha ayudado a las startus a diversificar aún más sus mercados. El día después tendrán más oportunidades de seguir creciendo desde una posición que actualmente no es  inferior a la de otros territorios del mundo. “Este ecosistema lo construimos entre todos y queremos aportar el conocimiento que los palos y las risas no han dado”, apunta Macarena González.  Como dice el fundador de Galgus, los  emprendedores de hoy son las empresas del mañana y que progresen en el rumbo adecuado beneficia a todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios