Sevilla

El grupo Hotusa gestionará el hotel que albergará la Torre Pelli

  • La cadena, con tres establecimientos más en la provincia, se instalará en las plantas superiores del rascacielos proyectado por César Pelli, que se finalizará el año próximo.

Comentarios 20

Caixabank, la entidad financiera propietaria del complejo de la Torre Pelli, ha concedido al Grupo Hotusa la gestión del hotel que albergará el rascacielos de la zona sur de la Isla de la Cartuja. La cadena, radicada en Barcelona, aseguró este martes que será la empresa operadora de este establecimiento, que ocupará las plantas más altas de las 37 en las que se divide el edificio diseñado por el arquitecto César Pelli.

De esta manera, se confirma que el complejo, cuya finalización se espera para el primer trimestre de 2015, incluirá un hotel. Las negociaciones comenzaron cuando la entidad financiera catalana se hizo con la propiedad del inmueble y comenzó a comercializar las superficies del complejo. Por aquel entonces, se habló de conversaciones con grandes conglomerados hoteleros, algunos especializados en establecimientos de lujo. Fue hace casi un año cuando Hotusa hizo público que estaba en negociaciones con el banco que preside Isidro Fainé para convertirse en la adjudicataria de la parte dedicada a hotel. La cadena ya tiene experiencia en edificios de gran altura, ya que es la propietaria del Hotel Eurostars Madrid Tower, un cinco estrellas situado entre las plantas 6 y 31 de la Torre PwC, la tercera construcción más alta el país, justo por detrás de la Torre Espacio, también obra de César Pelli.

Presidida por el empresario gallego Amancio López, Hotusa fue fundada en 1977 por un grupo de hoteleros barceloneses y aglomera en la actualidad más de 2.500 establecimientos en 48 países, 109 de los cuales se gestionan de forma directa. En Sevilla, hace lo propio con el Hotel Exe Isla Cartuja, instalado en el interior del Estadio de la Cartuja, y del Eurostars Regina, en el entorno de la Alameda de Hércules. También se encargan del Gran Hotel Solúcar, situado en Sanlúcar la Mayor, en el Aljarafe.

Tanto Caixabank como Hotusa han declinado dar más detalles de cuantos rodean a la instalación de este hotel en el que ya es el edificio más alto de Andalucía, con algo más de 180 metros. Sin embargo, si se atiende a las características de la Torre Pelli, el establecimiento se asemejará a los de la marca Eurostars, una filial de Hotusa cuyos hoteles están implantados en inmuebles de arquitectura singular.

En el proyecto original de César Pelli, autor de gran cantidad de rascacielos, como las Torres Petronas de Kuala Lumpur, sólo se contemplaba la instalación de oficinas. Por ese motivo, para albergar un hotel es necesario que se realicen modificaciones en apartados como los accesos, que deben estar diferenciados. Así se dispone el vestíbulo del ya mencionado Hotel Eurostars Madrid Tower, aunque en el edificio de la capital Hotusa gestiona las primeras plantas de la torre, al contrario que lo que se espera para en el rascacielos sevillano, donde se hará cargo de la zona situada por debajo del mirador proyectado.

Cuando se acerca el momento de la inauguración del complejo situado al sur de la Isla de la Cartuja, empiezan a conocerse las gestiones del consejo de administración de la Torre Pelli, presidido por Antonio Pulido. El equipo que dirige el presidente de la Fundación Cajasol es el encargado de negociar con las distintas empresas -algunas multinacionales del sector tecnológico- para que se instalen en el edificio, junto con las oficinas de la entidad financiera catalana, que trasladará sus dependencias al inmueble, una vez que se finalice su construcción. Los conocidos como edificios podio, por su parte, albergarán espacios comerciales y de restauración en la parcela anexa al rascacielos, aunque de momento no han trascendido los nombres de las compañías que se instalarán en este nuevo polo financiero y de negocios.

En la actualidad, los operarios del complejo promovido por la sociedad Puerto Triana -participada mayoritariamente por Caixabank desde que absorbió Cajasol- se afanan en la colocación de las lamas de aluminio, que harán las veces de parasol y que dan un color anaranjado a la fachada de la torre. El acristalamiento ha culminado en casi todo el edificio y, en este ámbito, los trabajos se centran ahora en la planta baja, de mayor altura que las demás y que será el vestíbulo de la construcción. En las últimas semanas también se han visto avances en el apartado de jardinería, tanto en la torre como en los espacios públicos que la rodean. Asimismo, se han instalado los paneles fotovoltaicos en la parte más alta del rascacielos y ha comenzado la preparación de las cubiertas vegetales que habrá sobre la azotea de los edificios podio. Estas características son algunas de las que han granjeado a la Torre Pelli la certificación LEED Platino, otorgada por el Consejo de la Construcción Ecológica de Estados Unidos a los edificios más sostenibles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios