Sevilla

El Hospital de San Lázaro incorpora la dispensación de fármacos en unidosis

  • El Macarena apuesta por este dispositivo que genera un mejor control de los tratamientos

El Servicio de Farmacia, desde donde se preparan los carros de dispensación unidosis El Servicio de Farmacia, desde donde se preparan los carros de dispensación unidosis

El Servicio de Farmacia, desde donde se preparan los carros de dispensación unidosis / M. G.

El Hospital de San Lázaro incorporará en los próximos días el modelo de dispensación individualizada de medicación en unidosis por el que el Virgen Macarena lleva dos años apostando con firmeza en sus 25 alas de hospitalización con resultados positivos.

Según reconoce el responsable del Servicio de Farmacia del centro hospitalario, Miguel Ángel Calleja, la extensión de este sistema a tres alas más supone “un hito” al permitir el establecimiento del modelo de carros de unidosis en la totalidad del Hospital Macarena, así como en el Hospital San Lázaro. Este modelo desprende una serie de ventajas, según destaca el hospital. En primer lugar, para los pacientes, ya que es el sistema que mejor garantiza que el medicamento prescrito llegue a los pacientes a los que ha sido destinado, ya que se basa en la orden médica a cada paciente en forma individual.

“A esto se añade la triple comprobación de seguridad antes de la administración. En primer lugar, del farmacéutico, que valida el tratamiento verificando interacciones, dosificación, necesidad de monitorización y otras medidas de seguridad; a continuación, la verificación por parte del técnico de Farmacia, al preparar el carro de fármacos; y, por último de la Enfermería, antes de la aplicación de dicho tratamiento”, añade Calleja.

Otra de las ventajas del sistema unidosis es en el ámbito laboral, ya que la Enfermería, disminuye considerablemente el tiempo de manipulación de medicamentos y de control de niveles de inventarios de planta o sala, “pudiendo así dedicar más tiempo al cuidado de los pacientes”.  Por último, para los farmacéuticos, la unidosis permite un mejor control y seguimiento del tratamiento de fármacos a los pacientes a través del perfil farmacoterapéutico, el cual previene reacciones adversas e identifica posibles interacciones medicamentosas.

El doctor Calleja señala, además, algunos aspectos relacionados con una mejora de la racionalización de gastos. “Nuestro sistema racionaliza la distribución de medicamentos y la terapéutica farmacológica; disminuye la inversión hospitalaria asociada a la medicación, al minimizar el inventario de medicamentos en los servicios, disminuyendo las pérdidas, deterioro, vencimiento y otras fuentes, y recupera los medicamentos no aplicados al paciente”, concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios