Coronavirus Sevilla El Hospital Virgen Macarena ocupa ya menos de la mitad de las camas dedicadas al coronavirus

  • Reduce los ingresos tanto en planta como en cuidados intensivos, donde permanecen 11 

  • Hay 127 profesionales afectados desde que comenzó la pandemia

Una sanitaria pasa por delante del cartel que especifica las áreas en las que se divido el Hospital Virgen Macarena. Una sanitaria pasa por delante del cartel que especifica las áreas en las que se divido el Hospital Virgen Macarena.

Una sanitaria pasa por delante del cartel que especifica las áreas en las que se divido el Hospital Virgen Macarena. / Antonio Pizarro

La situación por la pandemia del coronavirus empieza a aliviarse en los hospitales de la provincia. Aunque el número de personas que requieren ingreso hospitalario sigue creciendo día a día, el ritmo de aumento no tiene ya nada que ver con el de principios de mes, cuando las hospitalizaciones sumaban en torno al medio centenar diario. Una situación que llevó a los centros sanitarios a doblegarse para poder hacer frente a la atención de los pacientes con Covid-19, aumentando tanto el número de camas como de espacios dedicados exclusivamente al tratamiento de la enfermedad.

Aunque a día de hoy el número total de personas que han requerido ingreso hospitalario en la provincia desde que empezó la pandemia supera el millar, la realidad es que la situación actual en los hospitales empieza a aliviarse y muestra de ello es el cierre de plantas o zonas dedicadas a la enfermedad que tuvieron que utilizarse en los peores momentos de la crisis sanitaria.

Si hace algunos días era el propio gerente del Hospital Virgen del Rocío, Manuel Molina, el que confirmaba este cambio de tendencia tras un fin de semana "con más altas que ingresos", que llevó incluso el cierre de una parte de una de las plantas dedicadas a la enfermedad, los últimos datos facilitados por la Junta de Andalucía reflejan que esta misma situación se repite a día de hoy en el Hospital Virgen Macarena, donde los pacientes con coronavirus ocupan ya menos de la mitad de las camas dedicadas a la enfermedad.

En concreto en este centro las plantas Covid-19 son tanto la quinta como la segunda, además de la zona de Observación, la Unidad de Cuidados Intensivos y la Unidad de Cuidados Respiratorios Intermedios (UCRI), sumada a esta causa como una estrategia para aliviar o retrasar la saturación de las UCI. Entre todas ellas, según han confirmado a este periódicos fuentes cercanas a la delegación de UGT en el hospital, las zonas dedicadas al coronavirus en la actualidad suman 137 camas frente a las 154 que sumaban a principios del mes de abril, que suponen tres alas menos. Pero el dato más alentador lo deja el nivel de ocupación. Si hace apenas dos semanas eran 80 los pacientes ingresados en el Virgen Macarena ya fueran casos confirmados o en sospecha y en planta o UCI, actualmente son veinte camas menos las que permanecen ocupadas. De ellas, sólo 26 pertenecen a casos confirmados en las alas A, B y D de la quinta planta, estando cerrada la C por no ser necesaria en estos momentos, y otros 19 son casos sospechosos y se encuentran ingresados en la ala A de la segunda planta, estando también libres las zonas B y C. Por otro lado, hay sólo un ingreso en Observación y otros tres en la UCRI y son once los pacientes en Cuidados Intensivos en estos momentos.

Profesionales afectados

El otro dato de esta epidemia es el que deja el número de profesionales de la sanidad afectados. En este sentido, en la provincia de Sevilla el Hospital Virgen Macarena está siendo el centro más castigado. De este modo, las pruebas PCR realizadas al personal del centro el jueves 16 de abril confirman un descenso en el número de trabajadores afectados que, desde que comenzó la pandemia, son actualmente 127, de los que casi la mitad son enfermeros (45). El siguiente colectivo más afectado es el de los médicos de Urgencias, con 22 casos confirmados, seguidos muy de cerca por los MIR, que suman 21 positivos. También han sido diagnosticados en las últimas horas 19 técnicos en cuidados auxiliares de enfermería (TCAE) y 13 facultativos especialistas de área, además de cuatro celadores, dos fisioterapeutas y un miembro del personal administrativo.

Desde la delegación sindical de UGT en el Macarena insisten en la falta de entrega del material de protección adecuado por parte de las administraciones y agradecen en nombre del hospital a todas las entidades, particulares, organizaciones y, en concreto, a la ONG SOS Ayuda Sin Fronteras la donación voluntaria de estos medios tales como mascarillas o pantallas faciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios