Los árboles singulares de Sevilla

Magnolio de la catedral: Parques licita la obra para salvarlo con más de un año de retraso

  • En mayo de 2019 el Ayuntamiento anunció un ambicioso plan para recuperar este árbol histórico y es ahora cuando lo saca a licitación

  • Destina 18.448 euros para redactar un proyecto que amplíe el alcorque al tamaño que tenía antes del tranvía, mejore las condiciones de agua y nutrientes y lo proteja de tendidos eléctricos

El Magnolio de la catedral en mayo de 2019, cuando el Ayuntamiento anunció un plan para salvarlo. El Magnolio de la catedral en mayo de 2019, cuando el Ayuntamiento anunció un plan para salvarlo.

El Magnolio de la catedral en mayo de 2019, cuando el Ayuntamiento anunció un plan para salvarlo. / Salomón Cejudo

El Ayuntamiento de Sevilla ha alegado reajustes presupuestarios y técnicos por la pandemia del covid-19, para explicar por qué saca ahora a licitación el proyecto para recuperar el magnolio de la catedral, que lleva años deteriorándose, si hace más de un año, en mayo de 2019, que anunció este ambicioso plan. A finales de septiembre desde la oposición municipal Adelante Sevilla denunció la inacción de Parques en esta cuestión. 

Ampliar el alcorque del magnolio es la clave porque los técnicos de Parques y Jardines ratifican que sus reducidas dimensiones (3,60 x 4,35 metros) son la causa principal del deterioro de este árbol

El Servicio de Parques y Jardines de la Delegación de Transición Ecológica y Deportes y la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente ha licitado este martes las obras para ampliar el alcorque del magnolio de gran porte de la Avenida de la Constitución, ubicado en la esquina suroeste de la Catedral y próximo al Archivo de Indias, con el objetivo de detener la degradación de este emblemático árbol mejorando sus condiciones biológicas y, por tanto, su normal desarrollo. 

El Ayuntamiento explica que el retraso de la licitación se ha debido a que la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Sevilla dio en diciembre de 2019 el visto bueno a la intervención en este árbol junto a la Catedral. Y añade que después hubo que culminar los trabajos técnicos y vino la pandemia del covid-19 en marzo "que obligó a reajustar todas las prioridades presupuestarias y técnicas de todas las áreas. Es un proyecto que se puede ejecutar con las economías generadas de otros contratos y por eso se licita ahora", aclara el gobierno local.

Las obras supondrán ampliar el alcorque del magnolio, puesto que los técnicos de Parques y Jardines consideran que sus reducidas dimensiones (3,60 x 4,35 metros) son la causa principal del deterioro de este árbol. Para ello, se requiere eliminar el bordillo de granito que encuadra el alcorque y trasladar los dos bancos de granito existentes, la columna con proyectores de la iluminación artística de la Catedral de Sevilla y una arqueta de canalización de redes de telecomunicaciones.

Así, se prevé recuperar la forma y las dimensiones del parterre que había alrededor del gran magnolio antes de 2007, cuando se redujo el tamaño del parterre para la ejecución de las obras del tranvía y de la reurbanización y peatonalización de la Avenida de la Constitución, en el mandato de Alfredo Sánchez Monteseirín.

El proyecto contempla, además, la prolongación de la red subterránea de suministro eléctrico desde la arqueta situada junto al alcorque hasta la confluencia con la calle Fray Ceferino González, con el fin de evitar el tendido aéreo que ocasionalmente se instala a través de la copa del magnolio para atender las necesidades de luz de los distintos eventos que se celebran en el entorno.

Por último, y con objeto de atender las necesidades hídricas del nuevo parterre, se instalará un sistema de riego por goteo en el mismo mediante tubería soterrada de polietileno, conectada a la red de agua existente que discurre por la misma Avenida de la Constitución.

Este proyecto, con un presupuesto de licitación de 18.448,54 euros, cuenta con la preceptiva autorización de la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico de Sevilla, al radicar el magnolio en los entornos de la Catedral y el Archivo General de Indias, inmuebles declarados BIC (Bien de Interés Cultural) y Patrimonio Mundial por la Unesco.

“Este proyecto parte de un análisis exhaustivo sobre el actual estado del magnolio realizado por parte de los técnicos del Servicio de Parques y Jardines que constata la necesidad de actuar para así evitar un deterioro mayor de un ejemplar de gran importancia para el paisaje y el entorno patrimonial en el que se enclava. Por un lado, la ampliación del alcorque permitirá a las raíces ganar más espacio, así como obtener nutrientes a través de nuevas aportaciones de tierra. Por otro, el nuevo seto lo delimitará, evitando así intromisiones en el alcorque. Y, por último, el nuevo sistema de riego por goteo permitirá una constante aportación de agua conforme a las necesidades del árbol”, según ha explicado el delegado de Transición Ecológica y Deportes, David Guevara.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios