dermatología

El Hospital de Valme innova en el manejo eficaz de la hidradenitis supurativa

  • El servicio de Dermatología ha introducido de forma innovadora la ecografía cutánea en el abordaje de esta patología con una alta prevalencia de factores de riesgo cardiovascular

El jefe del servicio de Dermatología, Jerónimo Escudero, junto a las dermatólogas Mª Luisa Martínez y Ángela Navarro Gilabert, coordinadora del estudio.

El jefe del servicio de Dermatología, Jerónimo Escudero, junto a las dermatólogas Mª Luisa Martínez y Ángela Navarro Gilabert, coordinadora del estudio. / H. U. V.

El Hospital de Valme ha entrado a formar parte de la red de hospitales españoles que incorporan las técnicas más avanzadas en el manejo eficaz de la hidradenitis supurativa. Concretamente, el hospital sevillano ha introducido de forma innovadora la aplicación de la ecografía cutánea en el abordaje de esta patología con alta prevalencia de factores de riesgo cardiovascular.

La ecografía cutánea es una técnica de diagnóstico por imagen basada en la interacción de los ultrasonidos de alta frecuencia con la piel. Se trata de una técnica que requiere de una alta capacitación de sus especialistas y que ha permitido potenciar el manejo eficiente de dicha patología en el centro sevillano.

La hidradenitis supurativa es una enfermedad crónica de la piel. Causa lesiones nódulo-quísticas dolorosas, parecidas al acné severo, que se forman debajo de la piel. A menudo afecta áreas donde la piel tiene mayor cantidad de glándulas sudoríparas apocrinas, como las axilas y las ingles. Estos elementos se inflaman y cursan con dolor, pudiéndose abrir en ocasiones causando abcesos que drenan al exterior. Se trata de una enfermedad cutánea provocada porque los folículos pilosos se obstruyen, atrapando las bacterias. En la mayoría de los casos se desconoce la causa, destacando los especialistas que tanto la genética, como el medio ambiente y los factores hormonales pueden desempeñar un papel activo.

En el arranque de la aplicación de este tipo de técnica diagnóstica en el Valme, el jefe de servicio de Dermatología, Jerónimo Escudero, destaca el crecimiento de la unidad en cuanto a “mayor evidencia científica” por su utilidad en diversas áreas de conocimiento dermatológico. “El carácter no invasivo de la ecografía, rápido y accesible, hace que sus aplicaciones en la clínica sean cada vez más amplias, tanto en oncología cutánea como en afecciones inflamatorias, como es el caso, o en dermatología estética”, explica el especialista.

Con avances como este, el Hospital de Valme se sitúa en primera línea diagnóstica en enfermedades dermatológicas, incorporando técnicas que ayudan a mejorar la precisión del estadío y hacer un despistaje precoz de los casos graves para tratarlos de forma eficiente. De hecho, fruto de este avance, y como consecuencia de la experiencia adquirida por sus dermatólogos sobre la aplicabilidad de esta técnica en su consulta monográfica, la ecografía cutánea ha sido objeto de un estudio que demuestra cómo aporta importantes beneficios en el abordaje eficaz de la hidradenitis supurativa. Tal es así que dicho trabajo, presentado en el congreso nacional de la especialidad, ha sido galardonado con el Primer Premio de la Academia Española de Dermatología y Venereología por parte del Grupo de trabajo e-Dermatología e Imagen (GEDEI).

El estudio premiado ha sido dirigido y presentado por la dermatóloga Ángela Navarro Gilabert bajo el título Ecografía en hidradenitis supurativa: estimación del riesgo cardiovascular, ecografía carotídea y correlación clínico-ecográfica. El resultado es un estudio observacional descriptivo de pacientes con esta enfermedad, llegando a incluir un total de 24 pacientes. La edad media es de 41,7 años, el 46,9% son mujeres, un 59,4% fumadores y el 15,6% hipertensos.

Las conclusiones reflejan cómo la ecografía cutánea permite realizar una estratificación real de la hidradenitis supurativa que optimiza la realizada de forma habitual con la sola exploración. Según subraya Gilabert, en estos casos es frecuente que sin la aplicación de la ecografía cutánea se “infraestime la gravedad y la afectación de las lesiones”, produciéndose una discordancia clínico-ecográfica. “Teniendo como contrapartida que es una enfermedad con alta prevalencia de factores de riesgo cardiovascular debido a la carga inflamatoria que presenta”, agrega.

Asimismo, los especialistas del Valme destacan la importancia del uso de la ecografía carotídea para el despistaje precoz de los casos graves como herramienta diagnóstica cada vez más determinante en el diagnóstico de enfermedad aterosclerótica subclínica y convirtiéndose en un marcador de alto riesgo cardiovascular. En este sentido, esta práctica clínica no sólo favorece un diagnóstico precoz y estimación de riesgo cardiovascular asociado, sino que también potencia el tratamiento precoz de los casos graves y agiliza las derivaciones al servicio de Neurología para el posterior manejo y seguimiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios