Sevilla

La Junta ratifica el proyecto del CaixaForum en las Atarazanas

  • La Gerencia de Urbanismo tendrá que otorgar ahora la licencia para que las obras comiencen en verano. Los plazos previstos por La Caixa se están cumpliendo.

El CaixaForum de las Atarazanas ya cuenta con el visto bueno de la Junta. La Comisión provincial de Patrimonio Histórico ha informado favorablemente sobre el proyecto diseñado por el arquitecto sevillano Guillermo Vázquez Consuegra que pretende rehabilitar los astilleros medievales de Sevilla. El delegado de Cultura, Bernardo Bueno, informó de que al no requerir de Plan Especial -aspecto acordado con el Ayuntamiento- ahora sólo queda esperar que la Gerencia de Urbanismo otorgue la licencia y que las obras comiencen en verano, tal como tiene previsto la entidad financiera para que el recinto esté abierto en 2015.

Bueno defendió el proyecto de Vázquez Consuegra al estimar que cumple con los fines establecidos por la normativa sobre bienes de interés cultural (BIC): preservar y conservar lo que ha quedado de este emblemático edificio. En este sentido, el delegado de Cultura insistió en que las naves y arcos que conforman las Atarazanas -su elemento más característico- no se verán alteradas con el CaixaForum.

El proyecto que ha contado con el visto bueno de la Comisión de Patrimonio presenta algunas modificaciones con respecto al básico que ya fueron dadas a conocer por este periódico ayer. Una de ellas es la aportación de una mayor precisión respecto a los materiales que se utilizarán en toda la restauración del inmueble. El proyecto de ejecución detalla que en la obra de recuperación del conjunto y en la de nueva planta que albergarán los usos culturales se emplearán básicamente madera, acero y zinc. Otro de las novedades respecto al proyecto básico es la aportación de un estudio específico sobre las cubiertas del nuevo espacio cultural (el CaixaForum), en el que se demuestra que la volumetría general de esta dependencia no tendrá ningún impacto visual sobre el templo de la Santa Caridad. El delegado de Cultura también informó en este punto que se incrementará la cota del punto más alto de las nuevas cubiertas en torno a 60 centímetros con respecto a lo contemplado en el proyecto básico.

Ahora, por tanto, sólo queda que la Gerencia de Urbanismo otorgue la licencia necesaria para que comiencen las obras, cuyo inicio está previsto para este verano. Un trámite que, en principio, no tendría mayor dilación si se tiene en cuenta que las administraciones local y regional han llegado a un acuerdo por el cual no será necesario que el proyecto de rehabilitación cuente con un Plan Especial al tratarse de un inmueble BIC, cuya protección integral está garantizada por la legislación estatal, de rango muy superior a un documento urbanístico de planeamiento. Bueno confirmó dicho acuerdo y puso como ejemplos anteriores en los que no ha sido sido necesario dicho trámite las intervenciones ejecutadas en el Convento de las Teresas (Barrio de Santa Cruz), el Parque de María Luisa, la Posada del Lucero, el Catillo de San Jorge (Triana), el Convento de Santa Paula, el Palacio del Pumarejo, el Convento de Capuchinos (Ronda Histórica) o el Parque de María Luisa.

La licencia de obras -como recordó el delegado de Cultura- es un actor jurídicamente reglado, por lo que el Ayuntamiento está obligada a otorgarla después de haber superado todos los trámites. El proyecto cuenta también con el visado del Colegio de Arquitectos.

La propuesta de Vázquez Consuegra concibe el CaixaForum como un edificio contemporáneo integrado en otro medieval. La construcción del espacio cultural se realizará a partir de piezas prefabricadas. Los espacios expositivos se repartirán en distintas alturas para que no afecten a las galerías de arcos que estuvieron ocultas durante años. El arquitecto sevillano pretende que este legado patrimonial se convierta en una plaza pública con acceso directo desde la calle Dos de Mayo, con un uso vinculado a las actividades que desarrolle el CaixaForum.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios