ola de calor

Llega a Sevilla Zoe, la primera ola de calor con nombre propio

  • El proyecto piloto proMeteo Sevilla ha detectado que la actual ola de calor alcanzará la categoría máxima de peligrosidad desde este domingo hasta el martes

  • El calor vacía las calles 

Turistas por la calle en un momento en el que un termómetro marca 45 grados.

Turistas por la calle en un momento en el que un termómetro marca 45 grados. / Juan Carlos Muñoz

La ola de calor sigue azotando Sevilla. Tanto que, por primera vez, tendrá nombre propio. El proyecto piloto proMeteo Sevilla ha detectado que la actual ola de calor "alcanzará la categoría máxima de peligrosidad estimada en su sistema de categorización", desde este domingo hasta el martes, "por lo que será la primera ola de calor en el mundo que reciba nombre: Zoe".

Los sevillanos soportarán en los próximos días mínimas al borde de los 30 grados, como los 28 que se alcanzarán el lunes, según las predicciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Las máximas se mantiene por encima de los 40. No será hasta el miércoles cuando se espera una bajada del termómetro de más de cinco grados y que dejará temperaturas más suaves en torno a los 35 grados máximos. 

La iniciativa piloto estima que los factores que analiza el sistema "alcanzarán valores especialmente preocupantes para la salud", con una intensificación de las temperaturas diurnas entre este domingo y mañana, ha detallado el proyecto en un comunicado en el que ha subrayado que esta noche "podría ser particularmente tórrida".

"Ante la gravedad del episodio y teniendo en cuenta su elevado impacto en la salud", los técnicos de la iniciativa piloto que lidera el Centro de Resiliencia Adrienne Arsht Rockefeller Foundation han advertido a la población, especialmente a la más vulnerable, de la importancia de seguir las recomendaciones sanitarias para prevenir un golpe de calor y permanecer atentos a los síntomas que provoca este tipo de trastornos.

El equipo de expertos ha desarrollado un algoritmo que diariamente analiza el estado de los episodios de calor y los relaciona con los posibles riesgos e impactos sobre la salud atendiendo a diferentes variables: la temperatura máxima; la temperatura mínima, relacionada con la falta de alivio nocturno; la humedad relativa; la duración del episodio de calor y las características del tiempo antes de darse el episodio.

Estos factores permiten que el sistema de monitorización de proMeteo Sevilla determine el nivel de gravedad y riesgos del fenómeno meteorológico en relación con las posibles afecciones a la salud de la población y se clasifique atendiendo a cinco niveles: riesgo muy elevado, riesgo elevado, impacto medio, impacto medio-bajo y sin impacto. Cada nivel de riesgo se corresponde con un sistema visual de información y con una serie de recomendaciones.

En este sentido, han recordado que la exposición al calor extremo puede provocar deshidratación, mareos, agotamiento, insolación, pérdida de conciencia y otras emergencias médicas. Para afrontar esta situación, han aconsejado tomar medidas preventivas y cuidar a aquellas personas del entorno familiar o personal que pueden ser más vulnerables -adultos mayores de 65 años, mujeres embarazadas, niños y especialmente bebés, personas con afecciones médicas preexistentes o enfermedades crónicas, personas dependientes o en riesgo de exclusión-.

Por otro lado, y teniendo en cuenta todos los indicadores, desde proMeteo Sevilla se ha recordado a la población que "nadie es ajeno al calor extremo", incluso las personas jóvenes y mejor preparadas físicamente pueden verse afectadas por las altas temperaturas, a pesar de no considerar que pueden ser vulnerables.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios