Sevilla

El Hospital Virgen del Rocío pone en marcha un Hospital de Día de Cardiología

  • Más del 60% de los procedimientos en arritmias y hemodinámica se tratarán en estos nuevos espacios y sin necesidad de ingresar al paciente

Una de las dependencias del nuevo Hospital de Día de Cardiología del Virgen del Rocío.

Una de las dependencias del nuevo Hospital de Día de Cardiología del Virgen del Rocío. / M. G.

El Hospital Virgen del Rocío ha puesto en funcionamiento un nuevo Hospital de Día de Cardiología (HDC), unas instalaciones ubicadas en la planta baja del Hospital General que dispondrán de nueve puestos asistenciales dotados de la tecnología más avanzada, que garantiza una monitorización continúa centralizada y soporte vital básico y avanzado.

Tal como señala el centro hospitalario en una nota de prensa, este espacio es "una herramienta asistencial ágil y dinámica" que promueve "un cambio en la organización asistencial hospitalaria cardiológica". Su puesta en marcha permite la asistencia sin ingreso de dos tercios de los procedimientos programados que se utilizan para el tratamiento de las arritmias o en hemodinámica.

De este modo, indica que supone una importante reducción de los ingresos hospitalarios relacionados con estos tratamientos, con mayor satisfacción por parte del paciente y el consecuente ahorro económico, y con las mismas garantías de seguridad y calidad durante todo el proceso asistencial.

La monitorización permite, por otro lado, disponer de un espacio adicional a los ya existentes para el postproceso inmediato de procedimientos invasivos más complejos que sí requerirán una estancia hospitalaria corta y demandan un manejo inicial más controlado, evitando el paso por las unidades de cuidados intensivos o intermedias.

Cada paciente no sólo estará monitorizado a pie de cama, sino también durante los traslados a otras áreas de la unidad o del hospital (Hemodinámica, Electrofisiología, Radiología, entre otros), ya que el módulo de transporte integrado en cada uno de los monitores permite acompañar al paciente durante esta fase, registrando todo lo acontecido en la central de monitorización. También cabe destacar que las pruebas electrocardiográficas se digitalizan a tiempo real en la historia clínica del paciente.

La unidad cuenta con una unidad de desfibrilación con monitorización y detección automática de arritmias, así como un electrocardiógrafo conectado de forma inalámbrica, permitiendo así la rápida realización de la prueba en cualquier lugar. Igualmente, la tecnología permite la visualización de los electrocardiogramas por parte de los facultativos desde cualquier parte del hospital, sólo unos segundos después de la exploración.

Esta nueva área cubrirá una población de un millón de habitantes, que incluirá Osuna, el Aljarafe y las poblaciones del área de influencia de Utrera y Écija, donde hay dos hospitales públicos comarcales de alta resolución.

En la actualidad, los profesionales de la unidad de Cardiología atienden unas 30.000 consultas al año, 1.000 intervenciones de cirugía cardiaca mayor, implanta unos 100 desfibriladores y unos 600 marcapasos, además de practicar unas 300 ablaciones por catéter. También realizan unos 12.000 ecocardiogramas al año y unas 1.400 angioplastias al año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios